Lo que nunca debes hacer durante una maratón

Yamila Papa Pintor · 22 mayo, 2018
Si queremos afrontar un maratón con garantías, debemos tener en cuenta algunos errores frecuentes y evitar ser presa de ellos, los nervios y el exceso de ganas pueden jugarnos una mala pasada

Cada vez son más las personas que corren largas distancias y competiciones a nivel local, nacional o internacional que se organizan habitualmente. Si estás pensando en correr una maratón, te recomendamos que leas las siguientes pautas, donde te contaremos los errores típicos de los principiantes. ¡Así sabrás qué cosas no debes hacer!

¿Qué cosas nunca hacer al correr una maratón?

Cada ciudad tiene al menos una maratón al año y a esta cita deportiva llegan decenas de atletas, tanto profesionales como amateurs. Quizás te haya gustado la idea de correr un poco más de lo habitual y quieres ‘probar suerte’ con varios kilómetros por delante. Si es así, te contamos cuáles son los errores más habituales entre principiantes:

1. Se confían

Una maratón es un ejercicio que requiere un esfuerzo moderado a alto, aunque no haya tanta velocidad como otras disciplinas. Muchos runners creen que están haciendo la carrera perfecta y se confían demasiado… ¡Y eso les puede costar muy caro!

errores más comunes al preparar una maratón.

Incluso los profesionales pueden sufrir las consecuencias de esta confianza ciega en sus capacidades. Cuando creas que la maratón es demasiado ‘sencilla’ igual tenle respeto. Nunca sabes en qué momento te puede dar un calambre, un golpe de calor o tener una caída. Recuerda este lema: “El maratón no finaliza hasta que llegas a la línea de meta”.

2. Irse al frente de los corredores

En la mayoría de las carreras se diferencia a los corredores según sus tiempos. De esta manera, los más rápidos o resistentes no tienen que ir ‘sobrepasando’ a los más lentos. Y no tiene nada de malo comenzar en el último lugar… ¡Puedes ser la sorpresa de la competencia!

Un error común en la maratón es querer salir al mismo momento que los avanzados. Cada uno tiene sus tiempos y sus habilidades. Si es la primera vez que corres, te aconsejamos que te coloques en los corrales más lejanos.

Errores al preparar una maratón.

3. Correr pensando en hacer algo ‘épico’

La maratón es una prueba muy complicada que requiere de concentración, esfuerzo y sobre todo, compromiso. Como tú, hay otras personas que están dando lo mejor de sí para llegar a la meta. Por lo tanto, no quieras ser la revelación del año, sobre todo si no tienes experiencia.

Quizás tengas muchas expectativas puestas en tu primera carrera, y te has imaginado incluso que la ganarías. Sin embargo, pon bien los pies en la tierra (o en la carretera) y que tus objetivos sean claros y fáciles de conseguir, al menos al principio.

4. Empezar rápido

¿Sabías que los primeros cinco kilómetros son más importantes que los últimos cinco? Así es, porque en una maratón debes dosificar tus esfuerzos debido a que la distancia es más que considerable (sobre todo si es tu primera vez).

Muchos maratonistas debutantes cometen el garrafal error de comenzar a toda marcha. Esto puede ser peligroso para los que te acompañan -ya que al pasarlos puedes chocarles- y sobre todo contraproducente para ti. Si te cansas al inicio, no podrás terminar la carrera, tu cuerpo se fatigará en seguida y no responderá tus órdenes.

5. Abusar de bebidas deportivas

Por supuesto que la hidratación es muy importante antes, durante y después de la carrera, pero el exceso de líquidos no es bueno. En primer lugar porque una maratón conlleva varias horas de ejercicio y en ese lapso pueden darte ganas de orinar. ¡Y no hay peor experiencia que intentar correr con la vejiga llena!

Chica bebe una bebida isotónica.

Además, otro error habitual de los maratonistas principiantes es abusar de los geles deportivos, esos que tienen proteínas, sales y otros nutrientes. ¿Por qué? ¡Pues porque pueden provocar molestias estomacales insoportables! Bebe lo suficiente para no sentir sed y no deshidratarte.

6. Abandonar o pararte en medio del camino

Por supuesto que si tienes una lesión o no te sientes bien puedes abandonar la carrera, sin embargo, debes hacer todo lo posible por continuar y llegar a la meta. Ese es el envión anímico que necesitas para volver a correr otra maratón en el futuro.

Pero en el caso de que no puedas más y tengas miedo de sufrir un problema mayor y quieres abandonar… ¡No te pongas en medio del camino! Ten respeto por los demás corredores, puede ser muy peligroso chocar contra ti.