5 cosas que necesitas para hacerte un adicto de la bicicleta

Hay muchos motivos para hacerte un adicto a la bicicleta, desde evitar el tráfico, dar paseos para combatir el estrés o hacer algo de ejercicio saludable a diario, es el momento de descubrir la tuya

Cada vez hay más adeptos al ciclismo de todo tipo y esto se debe a los grandiosos beneficios de este deporte. No necesitas demasiado para hacerte un adicto de la bicicleta… ¡En pocos días amarás hacer ejercicio en dos ruedas!

¿Por qué hacerte un adicto a la bicicleta?

Son muchas las razones por las cuales merece la pena comenzar a andar en bici, no solo como deporte, sino también como estilo de vida. Puedes usar este medio de transporte para ir al trabajo o a la Universidad y dejar de lado el coche o el metro. Algunas de las bondades de ser un adicto a la bicicleta son:

1. Ecología y presupuesto

Cómo hacerte un adicto de la bicicleta.

Si quieres contribuir para que el planeta esté más limpio… ¡ve a todos lados en bicicleta! Este  transporte no emite dióxido de carbono a la atmósfera. Aquellas ciudades -como por ejemplo Ámsterdam- cuyos habitantes utilizan la bici para realizar sus actividades, suelen ser más conscientes con el medio ambiente y la ecología.

Además es mucho más barato que usar el coche o el metro: nada de aparcamientos, multas, peajes, gasolina o boletos. ¡Ni tampoco horas punta! Ir en bicicleta te permite conocer nuevos lugares, estar al aire libre al menos un rato al día (ideal si trabajas en una oficina varias horas) y no depender de otros para cumplir con tus obligaciones.

2. Ejercicio asegurado

Cómo hacerte un adicto de la bicicleta.

Muchas personas dicen que no tienen tiempo para hacer ejercicio, sin embargo, siempre es posible encontrar el espacio para entrenar. ¿Qué te parece transportarte en bici? Al trabajo, a la universidad, a la casa de tus amigos, al supermercado… Sin darte cuenta estarás haciendo deporte y disfrutando de múltiples beneficios.

Incluso si no te gusta ir al gimnasio, si te aburre la rutina o no encuentras una disciplina deportiva que te encante, puedes usar la bicicleta para ejercitar ‘de manera informal’ por llamarlo de alguna manera.

3.  Salud de hierro

Se trata de uno de los ejercicios más saludables que existen y lo mejor de todo es que se puede realizar en todo momento y (casi) lugar. Uno de los sistemas del cuerpo que más se benefician de la bici es el cardiovascular, ya que se reduce en hasta un 50% el riesgo de padecer ataques al corazón.

Además como la sangre se purifica gracias al oxígeno que ingresa al organismo habrá otras ‘mejoras’ entre ellas, reducción del colesterol, mayor resistencia, menos grasa en el cuerpo y vasos sanguíneos más flexibles y sanos. No importa la edad que tengas, siempre puedes empezar con unas pequeñas vueltas a la manzana.

Y no solo eso, ya que además andar en bicicleta es bueno para tu espalda y tus rodillas, muy perjudicadas por el sedentarismo y las malas posturas.

4. Tardes de familia

Los paseos en familia son de las actividades favoritas de un adicto de la bicicleta.

La bicicleta no sabe de edades, es tan divertida a los 10 como a los 60 años… además de hacerte un adicto de la bicicleta puedes inculcar esa pasión a los demás miembros de tu familia. ¿Hay algo más divertido y gratificante que salir de paseo con tus hijos, cada uno en su propia bici?

Planifica las próximas vacaciones de forma tal que estén disponibles los paseos en dos ruedas por diferentes escenarios (montaña, bosque, playa, etc) y al regresar a la ciudad continua con la rutina; siempre se pueden encontrar circuitos urbanos para todas las edades y disfrutar de los fines de semana.

5. Adiós al estrés

Cómo hacerte un adicto de la bicicleta.

No hay nada mejor que salir a andar en bici para olvidarnos de los problemas. Cuando el cerebro se oxigena gracias al ejercicio y además prestamos atención al entorno que nos rodea, es menos probable que suframos depresión, ansiedad o estrés.

Se recomienda que el paseo sea al aire libre, si es en un parque rodeado de naturaleza, mucho mejor. Aunque hacer bicicleta fija en el gimnasio también tiene sus ventajas: nuestro cuerpo libera endorfinas -la hormona de la felicidad- cuando pedaleamos. Solo es cuestión de poner un poco de voluntad, aún en los días más grises de nuestra vida.

Te puede gustar