¿Cuál es la mejor hora para salir a correr?

Francisco María García · 23 febrero, 2018
Salir a correr es siempre una actividad saludable, pero si tus obligaciones te lo permiten, hay horas más beneficiosas que otras para practicar running

Mucha gente tiene voluntad de iniciarse en el running para adelgazar, mejorar su acondicionamiento físico y su disposición. Entre las preguntas más frecuentes de los corredores principiantes, está cuál es la mejor hora para salir a correr. A continuación, resumimos las ventajas y desventajas de practicar actividad física durante el día y durante la noche.

Beneficios de correr por la mañana

Generalmente, correr en la mañana significa hace ejercicios físicos en ayunas o comer algo rápido para, luego, lanzarse al running. Por un lado, ello permite acelerar el metabolismo y quemar reservas de grasa almacenadas en el cuerpo.

Además, el impacto psicológico del running matutino suele ser muy positivo. Al activar tu metabolismo durante las primeras horas de la mañana, podrás mejorar tu disposición para tu jornada de trabajo. También te resultará más fácil ordenar tus ideas y planificar tus tareas cotidianas.

Cuál es la mejor hora para correr

Desventajas de correr por la mañana

No obstante,  debemos mencionar que los médicos advierten para los posibles riesgos de exagerar en los ejercicios matutinos. La actividad física en ayunas deben ser realizada de forma moderada, entre 20 y 30 minutos. Exagerar en los ejercicios en ayunas es contraproducente para el gasto energético, y favorece cuadros de hipoglucemia.

Por otro lado, ejercitarte después de comer favorece la formación de flatulencias e interfiere en el proceso de digestión. Además, es probable que sientas una sensación de pesadez y puedes sentir ansia de vomito al correr.

Beneficios de correr por la noche

Muchos fanáticos del running afirman que la mejor hora para salir a correr es durante la noche. Y los resultados de numerosos estudios científicos demostraron que el rendimiento del corredor mejora al ejercitarte por las noches. Como su metabolismo ya está más activo, permite intensificar el gasto energético y optimizar el tiempo de corrida.

Además, el cuerpo ya está acostumbrado a la temperatura ambiente, lo que reduce la probabilidad de un shock térmico y de lesiones. Ello también facilita el precalentamiento, requiriendo un menor tiempo de preparación.

También debemos mencionar los beneficios a nivel psicológico de correr por la noche. Por un lado, el running nocturno ayuda a aliviar la tensión de un largo día de trabajo, y a nivelar los niveles de estrés. Por otro, ayuda a evitar la sensación de cansancio y el sedentarismo.

¿Y las desventajas del running nocturno?

Como suele ocurrir con casi todo en la vida, correr por las noches también tiene sus desventajas. Muchas personas pueden mostrar cierta dificultad de conciliar la actividad física nocturna con una buena jornada de sueño. Debemos considerar que, al activar intensamente nuestro metabolismo por la noche, demoraremos algunas horas para calmarnos y sentir sueño.

Cuál es la mejor hora para correr

Por estas razones, lo recomendable es dejar de dos a tres horas entre el running y el momento de ir a la cama. Además, hay que utilizar prendas reflectantes para running nocturno y llevar una fuente de luz extra si se opta por correr en una zona de alto tráfico.

Consejos para elegir la mejor hora para salir a correr

Por lo general, poca gente piensa en el clima como un factor determinante para una buena jornada de running. No obstante, la temperatura ambiental interfiere en la disposición y en los cuidados al correr.

Durante en invierno, las temperaturas son muy bajas durante las primeras horas de la mañana. Levantarse temprano, salir de la cama, vestirse y lanzarse a correr requiere una dosis extra de obstinación. Por lo general, resulta más cómodo correr durante la tarde o en las últimas horas de la mañana.

Para correr en el frío, hay que precalentar intensamente el cuerpo para prepararlo para el esfuerzo cardiovascular y muscular. También necesitaremos contar con vestimentas más apropiadas para encarar las bajas temperaturas. Y lo ideal es evitar el running en ayunas.

Ya en verano, la situación se invierte: a medida que la mañana avanza, las temperaturas se elevan considerablemente. Por ello, el running suele ser más agradable por las noches o en las primeras horas de la mañana. El precalentamiento puede ser más simple, pero recuerda aplicar protector solar antes de salir a correr.

En resumen, no existen un momento ideal para ejercitarse. La mejor hora para salir a correr depende del metabolismo, del estilo de vida  y de las preferencias de cada persona. Lo importante es animarse a conservar una rutina saludable, que incluya necesariamente la práctica regular de ejercicios físicos.

Antes de iniciarse en el running, es indispensable consultar al médico y realizar los estudios para verificar la aptitud física. Además, hay que tener presente que una alimentación equilibrada es fundamental para mantener en forma y conservar una buena salud.