Aspectos que debes cuidar al hacer cardio

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 22 marzo, 2019
Oriana Noguera · 22 marzo, 2019
Como todo tipo de ejercicio físico, el cardio demanda una cierta preparación para poder aprovechar sus grandes virtudes. Anota estos seis consejos para rendir al máximo y sentirte mejor al entrenar.

Los ejercicios de cardio son imperativos para bajar de peso y obtener también otros beneficios a nivel de salud. Al realizarlos, existen algunos aspectos que debes cuidar para evitar problemas y gozar de sus bondades.

El cardio, ejercicio cardiovascular o ejercicio aeróbico, hace referencia a los movimientos que elevan la frecuencia cardíaca y en los que se utiliza el oxígeno para quemar grasa y generar energía para los músculos.

Hacer cardio puede mejorar la capacidad respiratoria, fortalecer los músculos, quemar calorías y aumentar el flujo sanguíneo, entre otras bondades. Entre los ejercicios cardiovasculares más comunes se destacan correr,  entrenamiento HIIT, andar en bicicleta y trotar.

Aspectos esenciales al hacer cardio

Cuando te dispones a realizar ejercicios cardiovasculares, debes prestar atención a pequeños detalles que garantizan tu bienestar y la efectividad del ejercicio. Toma nota, pues te compartimos unos cuantos a continuación.

1. Asegúrate de conocer el ejercicio

Independientemente del ejercicio cardiovascular que vayas a poner en práctica, es necesario conocer cada uno de los pasos para realizarlo correctamente. En ocasiones, por ser ejercicios simples, descuidamos la técnica y eso no debe suceder.

Resulta esencial ejecutar los movimientos sin errores. De lo contrario, podrías exponerte a sufrir lesiones severas, especialmente en los ejercicios cardiovasculares de alto impacto.

2. Alimentación e hidratación

La alimentación y la hidratación son dos elementos vitales en el deporte y en la vida en general. El cuerpo debe recibir suficientes nutrientes, vitaminas y minerales para cumplir funciones básicas sin inconvenientes.

Por ello, tu dieta antes de cada entrenamiento debe ser balanceada y acorde a tus actividades. Entrenar sin haber comido bien es lo peor que puede hacer; además de que no rendirás nada en el ejercicio, es peligroso, pues podrías marearte, sufrir una baja de tensión o incluso desmayarte.

Descubrir el crossfit.

Por otro lado, debes hidratarte antes, durante y después del entrenamiento. Al sudar, pierdes agua y electrolitos, por lo que el riesgo de calambres aumenta.

3. Nunca saltes el calentamiento

Los ejercicios aeróbicos suelen ser realmente demandantes, puesto que aumentan el ritmo cardíaco y el flujo de sangre rápidamente. En vista de ello, preparar el cuerpo para la jornada de actividad física se convierte en un paso primordial para resguardar tu salud.

Hay muchas maneras de calentar que puedes aplicar, lo importante es que siempre calientes antes de hacer cardio. La razón es que tus articulaciones deben lubricarse, los tejidos musculares deben entrar en calor y tu cuerpo debe acondicionarse para el ejercicio.

Si saltas el calentamiento, tu rendimiento deportivo disminuye y los efectos del ejercicio no se aprovechan al máximo. A su vez, se potencia la posibilidad de padecer agujetas o lesiones.

4. Controla la respiración

Si bien al hacer el calentamiento el cuerpo ya debería estar preparado para sobrellevar el cardio de la mejor forma, a veces, por la dificultad del ejercicio, puede que la respiración se encuentre inestable.

Por consiguiente, aprender a controlar y estabilizar poco a poco la respiración es fundamental para obtener un desarrollo óptimo del ejercicio. El organismo requiere un buen suministro de oxígeno para distribuirlo a los tejidos musculares.

5. No hagas más de la cuenta

Es totalmente comprensible que quieras incrementar tu capacidad física rápidamente, y aún más tomando en cuenta los excelentes resultados del ejercicio cardiovascular. No obstante, al mismo tiempo es necesario no exigir a tu cuerpo más de lo que es capaz.

El incremento de la resistencia sucede de forma gradual. Debes ser paciente y no realizar entrenamientos de cardio muy duros si no tienes la condición física para ponerlos en práctica. De otra forma, comprometes seriamente tu bienestar físico.

Con una bicicleta elíptica en baja intensidad, se pueden quemar unas 225 calorías en media hora.

6. Haz estiramientos luego del cardio

Al finalizar la rutina de ejercicio aeróbico, es recomendable hacer estiramientos para liberar la tensión de los músculos y llevar la respiración y el ritmo cardíaco a la normalidad. Esto también previene el endurecimiento muscular, disminuye el dolor del entrenamiento, aumenta la flexibilidad y evita calambres y lesiones.

El cardio es un tipo de ejercicio que todos los deportistas deberían tener presente en sus rutinas. Como mencionamos antes, quema grasa, ayuda a definir y marcar los músculos, mejora la resistencia y la condición cardíaca.

En definitiva, para cosechar los frutos de todo el esfuerzo al hacer cardio, es esencial tomar en cuenta los detalles antes mencionados. A pesar de ser pequeños aspectos, de verdad marcan la diferencia. ¡Compruébalo tú mismo!

  • Zamorano, V. G., Peinado, A. B., Benito, P. J., & Calderón, F. J. (2013). Respuesta de la frecuencia cardíaca de anticipación y recuperación en función del nivel de entrenamiento aeróbico. Archivos de Medicina Del Deporte30(156), 202–207.
  • Serratosa Fernández, L. (2001). Adaptaciones cardiovasculares del deportista. In 2do. Congreso Virtual de Cardiología Congreso Internacional de Cardiología por Internet. Retrieved from http://www.fac.org.ar/scvc/llave/PDF/serratoe.PDF
  • Arboleda, N. L. H. (2008). Beneficios del ejercicio. Catálogos Médicos Universidad de Caldas8, 77–91. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Woods, K., Bishop, P., & Jones, E. (2007). Warm-up and stretching in the prevention of muscular injury. Sports Medicine. https://doi.org/10.2165/00007256-200737120-00006