Consejos para salir a correr

Jorge Camon · 21 marzo, 2018
Si tenemos previsto empezar a correr, no viene mal tener a mano un poco de información útil que nos facilite la tarea, sobretodo al principio, cuando surgen más dudas y nos falta eexperiencia

Entendemos correr como la acción de desplazarse rápidamente con pasos largos y de manera que se levanta un pie del suelo antes de haber apoyado el otro.

A día de hoy llamamos running a lo que antes denominábamos salir a correr, esto se ha puesto muy de moda últimamente y está muy bien, ya que tiene múltiples beneficios.

Estos son algunos de sus beneficios: acelera nuestro metabolismo, lo que hace que ayude a la pérdida de peso, mejora la salud cardiovascular, eliminas calorías y la gente que lo práctica asegura que engancha tanto física como mentalmente. Antes de salir a correr, tienes que llevar a cabo unas pautas, vamos a comentarlas a continuación.

Hacerse una revisión

Es conveniente antes de empezar cualquier tipo de ejercicio hacerse una revisión médica, para saber cómo es nuestro estado de salud y hasta dónde vamos a poder llegar con nuestras posibilidades físicas.

En el caso de no someternos a esta revisión comentada anteriormente, es conveniente empezar a correr progresivamente, sin grandes excesos para no lesionarnos.

Elegir la vestimenta adecuada

Para correr, siempre debemos elegir ropa cómoda que no comprima la circulación. En cuanto al calzado, es recomendables observar nuestros zapatos para ver cómo pisamos, el desgaste de nuestra zapatilla habitual nos permite ver donde pisamos más.

Si no tenemos muy claro  esto, es recomendable elegir unas zapatillas ‘neutras’ a las que se les pueda añadir una plantilla en caso de necesitarlo.

Calentar antes de correr

El calentamiento es fundamental para evitar posibles lesiones. Es importante tener en cuenta tanto los músculos como las articulaciones. Un posible calentamiento antes de empezar a correr puede ser:

Zancadas: Camina hacia delante con pasos largos, manteniendo la rodilla que tienes delante elevada. Desciende el cuerpo dejando caer la rodilla retrasada hacia el suelo. Mantén el tronco erguido y los músculos abdominales tensos.

Tijeras laterales: Eleva una pierna en sentido lateral hacia uno y otro lado, para pasarla por delante de la otra pierna. Haz 10 repeticiones con cada lado.

Ejercicios para un calentamiento express.

Skipping de talones: Ponte de pie y camina hacia delante con un movimiento exagerado de retroceso de la pierna, de modo que el talón golpee en la zona glútea. Haz 10 repeticiones con cada lado.

– Estiramiento carpado: Ponte apoyando las manos y los pies en el suelo, con las caderas elevadas. Sitúa el pie derecho por detrás del tobillo izquierdo. Con las piernas rectas, presiona el talón del pie izquierdo hacia abajo y después relaja la presión. Repite 10 veces con cada lado.

– Elevación y flexión: Eleva la pierna izquierda con la rodilla flexionada, de modo que apunte hacia fuera. Intenta golpear el interior del pie izquierdo con la mano derecha sin inclinarte hacia delante. Haz 10 repeticiones con cada lado.

– Paso de la oca: Mientras mantienes la espalda y las rodillas rectas, eleva las piernas hacia delante y flexiona los dedos de los pies. Aumenta la dificultad añadiendo un movimiento de saltos. Haz 10 repeticiones con cada lado.

Correr mejor por la mañana

Expertos aseguran que es mucho mejor salir a correr por la mañana, ya que nuestro cuerpo se activa y es una buena forma de empezar el día. Esto hace que por la noche sea el momento menos recomendable para correr, ya que puede que haga que descansemos mal.

Si te es imposible correr por la mañana, sal por la tarde pero con suficiente margen respecto a la hora de cenar y de dormir.

Comida

Puedes comer lo que quieras después de hacer ejercicio.

Antes de empezar a correr, lo más recomendable es comer algo ligero como puede ser una pieza de fruta o un yogur, ya que te aportara energía pero no te sentirás pesado.

Al contrario que a la vuelta, que lo mejor es comer hidratos de carbono para recuperar la energía consumida en el deporte y proteínas para ayudar a regenerar el cuerpo.

Estirar

Lo más recomendable es estirar después de hacer el ejercicio. Además es recomendable estirar después de un rato de acabar, ya que el músculo no esta tan cansado y dañado y esto hará que disminuya el riesgo de romperse microfibrillas.

Si paras a estirar a mitad de ejercicio, solo debe hacerse si sientes una sobrecarga para poder seguir después. Y si estiras antes del ejercicio, que no sea más de seis segundos, para no estirar demasiado los ligamentos y tendones.