Animal flow, el innovador recurso fitness

Rubén Guzmán · 24 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Rubén Guzmán el 21 mayo, 2019
La industria del fitness cada día es mas preciada para la sociedad actual y constantemente surgen nuevas modalidades. Algunas de ellas poseen un nivel de creatividad y funcionalidad maravilloso, como es el caso del animal flow.

Cualquier modalidad del fitness puede llevarnos a la excelencia física, siempre y cuando las realicemos de forma correcta. Esto implica escoger las cargas adecuadas, la intensidad y duración de la actividad con respecto a nuestra condición física. Sin embargo, el ejercicio también puede ser imaginación, libertad y danza, como con el animal flow.

El retorno a lo salvaje y a la libertad de acción

Aunque lo ideal es aportar a nuestros entrenamientos metodologías variadas para estimular todas sus facultades o cualidades, muchos practicantes han preferido dejar a un lado los ejercicios analíticos para centrarse en la naturalidad del movimiento humano y los esfuerzos que procesa rutinariamente. Es decir, tienden a lo funcional y multiarticular.

La actividad analizada hoy, el animal flow, posee unas características con un nivel de innovación asombroso. En primer lugar, acumula cada día más practicantes desde sus orígenes en 2010. Muchos seguidores del fitness buscan nuevas experiencias que activen sus inquietudes mentales y las encuentran en esta disciplina. Sus características son las siguientes:

¿Evolución del break dance o la capoeira?

Aun no hay una aclaración total sobre si el break dance se puede considerar deporte o arte acrobática. Más allá de esto, el animal flow posee un dinamismo con cierta semejanza al baile típico de dicha cultura hip-hop.

Incluso también guarda cierto vínculo con la capoeira, un arte marcial surgido entre los esclavos africanos en Brasil con connotaciones de baile coreográfico.

El animal que llevamos dentro

Para practicar animal flow, solo necesitamos un espacio libre de objetos, liberarnos de todo pensamiento y fluir, predominantemente desde la cuadrupedia.

La idea es crear posturas con movimientos e ir desde lo estático a lo dinámico, con sus correspondientes transiciones. Todo esto se hace imitando posturas de animales y, por supuesto, haciendo sentir al practicante como un ser salvaje y libre.

Los movimientos con la carga del propio peso corporal permiten fortalecer los músculos y huesos.
Imagen: Facebook Animal Flow.

Nada de aparatos, el animal flow solo exige mover el cuerpo

En el mundo del entrenamiento, se conoce como autocarga a la propia resistencia que se ejercen sobre ciertas zonas del cuerpo ante diversas posiciones corporales. El animal flow no precisa de implementos deportivos, solo la propia imaginación y cierta sintonía en los movimientos para evitar lesiones y mejorar la propiocepción.

El animal flow promueve múltiples mejoras físicas y mentales

Las principales consecuencias positivas del animal flow sobre el cuerpo de los deportistas que lo practican son las siguientes:

  • Flexibilidad: al llevar a cabo hiperextensiones sin carga, el índice de lesión no es alto. De esta forma, trabaja los sistemas articulares y ligamentosos.
  • Coordinación: el hecho de ejecutar patrones coreográficos con cierta libertad, pero a su vez estructurados, ayuda a estimular aspectos como el equilibrio o la concepción espacio-temporal.
  • Fuerza: una vez que se ejecutan posiciones estáticas con autocarga, tanto el ejercicio isométrico para soportar el propio cuerpo como las transiciones para dichas posturas conllevarán una estimulación muscular interesante para evitar la atrofia.
  • Creatividad: una actividad tan artística repercutirá positivamente en otras actividades realizadas. El hecho de fluir como como un animal, con esa sintonía y dinamismo, llevará a los atletas a tener mayor capacidad inventiva.
  • Liberación: desde el minuto uno de la sesión, los problemas se esfumarán gracias a la distracción que genera el estilo lleno de fluidez y armonía selvática que caracteriza a este deporte.
El animal flow es una disciplina novedosa y muy llamativa.
Imagen: Facebook Animal Flow.

¿Qué animal te define?

Todas las culturas poseen un catálogo de aspectos místicos ajenos a la ciencia. Por ello, a muchos humanos les atrae la idea de definirse como un león, águila, lobo o elefante. Con esta nueva modalidad, tendrás la opción de imaginar la jungla y sentirte aquello con lo que te identificas.

Da el paso para introducirte en esta experiencia transformadora. No necesitas un centro especializado donde practicar animal flow, pues aún están en proceso de expansión.

Solo necesitas investigar —puedes hacerlo en internet, donde encontrarás mucha información útil— y progresivamente dejarte llevar por las explicaciones que encuentres. Libérate de las urbes de cemento y ladrillo y recuerda donde comenzó la evolución del ser humano; ¡conéctate con el ambiente animal!