5 alimentos para corredores

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 29 mayo, 2018
Si practicamos running, hemos de ser conscientes de las necesidades adicionales específicas que conlleva correr, con ayuda de algunas Apps y una buena planificación de nuestra dieta, ayudaremos a mejorar el rendimiento y evitar problemas de salud y lesiones

El running cada vez suma más adeptos, quienes muchas veces no saben que una correcta alimentación es la base para poder entrenar mejor y conseguir resultados positivos. Además de comprar ropa o calzado específico, te recomendamos que consumas alimentos para corredores que indicaremos en el siguiente artículo.

Consejos alimentarios para corredores

Antes que nada es fundamental consultar con un nutricionista especializado en deportes (o en deportistas) para que nos diagrame una dieta específica y acorde a nuestras necesidades. Algunos de los conceptos a tener en cuenta al respecto:

1. Verificar el aporte calórico

Una persona ‘normal’ (es decir, sedentaria) necesita aproximadamente 2 000 calorías diarias. En el caso de los corredores, ese valor debe ser mayor: mínimo 3 000 calorías, para contrarrestar el desgaste de los entrenamientos y competencias.

2. Cumplir con cinco ingestas

El desayuno es primordial para los atletas -y también para las demás personas- porque proporciona las vitaminas, proteínas y minerales adecuados para comenzar la jornada. Pero tampoco podemos olvidar las demás ingestas.

Los corredores han de llevar un orden o planificar bien sus comidas. Cumplir horarios ayuda a que el organismo esté nutrido continuamente y que no haya bajones de azúcar, por ejemplo.

Hacer cinco comidas al día es uno de los consejos y trucos para acelerar el metabolismo.

3. Añadir vitaminas

Con los alimentos para corredores podrás incorporar todas las vitaminas que tu cuerpo necesita. Si bien todas son benéficas, las cuatro ‘destacadas’ son la A, la C, la D y la E.

4. Comer antes y después de entrenar

Por supuesto que la ingesta será diferente según el momento del día y de la actividad física. Algunos runners optan por consumir una fruta o un licuado previo al ejercicio y un puñado de frutos secos al terminar. Pero hay otros que lo hacen completamente al revés. En cualquier caso, no te olvides de beber suficiente agua para hidratarte.

Comer fruta antes y después del ejercicio.

Alimentos para corredores: agrégalos a tu dieta

Es momento ahora de contarte cuáles son los alimentos para corredores más recomendados. Han sido seleccionados por su gran aporte de nutrientes, perfectos para contrarrestar los efectos que produce el esfuerzo físico:

1. Plátano

Es el aliado número uno de los atletas en general y de los corredores en particular. Algunos incluso consumen plátano en medio de una maratón o entrenamiento. Esta fruta es una gran fuente de azúcar y carbohidratos y nos aporta un ‘shot’ de energía al instante.

Además el plátano o banano es rico en potasio, que evita los calambres musculares producidos por la pérdida de electrolitos, típicos durante el ejercicio exigente.

2. Frutos secos

Otro de los alimentos para corredores que debes añadir a tu dieta. Se aconseja o bien comerlos solos -con un puñado es suficiente- a media mañana o media tarde, o también combinados con yogures, zumos o licuados.

Dentro de la gran familia de frutos secos puedes encontrar almendras, nueces, anacardos y castañas.

Dentro de la gran familia de frutos secos puedes encontrar almendras, nueces, anacardos y castañas. Te aportan grasas saludables, vitaminas, minerales y energía.

3. Huevos

Si buscas proteínas en su máxima expresión, el huevo las tiene para ayudarte tanto en el entrenamiento como en la recuperación poscarrera o preparación. Un huevo tiene 75 calorías y muchos aminoácidos esenciales que van directamente a tus músculos. Puedes consumirlo crudo o cocido, nunca frito.

4. Aguacate

Es fundamental que un corredor tenga cubierta la cuota diaria de grasas ‘saludables’ que le permitan mantener su ritmo deportivo y al mismo tiempo evitar el desgaste.

El aguacate, al igual que el aceite de oliva, te aportará aceites esenciales como ningún otro alimento.

El aguacate, al igual que el aceite de oliva, te aportará aceites esenciales como ningún otro alimento. Y lo mejor de todo es que lo puedes consumir untado en una galleta, troceado en una ensalada o dentro de un licuado o batido verde de frutas y verduras.

5. Cereales y semillas

Principalmente son dos los ‘elegidos’ en este caso: la quinoa y la avena. La primera -un pseudocereal de origen americano- es una gran fuente de proteínas e hidratos de carbono, que repara y fortalece los músculos.

La segunda -ideal para el desayuno- también aporta carbohidratos, pero sobre todo fibra. Esta reduce el colesterol ‘malo’ y sacian el apetito al mismo tiempo que regularizan el intestino y nos aportan energía instantánea.