Ejercicios de cardio sin máquinas y sin salir de tu casa

Francisco María García · 22 noviembre, 2018
Conoce la mejor manera de conseguir hacer cardio en casa, una forma fácil y cómoda de evitar el gimnasio sin renunciar al deporte y sus beneficios

Todos sabemos que hacer ejercicio es una parte fundamental en una vida saludable. Dentro del entrenamiento, los ejercicios de cardio son muy importantes si buscamos bajar de peso, perder grasa y mantener una buena salud cardiovascular. No ir al gimnasio no es excusa para entrenar, ya que… ¡Podemos hacer cardio sin máquinas en casa!

Aunque son claros los beneficios del deporte, no todas las personas pueden ir a un gimnasio. Algunas no lo hacen por falta de tiempo, otras porque es muy costoso y otras simplemente porque no les gusta. Tampoco resulta siempre sencillo tener máquinas en casa: se requiere mucho espacio y suelen ser costosas.

Pero nada de esto es un impedimento para mantenerse saludable y en buena forma. Por suerte existen muchos ejercicios de cardio que se pueden hacer sin máquinas y sin salir de casa. A continuación, veremos algunos ejemplos, para elegir el que más se adapte a nuestras condiciones y circunstancias.

Los ejercicios de la infancia

Un juego clásico de la infancia es en realidad uno de los ejercicios de cardio más completos. Se trata de saltar la cuerda; con este ejercicio se mejora la resistencia física, la coordinación y el equilibrio. Sin embargo, puede que no nos resulte tan fácil como en aquella época.

Lo más recomendable con las rutinas de ejercicios de cardio es empezar poco a poco. Lo aconsejable es iniciar con series de 25 saltos y tratar de llegar progresivamente a los 100.

Los saltos de tijera también solían ser un clásico en las clases de gimnasia del colegio. Consisten en saltar abriendo las piernas mientras se suben los brazos. Realizar este ejercicio no suele ser tan difícil; lo ideal es hacer cuatro series de 25.

Rutina para hacer ejercicio en casa.

Sentadillas: una excelente forma de hacer cardio sin máquinas

Las sentadillas son un ejercicio muy completo, ya que involucra a varios grupos de músculos y además, ayuda a fortalecer el corazón corazón y mejorar la postura.

Para este ejercicio hay que separar las piernas, con los dedos de los pies hacia afuera y manteniendo la espalda lo más recta posible, se debe flexionar las rodillas a medida que vamos bajando, hasta formar un ángulo de 90 grados entre los muslos y el piso.

Para realizar correctamente las sentadillas debemos sacar la cadera hacia atrás lo más posible. También es necesario evitar que las rodillas no sobrepasen las puntas de los pies.

Hacer las sentadillas correctamente.

Después de cada flexión hay que volver a la posición inicial y realizar tres o cuatro series de 15 repeticiones, en función de la resistencia de cada uno. Con la práctica podremos aumentar el número de repeticiones.

Flexiones avanzadas

Las flexiones implican un trabajo muy intenso. Este ejercicio, además de ser una excelente manera de hacer cardio sin máquinas, exige el esfuerzo de varios grupos de musculares.

Para hacer flexiones se debe empezar de pie, luego agacharse, poner las manos en el suelo y estirar las piernas. A continuación, se flexionan los brazos hasta que el pecho se encuentre lo más cercano posible al suelo.

Después hay que elevar el cuerpo nuevamente estirando los brazos, llevar las piernas al frente y levantarse con un salto. Se puede empezar con pocas repeticiones y tener como meta realizar entre 10 y 15 flexiones.

Calentamiento y estiramiento: dos pasos fundamentales para evitar lesiones

Para evitar posibles lesiones al hacer ejercicios de cardio sin máquinas en casa, es indispensable realizar un calentamiento previo. Este elevará la temperatura de la sangre, de las articulaciones y de los músculos. También permitirá que el músculo alcance la temperatura adecuada para realizar el ejercicio, lo que se notará en el rendimiento.

Finalmente, una vez terminada la rutina de ejercicios, también es necesario llevar al cuerpo otra vez a la calma. Para ello se deben realizar estiramientos a través de movimientos suaves, tanto en las extremidades superiores como inferiores.

Con estos estiramientos conseguiremos que las fibras de los músculos regresen a su estado normal. Si se presenta algún dolor o molestia sin causa aparente después del ejercicio, es aconsejable consultar a un médico.

La mejor hora para realizar la rutina de cardio en casa es durante la mañana. A estas horas se potenciarán los beneficios del ejercicio, ya que el metabolismo es más rápido. Aunque lo ideal es integrar las rutinas de cardio según los condicionantes horarios de cada persona, en un momento que sea cómodo para ello.