Correr en las mañanas trae mejor beneficio a tu salud

Yamila Papa Pintor · 3 agosto, 2018
Estas son algunas de las consecuencias positivas que se derivan de hacer running por las mañanas; aprovecha toda la energía del descanso y empieza el día con un buen entrenamiento

Muchas personas optan por hacer ejercicio en las mañanas, antes de cumplir con sus obligaciones. Otros, prefieren entrenar al salir del trabajo o cuando baja el sol. Si aún no te decides, te recomendamos que leas el siguiente artículo: te contaremos cuál es el beneficio a tu salud de correr bien temprano.

¿Correr a la mañana trae más beneficio a tu salud?

Partimos de la base de que hacer ejercicio es bueno a casi toda hora, sobre todo en esta sociedad tan sedentaria. Sin embargo, los adeptos al fitness indican que correr por las mañanas tiene muchos más beneficio a tu salud. Entre las ventajas del ejercicio matutino encontramos:

1. Comienzas mejor la jornada

Si eres de aquellas personas que bien temprano hace las cosas de forma automática porque no se despierta ‘del todo’ hasta el mediodía, quizás el ejercicio te pueda ayudar. Correr temprano te permite estar más alerta, con la mente más clara y con mayor capacidad de tomar decisiones. ¡Ya no serás un zombie en la oficina!

Beneficios de correr a diario.

2. Aprovechas las horas de la mañana

La mayoría de las actividades que realizamos (ir a la universidad, cenar con amigos, visitar un museo, ir al cine) son después del trabajo. Entonces, si el ejercicio lo dejas para la mañana, tendrás más tiempo libre en las tardes y noches.

Además, si te levantas media hora antes que lo habitual para correr, el día lo aprovecharás de otra manera. No es lo mismo estar listo a las 8.30 que a las 10.

3. Te aporta mucha energía

Un beneficio a tu salud que realmente se agradece. Si haces ejercicio por las mañanas tendrás más energía para cumplir con todas las demás actividades y obligaciones de la jornada. Tu productividad mejorará, llegarás a la oficina con más ánimo y dejarás el típico letargo de lado.

4. Evitas las horas de calor

Correr al mediodía es una muy mala idea, sobre todo en verano. El mejor momento para practicar deporte en estos meses es bien temprano por la mañana. La temperatura a las 7 u 8 de la mañana es perfecta para hacer ejercicio al aire libre.

De noche también sería bueno, pero muchas personas luego tienen problemas para conciliar el sueño debido a que su organismo aún está liberando hormonas que los ponen más alertas que lo habitual.

5. Mejoras tu humor

Nuevamente tenemos que hablar de las hormonas, pero en este caso de unas en particular: las famosas endorfinas. Gracias a ellas dejarás de lado el mal humor, la ira y la irritabilidad. Así, cuando sales a correr por la mañana, ese efecto en tu estado de ánimo se mantiene por horas.

¡Es muy divertido ir por la vida con una sonrisa de oreja a oreja! Se recomienda también en las mujeres que sufren de síndrome premenstrual, ya que además de reducir los dolores mejora su humor de forma increíble.

6. Puedes competir mejor

En el caso de que quieras prepararte para una carrera, debes saber que la mayoría de las competiciones comienzan bien temprano en las mañanas. Por lo tanto, tu cuerpo debería estar acostumbrado y adaptado a las condiciones matutinas.

Consejos para empezar a correr.
Al principio, debemos tener objetivos realistas, y descubrir cuál es nuestro ritmo.

7. Tienes una mejor performance

Cuando sales del trabajo después de un día repleto de tareas y estrés, es comprensible que el cuerpo ‘no responda’ y te sea muy difícil cumplir con el entrenamiento. Las probabilidades de que lo des todo en la pista son bajas.

En cambio, si entrenas por la mañana cuando estás bien descansado, no solo completarás todos los ejercicios, sino que además mostrarás tu mejor versión. ¡Llegará un momento en que te despiertes antes de que suene la alarma para poder correr más!

8. Evitas la comida chatarra

Un beneficio a tu salud que no puedes dejar de lado. Cuando corres a la mañana sientes una ‘necesidad’ de comer sano, para no arruinar todo lo que has conseguido con el ejercicio. Es más probable que almuerces más verduras y frutas y que rechaces todo aquello que no es tan bueno para tu salud.

Correr a primera hora del día tiene muchas ventajas. Te recomendamos que comiences durante el verano para que sea más fácil. Así en invierno estarás acostumbrado y no te costará tanto.