Los beneficios del ejercicio aeróbico

Yamila Papa Pintor 5 abril, 2018
Repasamos los múltiples beneficios de practicar ejercicio aeróbico, que además de ayudarnos a desestresarnos, puede incluso mejorar la salud de nuestro corazón

Llamado popularmente ‘cardio’ es necesario para mejorar la función cardiorespiratoria y permitir la quema de grasas. En este artículo te contaremos cuáles son los beneficios del ejercicio aeróbico, el cual debe ser realizado sin importar cuál sea nuestro objetivo.

Qué es el ejercicio aeróbico

Antes que nada sería bueno definir este tipo de ejercicio, el cual -a diferencia del anaeróbico– no aumenta la masa muscular. Sin embargo, aquellas personas cuyo interés reside en tener más músculos (o que estén más marcados) también deberían practicarlo.

Esto se debe a que los ejercicios aeróbicos sirven para conseguir mayor resistencia. De esta manera, el cuerpo tendrá más oxígeno y energía para levantar pesas.

Los ejercicios aeróbicos pueden dividirse según su intensidad y para saber cuál estamos realizando primero debemos identificar nuestras pulsaciones por minuto (RPM). El cálculo es muy fácil: debes restar tu edad a 220 si eres hombre o 210 si eres mujer. Por ejemplo en un hombre de 30 años sus pulsaciones normales son 180 por minuto. En una mujer de 45 años, 165.

En base a esos parámetros es que encontramos tres tipos de ejercicios aeróbicos: suaves (no superan el 60% de las RPM), moderadas (entre el 60 y el 75%) y fuertes (entre el 75 y el 85%). Aunque se crea lo contrario, los resultados y beneficios son mejores cuando se realizan rutinas moderadas.

Algunas de las disciplinas o rutinas que podemos encontrar dentro de los ejercicios aeróbicos son nadar, remar, andar en bicicleta, esquiar, escalar, subir escaleras, bailar, correr, jugar al tenis, hacer squash o practicar HIIT.

Beneficios del ejercicio aeróbico

Chicas haciendo ejercicio con bosu.

Entre los efectos positivos para el organismo del ejercicio aeróbico podemos destacar los siguientes, aunque por supuesto hay muchos más:

1. Mejora la salud del corazón

Cuando una persona realiza este tipo de ejercicio, todo su cuerpo se beneficia; sin embargo el órgano que disfruta de mayores ventajas es el corazón y por supuesto al sistema circulatorio en general.

Al ejercitar de forma moderada conseguimos que más oxígeno ingrese a nuestras venas y la sangre pueda circular sin problemas. Los latidos del corazón serán más fuertes y tendremos mayor resistencia para cualquier actividad, dentro o fuera del gimnasio. Además nuestra presión arterial se equilibrará.

2. Quema grasas

Este es el motivo por el cual las personas que desean bajar de peso realizan ejercicio aeróbico: tiene la capacidad para eliminar las grasa que se acumulan en diferentes partes del cuerpo. Según la rutina o la disciplina que realicemos, podremos reducir tallas y kilos más fácilmente, aunque por supuesto que para ello debemos comer mejor y dejar de lado algunos hábitos perjudiciales.

3. Nos aporta felicidad

Chicas riendo después de hacer ejercicio.

Aunque pueda parecer extraño, otro de los beneficios del ejercicio aeróbico es que al terminar la rutina estamos de mejor humor. ¿Por qué? Porque nuestro cuerpo libera ciertas hormonas como la oxitocina, la cual nos pone felices. Ideal para después de un día agotador en la oficina.

4. Reduce el colesterol

Debido a que mantiene las arterias limpias de grasa, los ejercicios de este tipo tienen la capacidad para incrementar el colesterol ‘bueno’ o HDL y bajar el ‘malo’ o LDL. Para ello es fundamental también llevar una dieta saludable.

5. Controla el azúcar en sangre

Otro de los beneficios del ejercicio aeróbico relacionado con la circulación sanguínea. Las personas que padecen diabetes del tipo II reducen los picos de glucosa gracias a una rutina que incluya cardio.

6. Evita enfermedades virales

El ejercicio de este tipo también tiene efectos positivos sobre nuestro sistema inmunitario; por lo tanto, practicarlo en cualquier época del año -pero sobre todo en invierno– es el mejor remedio contra enfermedades virales como el resfriado.

7. Fortalece huesos y flexibiliza músculos

A cualquier edad podemos realizar ejercicio aeróbico y disfrutar de sus beneficios, aunque después de los 45 años es más que necesario. Esto se debe a que permite una mayor absorción de calcio para evitar fracturas y que ayuda a tener más flexibilidad en los músculos.

Te puede gustar