Cardio en ayunas ¿será bueno?

Oscar Dorado · 8 octubre, 2018
Si sueles salir a correr por las mañanas sin ningún alimento en el estómago, este artículo es ideal para ti. A continuación, te contamos cómo afecta el hecho de hacer el cardio en ayunas. ¡Toma nota!

Muchas personas se preguntan si realizar el cardio en ayunas puede mejorar los resultados y aumentar la pérdida de grasa. De hecho, hay algunos deportistas que consideran que llevar a cabo el cardio con el estómago vacío es una buena opción.

Ciertamente, debes saber que el glucógeno, un carbohidrato almacenado, a menudo se agota por la mañana después de pasar la noche sin comer.

Esto provoca que el cuerpo pueda quemar un mayor porcentaje de grasa trabajando en ayunas, ya que su almacenamiento de carbohidratos no está disponible. Aunque en la mayoría de casos, no agotas completamente las reservas de glucógeno mientras duermes, lo que te permite quemar grasa de manera segura.

Comparación de las máquinas de cardio.

Sin embargo, debes ir con cuidado ya que si bien es cierto que estas reservas de glucógeno pueden ayudarte a quemar más grasa, si se agotan por completo, puede ser muy negativo para tu cuerpo e incluso agotar el músculo para obtener energía. En ningún caso debe suceder, ya que el músculo es lo que de definición, forma y tono.

Además, a medida que se agotan las reservas de glucógeno en los músculos y el hígado, y el nivel de glucosa en la sangre comienza a disminuir. Esto puede producir fatiga, falta de coordinación, mareo y dificultades de concentración.

Por el contrario, un exceso de comida antes del entrenamiento puede ser negativo, ya que esto provoca que una parte de la sangre se desvíe de los músculos que trabajan hacia el sistema digestivo para ayudar a procesar los alimentos. Teniendo en cuenta que la sangre es el sistema de suministro de oxígeno de tu cuerpo, esto significa que existe una alta probabilidad que haya menos oxígeno disponible para tu cuerpo, lo que puede reducir la capacidad de quemar grasa haciendo ejercicio.

¿Es bueno hacer el cardio en ayunas?

Sin ninguna duda, muchos deportistas se preguntan si los ejercicios cardiovasculares con el estómago vacío pueden acelerar la pérdida de grasa. Algunos creen que el cardio en ayunas es más eficaz para quemar grasa, mientras que otros consideran que puede disminuir el rendimiento y limitar la pérdida de grasa.

Antes de conocer la respuesta, es importante interpretar la importancia que tienen los alimentos en las sesiones de cardio. Por ejemplo, los carbohidratos son la fuente preferida de combustible para aportar la energía que el cuerpo necesita, mientras que las proteínas se utilizan para el crecimiento y la reparación muscular.

Es necesario hacer cardio en nuestra rutina de ejercicio físico.

Ten en cuenta que el cuerpo convierte los carbohidratos en glucosa, que el cuerpo traduce en energía. Durante el ejercicio, tu organismo recurre al glucógeno almacenado como combustible cuando no hay glucosa disponible.

Así que te recomendamos experimentar para ver que le sienta mejor a tu cuerpo. Si observas que los resultados son buenos trabajando con el estómago vacío, sigue así. Aunque debes asegurarte de ingerir proteínas y carbohidratos poco después de que hayas terminado.

Haz lo que mejor funcione para tus entrenamientos

El hecho de hacer el cardio en ayunas provoca que el suministro de glucógeno sea bajo, ya que no no entra nada en el estómago desde la noche anterior. Sin suficiente glucógeno, el cuerpo comienza a quemar grasa más pronto. De hecho, algunos estudios demuestran que el cardio en ayunas provoca que los deportistas quemen un 20% más de grasa corporal, en comparación con aquellos que desayunaron antes del entrenamiento.

Aunque lo cierto es que esto solo ocurre en niveles muy bajos de intensidad de entrenamiento. Durante los niveles de intensidad moderada a alta, el cuerpo continúa descomponiendo significativamente más grasa en ayunas en comparación con después de haber comido. Sin embargo, otra investigación ha demostrado que las mujeres pierden casi la misma cantidad de peso corporal con una hora de cardio de intensidad moderada, independientemente de si ayunan o no.

Finalmente, te recomendamos que si deseas comer alimentos antes del cardio lo ideal es comida ligera, como pueden ser manzanas, plátanos o nueces. Opta por alimentos fáciles de digerir e ideales para obtener la energía necesaria para tu entrenamiento. De todos modos, nunca debes sentirte presionado a hacer el cardio en ayunas simplemente porque quieras acelerar los resultados.

Por el contrario, si llevas a cabo tus sesiones de cardio y te sientes totalmente agotado después de unos pocos minutos, posiblemente no sea el enfoque más adecuado para ti. No olvides que, por lo general, si tus entrenamientos son largos, intensos e incluyen intervalos de alta intensidad o pesos pesados, es una buena idea alimentarse antes de las sesiones.