7 trucos para correr mejor

Yamila Papa Pintor 5 febrero, 2018
Si nos apasiona el running, hemos de tener en cuneta una serie de aspectos y consejos que nos harán correr mejor

Con cada vez más adeptos en todo el mundo, el running es un deporte muy completo y beneficioso, que no requiere demasiada preparación ni contar con elementos específicos. Para correr mejor debemos tener en cuenta algunos trucos o estrategias, allí está la clave. En este artículo te contaremos varios de ellos.

Consejos para correr mejor

¿Te has dado cuenta de que cada vez hay más gente que corre maratones? ¿O que sale a hacer running en el parque tanto al amanecer como al atardecer? La ‘fiebre’ por correr parece ser más que una moda pasajera: sus beneficios son altos y se puede empezar de a poco (incluso caminando).

Aunque se trate de una disciplina bastante ‘sencilla’ y que no requiere de elementos especiales, es fundamental prestar atención a algunos consejos que nos permitirán entrenar mejor o evitar lesiones, caídas o abandonos:

1. Planifica

Si nunca has hecho running en tu vida, no pretendas que en la primera semana estés en condiciones de correr una ultramaratón. Establecer un plan es muy importante porque te ayuda a estar enfocado en tus capacidades y en ir avanzando de a poco.

Además la planificación es vital si no queremos abandonar a los pocos días de comenzar o si nos sentimos frustrados por no alcanzar los objetivos. Marca objetivos reales… Recuerda que nadie te apresura (salvo tú).

2. Motívate

Quizás las primeras sesiones tienes todas las energías cargadas pero con el paso de los días te aburres un poco y te cuesta más salir de casa para correr. Uno de los principales errores de los runners es elegir siempre la misma ruta o sendero para hacer ejercicio. ¡Así es muy fácil plantar bandera blanca!

Opta por caminos diferentes o a la inversa del día anterior, arma un buen playlist con canciones que te motiven a seguir corriendo… Y si un día no tienes ganas de hacer ejercicio, tómate la libertad de disfrutar de otra actividad (andar en bicicleta, caminar, nadar o lo que sea). Si correr se convierte en una obligación, será imposible conseguir la motivación que necesitas.

3. Descansa

Para conseguir mejores resultados e incluso para evitar el aburrimiento y las lesiones, no hay nada mejor que descansar. Aunque no lo creas, esto también forma parte del entrenamiento, porque ayuda a los músculos a recuperarse y a correr mejor.

Por cada hora de running, un día de descanso. Eso no quiere decir que tengas que quedarte en cama sin hacer nada, pero sí que por ejemplo tras una sesión exigente le permitas a tu cuerpo renovar las baterías. Puedes caminar, andar en bicicleta, nadar un poco… lo que más te guste es bienvenido.

4. Presta atención a la técnica

Correr no es simplemente caminar cada vez más rápido, sino que requiere de ciertas técnicas, las cuales te ayudarán a cansarte menos y a recorrer mayores distancias. Por ejemplo, dar pasos más cortos reduce la fatiga en los músculos de las pantorrillas, relajar los brazos baja el esfuerzo general del cuerpo y regular la velocidad nos permite llegar más lejos sin ‘terminar con la lengua afuera’.

5. Elige ropa y calzado adecuados

Son muy pocos los requerimientos en cuanto a elementos para correr se refiere: calzado y ropa correctos. En cuanto al primero existen cientos de modelos que se amoldan a los pies y amortiguan los pasos.

Es fundamental que sea liviano, permita una buena transpiración podal y sujete hasta la pantorrilla. Además no olvides atar bien los cordones y cambiar el calzado cada 800 a 1 000 km recorridos.

En cuanto a la ropa, es muy importante que sea cómoda y acorde a la temperatura o época del año. Las prendas deportivas suelen ser más ligeras y ayudar a evacuar la transpiración. También te recomendamos que vistas ‘por capas’ y que no te desabrigues cuando terminas de entrenar sino que quieres pescar un resfriado.

Aspectos a tener en cuenta para correr mejor.
El calzado adecuado y ya acostumbrado a nuestro pie nos ayudará a correr mejor.

6.Estira y haz calentamiento previo

Antes de empezar la rutina es vital que realices ciertos ejercicios de estiramiento y entrada en calor. Los músculos que trabajan ‘en frío’ son más propensos a las lesiones. Y cuando termines el ejercicio tómate unos minutos para elongar las piernas, la espalda y los brazos.

7.Hidrátate y aliméntate

No importa la época del año, si sales a correr a la mañana o a la tarde… ¡Siempre lleva una botella de agua contigo! La hidratación antes, durante y después del ejercicio nutre los músculos y evita problemas tales como mareos, baja de presión, falta de coordinación o dolor de cabeza.

En relación a la alimentación de cara a correr mejor, lleva una dieta equilibrada, consume hidratos de carbono complejos que te aportan energía inmediata y no te olvides de las frutas y verduras que son muy importantes para tu salud en general y para practicar deporte en particular.

Te puede gustar