¿Las bicicletas reclinadas proporcionan entrenamientos efectivos?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 28 febrero, 2019
Oriana Noguera · 28 febrero, 2019
Al ver una bicicleta reclinada, todo el mundo piensa que su uso debe ser más fácil y cómodo que el de una convencional. ¿Es esto verdaderamente así?

Las bicicletas reclinadas tienen muchos puntos a favor; sin embargo, hay algunos detalles que no las hacen tan efectivas como aparentan. ¡Sigue leyendo y descubre qué tan beneficiosos son los entrenamientos con bicicletas reclinadas!

Las bicicletas reclinadas son un tipo de vehículo en el que el deportista se encuentra en una posición más cómoda; suelen ser rápidas en superficies planas, pero algo lentas en subidas debido a que tienen mayor peso que una bicicleta común.

A pesar de que las bicicletas reclinadas no formen parte de los juegos olímpicos, de igual forma se hacen competiciones con ellas. Incluso varios ciclistas han marcado nuevos récords con las bicicletas reclinadas; desafortunadamente no fueron reconocidos por la UCI (Unión Ciclista Internacional).

Entrenamientos efectivos con bicicletas reclinadas

Ahora bien, los gimnasios han implementado bicicletas reclinadas estáticas, y a su vez varias personas han reemplazado sus bicicletas comunes por las de este tipo.

Está claro que las bicicletas reclinadas proveen una posición agradable y son más veloces, pero ¿de verdad proporcionan entrenamientos efectivos? A continuación, evaluamos los pros y los contras de entrenar con una bicicleta reclinada:

Ventajas

  • Comodidad: Algunas personas se quejan de dolores de espalda baja, cuello, espalda y brazos luego de usar una bicicleta común, lo cual no sucede con las bicicletas reclinadas. Se debe a que están hechas para conservar una postura relajada y sin mucho esfuerzo. Por lo tanto, las bicicletas reclinadas se convierten en una buena opción para personas mayores o deportistas que quieran ejercitar las piernas sin poner tensión en el tren superior para evitar dolores de muñeca y tensión muscular.
  • Visión: El campo de visión de una bicicleta reclinada es amplio y extenso. De esta manera, es un poco más segura que una bicicleta normal, debido a que puedes observar tu entorno sin ningún inconveniente.
¿De verdad las bicicletas reclinadas proporcionan entrenamientos efectivos?

  • Velocidad: Las bicicletas reclinadas son más rápidas en bajadas o superficies planas. Además, el hecho de que el cuerpo esté en una posición cómoda garantiza un mejor desempeño en el pedaleo.
  • Menos frío y menos calor: Un pequeño problema de las bicicletas convencionales es que, durante el verano, tiende a ser un poco molesto salir en bicicleta, en vista de que el sol afecta todo el cuerpo. Con la bicicleta reclinada, la espalda está completamente protegida, lo que también es una ventaja cuando hace frío.

Desventajas

  • Incomodidad para mirar hacia atrás: El asiento de una bicicleta reclinada es sumamente agradable al cuerpo, pero la postura complica la posibilidad de mirar hacia atrás. Este es un factor importante para las personas que salen a calles concurridas con bicicletas reclinadas.
  • Peso: Las bicicletas reclinadas son mucho más pesadas que las bicicletas convencionales. Se debe a que el asiento y la estructura tienden a ser grandes y espaciosos. Asimismo, el hecho de tener un mayor peso imposibilita subir cuesta arriba.
  • Empleo diferente de los músculos: La postura que se adopta ocasiona que los músculos tarden en asimilar la actividad física. También las piernas están propensas a sufrir tendinitis, dado que soportan una mayor carga.
  • Manejo: Andar en una bicicleta reclinada es un poco más difícil que manipular una bicicleta común y corriente. El equilibrio, las curvas u otras maniobras se vuelven difíciles. Parte de esto se debe a que no hay un balance del cuerpo completo, sino una mayor participación del tren inferior.

¿Qué se ejercita con una bicicleta reclinada?

A través de la bicicleta reclinada, se entrena toda la parte inferior del cuerpo. Es una gran alternativa para hacer ejercicio cardiovascular de bajo impacto; se puede poner en práctica recorriendo distancias cortas o largas, o bien utilizando una bicicleta reclinada estática.

La bicicleta reclinada tiene sus pros y contras.
Imagen: icebike.org

Las bicicletas reclinadas aparentan ser inofensivas y poco demandantes, pero en realidad son exigentes con los músculos de las piernas; esto promueve el desarrollo muscular y el flujo de sangre. Del mismo modo, este vehículo funciona para terapias de rehabilitación deportivas.

Tomando en consideración las ventajas y desventajas de las bicicletas reclinadas, retomamos la pregunta del millón: ¿de veras proporcionan entrenamientos efectivos? La respuesta es relativa, ya que las bicicletas reclinadas sí pueden facilitar entrenamientos efectivos, pero también poseen sus desventajas.

Es verdad que las podemos usar para entrenar con mayor comodidad o incluso para añadir velocidad a los recorridos, pero debemos prestar atención a que su uso no desemboque en lesiones. Además, claro, la seguridad al andar también es un aspecto fundamental.

Ya lo sabes: si quieres enfocarte en tener un entrenamiento efectivo para tus piernas y descansar un poco el tren superior, entonces ¡anímate a entrenar con la bicicleta reclinada!