Empieza a correr después de los 40

La edad nunca es una excusa suficiente para renunciar a hacer deporte, con una serie de consejos y teniendo en cuenta las características propias de cada etapa, podemos disfrutar del running de forma completa

Se suele pensar que a cierta edad ya no podemos hacer ejercicio… ¡Eso es un error garrafal! Si bien no tenemos la misma flexibilidad, resistencia o fuerza que a los 20, podemos empezar a correr después de los 40 sin problemas. ¿Quieres saber cómo? En este post te lo contamos.

Guía para correr después de los 40

Si tienes más de cuatro décadas de vida y has decidido hacer ejercicio… ¡Enhorabuena! Nunca es tarde para comenzar. Por supuesto que no será lo mismo que cuando eras adolescente, pero lo cierto es que de a poco puedes conseguir muy buenos resultados y superarte a ti mismo. Presta atención a los siguientes consejos para correr después de los 40:

1. Hazte un chequeo médico

Es verdad que puede ser algo aburrido pero es fundamental conocer cómo está nuestra salud, sobre todo si hace mucho que no haces deporte (o nunca lo has practicado más allá de la escuela).

Pide una cita con el médico y que te indique qué estudios necesitas: exámenes de sangre y de orina, electrocardiograma, densitometría… ¡Tienes que estar bien de salud para comenzar el ejercicio! O al menos, saber si sufres algún problema y adaptar la rutina a tus necesidades.

2. Descansa más

Quizás antes practicabas ejercicio todos los días y no sentías fatiga… Pero ahora que ya has pasado los 40 experimentarás cansancio luego de correr y al día siguiente. Por eso es importante que esperes 48 horas para volver a las pistas (o a la cinta).

Qué es y cómo mejorar la edad metabólica.

El tiempo que tardas en recuperarte y que tus músculos ‘te obedezcan’ dependerá también de lo que duermas: después de la rutina, ve a la cama temprano.

3. Elige buen calzado

Este consejo no solo sirve para correr después de los 40 años, sino a cualquier edad. Es condición sin equa non que tengas un calzado apto para el running. No se trata de un capricho ni de una estrategia de marketing, sino de que tus pies han de estar bien protegidos de los impactos.

Y eso no es todo, ya que si no pisas bien, se resentirán también tus rodillas e incluso tus caderas. Invierte en un calzado adecuado y no lo lamentarás.

4. Ve de a poco

Cuando comenzamos cualquier actividad, los primeros tiempos no son sencillos; por eso ir paso a paso (nunca mejor dicho) te servirá para no abandonar a mitad de camino. Empieza por 10 minutos, luego pasa a 15, a 20 y así sucesivamente hasta completar una hora de running…. ¡Casi no te darás cuenta!

No te marques un objetivo demasiado exigente desde el primer día, ni tampoco quieras ir de 0 a 100 de la noche a la mañana. No olvides que la frustración y la desesperación llevan al desánimo y al abandono. Recuerda la frase: “sin prisa pero sin pausa”.

Empezar a correr después de los 40.

5. Aliméntate bien

La dieta es uno de los pilares fundamentales dentro de la vida sana (otro es el deporte) sin importar la edad que tengamos. Consulta con un nutricionista o deportólogo para que te diagrame un plan de alimentación específico para tu edad, tu peso, tu contextura física y tus características particulares.

No elijas las ‘dietas milagro’ ni nada por el estilo. Recuerda que correr después de los 40 años insume mucha energía y lo que más necesitas son nutrientes que se transformen en el combustible que te permitan seguir entrenando.

No te pueden faltar el calcio, la vitamina D, las proteínas, el zinc y el fósforo. ¿Dónde los obtienes? En los lácteos, las verduras de hoja oscura como la espinaca, las castañas, los huevos, la carne magra y el pescado.

6. Estira antes y después

El llamado ‘calentamiento previo’ no es una pérdida de tiempo… Tampoco el estiramiento posterior al ejercicio. Ambos son muy importantes porque evitan lesiones, preparan los músculos para el esfuerzo, reducen calambres y dolores y permiten trabajar mejor la rutina.

Además son solo 10 minutos (cinco antes y cinco después) que puedes ‘deducir’ de la hora de entrenamiento.

Te puede gustar