Hay cosas que debes tener en cuenta antes de tu primera maratón

Francisco María García · 17 noviembre, 2018
Una maratón es una de las pruebas más duras a las que podemos someter a nuestro cuerpo, y hemos de tenerlo presente no solo el día de la prueba, sino sobre todo durante las semanas previas a la carrera; conoce los consejos que nos ayudarán a disfrutar de una experiencia que todos deberíamos probar

Cada vez son más las personas que practican running. Este deporte se ha vuelto muy popular y se ha convertido en un verdadero estilo de vida para gran parte de la sociedad. Quienes lo practican, en algún momento se dejan seducir inevitablemente por el reto de dar un paso más atreverse a correr una maratón.

Sin embargo, antes de inscribirse en una carrera de esta exigencia es necesario tener en cuenta algunos aspectos fundamentales. De esta manera evitarás que la falta de experiencia arruine la prueba.

Cómo prepararse antes de la primera maratón

Además de la preparación física y mental, hay algunos otros aspectos y posibles errores que se deben considerar. Uno de ellos es conocer el tiempo; es importante estar atentos a la previsión meteorológica durante las horas exactas de la carrera.

Teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas del día de la prueba, podremos llevar la ropa adecuada y evitaremos situaciones incómodas y hándicaps que nos condicionen.

Alimentos para correr una maratón.

Por nada del mundo se debe estrenar zapatillas nuevas para una maratón. De hacerlo nos podrían causar rozaduras y ampollas que acabarían arruinando la experiencia. Lo aconsejable es que tanto las zapatillas como la ropa que se utilice en la carrera sean las mismas con las que se ha entrenado durante semanas, e incluso meses.

Las dos últimas semanas antes del gran día, se debe disminuir un poco la actividad de entrenamiento. Esto nos permitirá llegar con más energía y mejor preparados para el esfuerzo físico. Lo realmente recomendable es correr menos y descansar más.

Un detalle extra que suele motivar a los corredores es encontrarse con el aliento de familiares y amigos a lo largo del recorrido, por lo que lo ideal para identificarlos sin perder la concentración que exige un esfuerzo físico de estas dimensiones, es acordar los puntos donde visualizarán la prueba.

errores más comunes al preparar una maratón.

La alimentación es importante

La víspera de la carrera, es importante no pasarnos con las cantidades en la cena. Muchas personas piensan que cenar un enorme plato de pasta ayudará a su organismo al día siguiente por el alto consumo de carbohidratos. Sin embargo, esta idea es falsa y puede, por el contrario, ser contraproducente.

Si nos alimentamos en exceso la víspera, puede producirnos una indigestión que arruinaría los planes de correr nuestra primera maratón. Lo mejor es cenar de forma normal el día anterior.

El día de la carrera también es recomendable tomar un desayuno normal, incorporando algún carbohidrato como un par de tostadas o un plátano. Tampoco es aconsejable consumir mucha fibra en las horas previas; Los nervios previos y el esfuerzo de la carrera podrían acelerar su digestión y causar muchos problemas.

El hierro juega un papel fundamental en la resistencia durante una maratón. Una deficiencia de este mineral podría afectar el rendimiento y favorecer las lesiones. Es importante verificar que la dieta del futuro maratonista sea rica en hierro en las semanas previas al evento.

No es buena idea probar nuevas barras energéticas o snacks el día de la carrera. Lo mejor es llevar alimentos que ya se hayan probado y que sean del gusto del deportista; no es momento de hacer experimentos.

¡Llegó el gran día!

El día de la primera maratón ha llegado y es importante llegar a tiempo al lugar de partida. Así evitaremos un estrés innecesario. Es por eso que deberemos salir de casa con el tiempo suficiente; también es importante desayunar, aunque los nervios digan lo contrario.

Errores al preparar una maratón.

Antes del pitido inicial, es recomendable ir al baño para poder aguantar después toda la carrera sin inconvenientes. Una vez que la carrera arranca, suele ocurrir que durante el primer kilómetro se entre en pánico y aceleremos más de lo habitual. No es una buena idea.

El único camino para superar el reto es el paso a paso y la resistencia. No hay que olvidar que el objetivo es aguantar los 42 kilómetros, por lo que es preferible dosificar el desgaste.

Tampoco hay que dejar que los otros maratonistas afecten al rendimiento ni a la concentración. Es importante confiar en nuestra preparación física y mental previa y no sentirnos afectados porque personas de mayor edad o grandes grupos de deportistas nos adelanten.

Por último, se debemos procurar disfrutar de la prueba; la primera maratón solo ocurrirá una vez y la experiencia será sin duda inolvidable.