Reglamento del ciclismo

Francisco María García · 26 agosto, 2019
La práctica del ciclismo de competición está extendida en todo el mundo. A lo largo de los años de este deporte, se han ido introduciendo normas y conceptos nuevos para una regulación más detallada. Aquí te contamos su reglamento.

El ciclismo es un deporte bastante antiguo que se ha vuelto extraordinariamente popular en el continente europeo y también en algunos países de América. Por ello, no es ninguna sorpresa que muchas personas se interesen por conocer el reglamento del ciclismo para empezar a practicarlo con un mayor grado de profesionalismo.

En este sentido, lo primero que debemos reconocer es que existen diferentes tipos de ciclismo, que se practican al aire libre o en pista cubierta, de forma competitiva o recreativa. Asimismo, cuando hablamos del ciclismo de competición, cada modalidad tiene sus propias reglas vigentes a nivel internacional; se trata de orientar los criterios bajo los que compiten los deportistas.

Reglamento del ciclismo: modalidades y regulación

En líneas generales, todos los estilos de ciclismo pueden ser clasificados en dos grandes grupos: el ciclismo de competición y el ciclismo recreativo. La principal diferencia queda evidente en los propios nombres: uno engloba todas las modalidades que se practican con finalidades competitivas, y el otro se refiere a la práctica del ciclismo con fines de entretenimiento.

Ciclismo de competición: deporte olímpico desde Atenas 1896

El ciclismo de competición comprende diversas modalidades que se practican con diferentes tipos de bicicletas. Dentro de cada modalidad, los deportistas también entrenan y compiten en diversas especialidades.

Desde la primera edición de los Juegos Olímpicos modernos, celebrada en Atenas en 1896, el ciclismo de competición está considerado un deporte olímpico. No obstante, durante varios años solo se disputaban en los JJOO las modalidades en pista y en ruta, ya que las demás se han ido profesionalizando con el paso de los años.

Originalmente, solo los hombres podían participar de esta disciplina a nivel olímpico. Las ciclistas mujeres empezaron a competir recién durante los Juegos de Los Ángeles 1984 (en pista) y de Seúl 1988 (en carretera).

Modalidades actuales

En la actualidad, se reconocen nueve modalidades de ciclismo de competición:

  • Ciclismo en carretera: se compite al aire libre, generalmente sobre asfalto, aunque también pueda incluir tramos en otras superficies. En esta modalidad se celebran los más prestigiosos eventos del ciclismo internacional, como el Tour de Francia, la Vuelta a España y el Giro de Italia.
Los deportes individuales como el ciclismo demandan una alta dosis de concentración.

  • Ciclismo en pista: se practica dentro de un estadio cerrado, conocido como velódromo (imagen de portada), utilizando bicicletas de carretera modificadas para pista. Dentro de esta modalidad, se disputan al menos 10 tipos de pruebas, tanto individuales como en equipos.
  • Ciclismo de montaña: comprende cuatro estilos de competición celebrados al aire libre, en superficies naturales. Son estos: cross country, four cross (4X), downhill (descenso) y maratón.
El reglamento de ciclismo comprende también a las modalidades de montaña.

  • Ciclocross: consiste en realizar un determinado número de vueltas en un circuito que alterna tramos en diferentes superficies, como asfalto y prados, con numerosos obstáculos (naturales o artificiales).
Joven compitiendo en una carrera de ciclocross.

  • Ciclismo en sala: comprende el ciclismo artístico y el ciclobol (una modalidad inspirada en el fútbol y adaptada a las bicicletas).
  • Trial: está inspirado en los tradicionales triales de motocicletas y comprende diferentes categorías, según las pulgadas de las ruedas de las bicicletas.
El reglamento de ciclismo incluye modalidades como los trials.
Imagen: tutorialspoint.com
  • Ciclismo BMX: comprende dos estilos: el primero es el BMX Race, que consiste en una carrera con curvas y obstáculos. El segundo es el Freestyle, una competición de trucos y posiciones realizadas con la bicicleta de BMX de aro 20, pudiendo ser urbano o en rampa.
Chico realizando una prueba de BMX.

Reglamento del turismo de competición

La Unión Ciclista Internacional (UCI) es el organismo gobernante mundial responsable por regular el ciclismo de competición; también se encarga de certificar que se aplique el reglamento del ciclismo en los eventos internacionales de las diferentes modalidades. De igual modo, representa al ciclismo como deporte ante el Comité Olímpico Internacional (COI).

Alineada con el reglamento del ciclismo establecido por la UCI, la RFEC (Real Federación Española de Ciclismo) es responsable por el cumplimiento de las reglas para la práctica de cada modalidad del ciclismo de competición en España. También se encarga de la organización de competiciones oficiales de carácter nacional o autonómico.

A nivel internacional, la RFEC se encarga de representar a España ante la UCI y la UEC (Unión Europea del Ciclismo) en todas las actividades deportivas de carácter internacional que se celebren dentro del territorio español y también en el exterior.

Siguiendo con las funciones de la Federación Española de Ciclismo, es su competencia elegir los deportistas que representarán al país de forma individual o en grupos.

Por último, se le atribuye la importantísima responsabilidad de garantizar que el ciclismo se practique de forma segura y ética. Por lo tanto, debe prevenir, identificar y proceder correctamente ante casos de dopaje, responder por la seguridad vial de los ciclistas y fomentar el ciclismo de base en el país.

  • Web oficial Federación Española de Ciclismo. Extraído de: https://rfec.com/index.php/es/smartweb/seccion/seccion/rfec/home
  • Web oficial Unión Ciclista Internacional (UCI). Extraído de: https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=https://www.uci.org/&prev=search
  • Web oficial Unión Europea del ciclismo. Extraído de: https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.uec.ch/&prev=search