6 trucos para empezar a correr

Oriana Noguera 26 agosto, 2018
Lo primero que debemos conocer son los distintos beneficios para la salud de hacer running de forma habitual, como reducir el riesgo de mortalidad cardiovascular, liberar endorfinas y ayuda a perder peso

Correr es mucho más que un simple deporte, es una manera de conectar con tu entorno y contigo mismo. Asumir el reto de incluir esta disciplina a tu vida definitivamente marcará un cambio en cómo te desenvuelves física y mentalmente.

Correr o ‘running‘ como también se le llama, es un movimiento de locomoción que permite a los humanos y animales moverse lo más rápido posible. Nuestros ancestros desarrollaron esta habilidad años atrás con el propósito de cazar animales, hoy en día el running es considerado el deporte más accesible.

Si deseas sacar provecho de todo lo bueno que ofrece el running, en este post te traemos 6 consejos para empezar a correr. ¡Así podrás iniciar con buen pie y no cometer errores de principiantes!

1. Paso a paso

Empezar a correr al principio suena como un reto emocionante, sin embargo, es recomendable comiences con pequeños intervalos y no hacer todo el recorrido corriendo. Es decir, haz tu ruta y alterna entre correr, trotar y caminar. Trotar o caminar te permitirán recuperar el aliento sin dejar de moverte, eventualmente al ir desarrollando más resistencia puedes ir acortando los intervalos de caminar o trotar.

Chica con auriculares con música para hacer running.

Lo mejor es que al empezar a correr lo hagas de la manera más natural posible y sin expectativas. De esta forma entenderás que toma tiempo y esfuerzo poner en práctica este deporte. Además, reduce las probabilidades de perder la motivación.

2. ¿Qué usar?

Para empezar a correr no se necesita mucho, basta con ropa cómoda y un buen calzado. Sin embargo, aunque sean aspectos simples son de suma importancia, esto quiere decir que no puedes elegir cualquier calzado para correr. Debes utilizar unos zapatos adecuados que le den soporte a los pies, y a su vez usar medias para evitar ampollas o rozaduras.

Hay otros elementos que también son significativos. Por ejemplo ropa que permita el movimiento y a su vez acorde al clima en el que te encuentres. Asimismo, rodilleras para las personas que tienen algún problema en las rodillas, y una manga de soporte para el celular para que tus manos estén libres.

3. El interior se refleja en el exterior

Así como es importante la vestimenta que se utiliza para correr, también lo es lo que ponemos en el interior de nuestro cuerpo. Uno de los errores más comunes es que salen a correr sin comer algo antes, una hora antes de empezar a correr debes ingerir un snack que te de energía.

Además, es recomendable que ingieras un snack quince minutos después de terminar de correr. Esto ayudará a estabilizar los niveles de glucosa y prevenir dolores o espasmos musculares. La hidratación también debe estar presente antes, durante y después de la jornada.

Consecuencias de hacer running.

4. No exageres la velocidad

Debes permitir que tu cuerpo se habitúe a correr, por esta razón no corras como si estás en un maratón. Si corres demasiado rápido es muy probable que sufras de agujetas e incluso estás bajo el riesgo de lesionarte. Así que corre a una velocidad considerable y gradualmente aumenta la velocidad cuando sientas que adquieres más resistencia.

5. Calienta y estira

Toda actividad física requiere un calentamiento. Al calentar, el cuerpo se prepara para el ejercicio, esto previene lesiones, calambres musculares y tensión muscular. Antes de empezar a correr haz un calentamiento dinámico que despierte los músculos, al finalizar el recorrido estira para oxigenar los músculos y estabilizar el ritmo cardíaco.

6. Descansa sin culpa

El sistema cardiovascular y tus músculos deben acostumbrarse a este deporte, esto no ocurre de la noche a la mañana. Por este motivo, no te preocupes si al día siguiente de haber empezado a correr solo quieres descansar. Es totalmente normal y necesario que el cuerpo se recupere de la actividad física. Así que para comenzar puedes organizar un día de entrenamiento y otro de descanso para que tu cuerpo se adapte.

Aplica estos consejos no solamente para mejorar tu desempeño al empezar a correr, sino también para evitar poner en riesgo tu salud. No te detengas, una vez que des el primer paso verás todo lo que eres capaz de lograr. Y sin duda alguna podrás gozar de todos los beneficios de este práctico deporte. ¡A correr se ha dicho!

Bibliografía

Te puede gustar