Ironman, reto físico y mental para deportistas: ¿estás preparado?

21 febrero, 2018
Integrar tres disciplinas deportivas en un triatlón Ironman, es sin duda, una de las experiencias más emocionantes que puede vivir un atleta, pero esto requiere de gran dedicación, esfuerzo, equilibrio y hábitos de entrenamiento que te llevarán al límite

En las últimas décadas se ha popularizado entre los atletas, en ocasiones con fines solidarios, lo que se conoce como Ironman. Estas exigencias físicas extremas se evidencian en un triatlón que combina tres grandes pruebas: natación, maratón y ciclismo.

Sin duda, es la prueba más dura debido a que se debe realizar en un máximo de 17 horas. Aprende a continuación los aspectos más resaltantes de la prueba más fuerte del mundo, y determina si estás preparado para este gran reto.

¿Qué es un Ironman?

Ironman.

Para quien no conoce de deportes, Ironman es la prueba más exigente del atletismo. Está compuesta por 3,85 kilómetros de nado, 180 kilómetros de ciclismo y 42,2 kilómetros de carrera o maratón. Los tres deportes se realizan de forma consecutiva, uno seguido del otro en un espacio de tiempo máximo de 17 horas.

Características de un Ironman

Algunas características de esta prueba se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Se origino en Hawái cuando el Infante de Marina John Collins propuso la combinación de las tres pruebas para medir la destreza de los atletas.
  • El tiempo promedio que dura un atleta en esta experiencia está entre 12 y 13 horas.
  • Se lleva a cabo todos los años en Hawái, sin embargo, hay series clasificatorias en varias partes del mundo reguladas por la Corporación Mundial de Triatlón.
  • Es imprescindible realizar entrenamientos con gran disciplina para hacer frente a esta dura prueba.

¿En qué consiste la prueba Ironman?

Esta prueba empieza a las 7 de la mañana, dando la orden de salida para que los atletas entren al agua y realicen el recorrido. En este segmento hay que enfrentar 3,85 kilómetros, evadiendo patadas y golpes. Una vez finalizado, comienza el recorrido de 180 km en bicicleta por terrenos con desniveles en aproximadamente 1.300 metros. Es un rodaje en solitario con una duración entre 6 y 7 horas.

El desafío termina con una maratón de 4 vueltas a un circuito de 10, 5 km. Este segmento por lo general dura un poco más de 4 horas, y es la sección con mayor número de abandono por parte de los atletas.

Preparación para un Ironman

Prepararse para un triatlón, especialmente un Iroman, implica una capacitación física y mental de alta intensidad. Por tal razón, es indispensable un entrenamiento a largo plazo, unas 24 semanas llenas de horarios y restricciones que te lleven a dar lo mejor de ti. Además, recuerda visitar a tu doctor de confianza para una revisión que indique el estado de tu salud en general.

Los aspectos más sobresalientes en el entrenamiento para esta prueba pueden ser:

  • Planificar un entrenamiento global con las tres disciplinas, de esta manera con una cantidad de horas reducidas se obtienen mayores ventajas y menos desgaste físico.
  • Evaluar el aumento del volumen e intensidad, así como también el descanso para aprovechar la preparación contigua.
  • Enfocar la natación desde un punto de vista que tome en cuenta la técnica por encima del volumen. Se recomienda practicar sesiones cortas que vayan incrementando la intensidad y perfeccionando la técnica.
  • Descansar lo suficiente, acción que ayudará en la recuperación del cuerpo, potenciando el rendimiento al máximo.
  • Trabajar en base a metas realistas. Puedes empezar por triatlones sencillos antes de lanzarte al Ironman. De esta manera, pruebas las técnicas, el calentamiento, la presión mental, hidratación y alimentación.
Natación vs running, ¿cuál de los dos es mejor?

También, piensa en entrenar acompañado de familiares o amigos atletas que deseen ingresar al mundo del triatlón. Otra alternativa es buscar un entrenador especializado que te ayude en la orientación hacia los diferentes objetivos propuestos.

3 claves para entrenar y llegar a ser un Ironman

En base a los comentarios hechos por triatletas, las tres claves para lograr un entrenamiento digno de un Ironman son:

Adaptación

El desgaste físico que supone este gran entrenamiento supone adaptarse a todas las intensidades para evitar las lesiones. Además, implica ser flexible y razonable con los ejercicios que se deben realizar para una adecuada preparación.

Equilibrio

Prepararse para un Ironman requiere de aprender a equilibrar las debilidades y fortalezas para lograr el máximo nivel. También, es necesario aprender a reconocer las limitaciones, tanto emocionales como físicas para superarlas y obtener el mejor resultado.

Constancia

La constancia es el pilar de todos los ejercicios que conllevan un esfuerzo físico. Implica aprender a organizar los deberes, entrenamientos, prioridades, y así lograr el éxito.

En resumen, un Ironman no son tres deportes, sino tres disciplinas que conforman un deporte. Exige esfuerzo, dedicación, desgaste físico, mental y emocional que generan gran satisfacción al realizarlo. ¿Estás preparado?

Te puede gustar