¿Es efectivo el ejercicio aeróbico para perder peso?

Pilar · 16 noviembre, 2018
Conoce cuáles son los beneficios reales del ejercicio aeróbico para la pérdida de peso y las consideraciones que debemos de tomar si buscamos esta meta

Si quieres desprenderte de esos kilos de más debes saber que el ejercicio es fundamental. Si no realizas ninguna actividad física de forma habitual quizá sea demasiado agotador optar por ejercicios de tipos anaeróbico, porque implican una mayor resistencia física. Pero, ¿el ejercicio aeróbico es efectivo para perder peso?

Sigue leyendo y te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de ejercicios y su efectividad en la pérdida de peso. Además, te proporcionamos una serie de consejos para que alcanzar tu peso ideal sea una tarea más sencilla.

¿En qué consiste el ejercicio aeróbico?

De una forma muy básica el ejercicio aeróbico se puede definir como aquel que no requiere demasiada intensidad y que se realiza durante un periodo de tiempo prolongado. Algunos ejemplos de este tipo de ejercicio serían el ciclismo, salir a correr o nadar.

Lista de errores más comunes al nadar

Este tipo de esfuerzo es el contrario al anaeróbico, que se realiza durante periodos muy breves y demanda un gran esfuerzo. El levantamiento de pesas o las carreras de velocidad serían algunos ejemplos. Con este tipo de ejercicio se logra aumentar la masa muscular, la fuerza y la resistencia.

Ahora que ya conoces las dos modalidades que puedes realizar, vamos a analizar la eficacia del ejercicio aeróbico en el proceso de pérdida de peso. Conocer los beneficios de cada tipo de ejercicio es fundamental para lograr las metas que nos proponemos y alcanzar los objetivos de forma eficaz.

¿Es eficaz para perder peso?

El ejercicio aeróbico, además de ser eficaz para la pérdida de peso es el más recomendado, sobretodo en las primeras fases del proceso. Esto es debido a que el ejercicio aeróbico utiliza como principal fuente de consumo las grasas acumuladas en el organismo, justamente lo que quieren perder aquellas personas que desean adelgazar.

Tal y como hemos comentado, el ejercicio anaeróbico da como resultado el aumento de la masa muscular y por el momento ese no es el objetivo. Lo adecuado es perder el exceso de grasa y posteriormente, en una segunda etapa de la dieta aumentar el músculo.

¿Por qué elegir solo un tipo de ejercicio?

Tal y como hemos explicado, en función del esfuerzo realizado y de la duración se clasifican en dos tipos de ejercicios. Esto no quiere decir que uno sea mejor que el otro o que si optamos por uno de los dos tengamos que dejar el otro de lado. Ambos tipos son perfectamente compatibles y de hecho, se recomienda que se combinen los dos para obtener mejores resultados.

No te limites a un tipo de ejercicio y ve poco a poco incluyendo el otro en tus rutinas. Si no haces deporte de forma habitual lo recomendable es que comiences por los ejercicios aeróbicos para adquirir resistencia. Una vez que tu forma física haya mejorado puedes incorporar poco a poco los de tipo anaeróbico.

Un ejemplo de esta práctica es correr al trote dos veces por semana. Comprobarás como cada vez recorres sin fatigarte una distancia mayor. Después de unas semanas puedes comenzar a hacer pequeños tramos al sprint, parar y recuperar el trote. Estas combinaciones entre ejercicio aeróbico y anaeróbico te ayudarán a conseguir tus objetivos en un tiempo menor y de una forma más eficaz.

Las mejores horas para salir a correr en verano.

La importancia de la alimentación

Si deseas perder peso debes tener presente que la alimentación y el ejercicio físico van de la mano y que no puedes dejar de lado ninguno de los dos si quieres conseguir tu objetivo y mantenerlo en el tiempo. En este caso hemos hablado del ejercicio físico y de la adecuación de ciertos ejercicios para perder peso, pero eso no quiere decir que la alimentación quede en un segundo plano.

Recuerda tomar los alimentos más apropiados, tanto antes como después de realizar las sesiones de ejercicio para aprovechar al máximo el esfuerzo realizado. Además, debes reducir la ingesta de grasas y de bebidas azucaradas.

Después del análisis que hemos realizado queda totalmente claro que el ejercicio aeróbico es eficaz en la pérdida de peso. Además, no tienes porqué limitarte a un solo tipo de ejercicio, sino que puedes combinarlo con los de tipo anaeróbico. Las opciones son tantas que es imposibles que caigas en la monotonía de la rutina. Por último, ten presente que la alimentación es un pilar fundamental en la pérdida de peso.