¿Qué es la pronación?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 21 marzo, 2019
Antonio Reyes · 21 marzo, 2019
Es frecuente leer en revistas deportivas acerca de la importancia de la pronación o la supinación. Sin embargo, ¿sabes realmente qué significan estos dos conceptos?

Una persona que acude asiduamente al gimnasio conocerá que ciertos movimientos pueden realizarse con agarre ‘prono’ o ‘supino’. Los corredores habituales, del mismo modo, saben de la importancia que tiene conocer si tu pisada es ‘pronadora’ o ‘supinadora’. Hoy, pensando en ambas situaciones, vamos a explicar qué es la pronación.

La pronación es el giro que realiza el antebrazo de afuera hacia adentro, de forma que el dorso de la mano queda mirando hacia arriba y la palma, en la dirección contraria.

Sin embargo, también llamamos pronación al giro que realiza el pie hacia adentro cuando caminamos. Vamos a ver detalladamente en qué consiste cada una.

Pronación del antebrazo

Como ya hemos dicho, realizamos una pronación del antebrazo cuando lo giramos de forma que el dorso de la mano mire hacia arriba. Este tipo de pronación tiene especial interés en la práctica deportiva habitual en los gimnasios y en deportes como la halterofilia.

  • Las dominadas o pull ups, un clásico en el trabajo de los dorsales suelen realizarse con este agarre. De esta forma, se consigue un mayor aislamiento y trabajo de la espalda, al contrario de las chin ups, que involucran también a los brazos.
  • El peso muerto o deadlift, ejercicio esencial en cualquier rutina de entrenamiento, suele realizarse también con agarre prono. Los levantadores experimentados utilizan un agarre mixto (una mano en agarre pronador y la otra en agarre supinador).
  • Los levantadores olímpicos o halterófilos deben potenciar este tipo de agarre. Para mejorarlo aún más, utilizan el hook grip o agarre de gancho, en el que se pinza el pulgar con los dedos índice y corazón en el agarre pronador.
  • Algunas variantes del clásico curl de biceps utilizan agarre pronador para una mayor activación de la musculatura de los antebrazos.
Plan de dominadas en 30 días.

Ante tantas alternativas, es recomendable probar algunos ejercicios en su variante pronadora la próxima vez que asistas al gimnasio. Esto puede suponer un nuevo estímulo y un mayor desarrollo de la musculatura accesoria, lo que mejorará el rendimiento.

Pronación del pie

La pronación del pie es el movimiento de giro que este realiza hacia adentro cuando caminamos o corremos. Hay un cierto grado de supinación fisiológica al apoyar el pie en una superficie. Por el contrario, cuando levantamos el pie, hay una leve pronación, que es absolutamente normal.

Debemos preocuparnos cuando la pronación es excesiva. En esta situación, el cuerpo tomará posturas compensadoras que pueden desembocar en lesiones futuras.

Para ello, existen determinados tipos de calzado con amortiguación. Este tipo de calzado ayuda al corredor a equilibrar su pisada y hacerla más neutra, de manera que pueda evitar estas posibles lesiones.

Sin embargo, debemos tomar este tema con mucha cautela, ya que hay intereses comerciales por parte de las marcas de calzado. A menudo, comprar calzado especial es algo que solo estaría indicado para sobrepronadores; es decir, personas con un alto grado de pronación que sí es patológica. Un corredor pronador puede utilizar calzado neutro sin ninguna preocupación.

Sobrepronación

Como ya hemos comentado, una pronación excesiva al pisar sí que es patológica, y puede llevar a varias lesiones. Este tipo de ‘pisadores’ caminan con los pies planos, ya que la excesiva rotación interna hace que el pie pise con zonas poco adecuadas y adquieran esta forma.

La sobrepronación es una anomalía que debe tratarse para prevenir otras lesiones.
Imagen: atopedegym.com

La sobrepronación puede ser causada por algunas lesiones, debilidad en la musculatura circundante o incluso por el uso de calzado inadecuado. También es frecuente que sea de origen genético o simplemente postural, por una mala técnica al caminar.

Debido a que esta sobrepronación genera inestabilidad en la articulación, los pacientes sobrepronadores pueden quejarse también de dolor en la espalda y las rodillas.

Esto es porque tanto las rodillas como la columna trabajarán más para aportar la estabilidad que nos falta. Además, la mayor presión producida sobre ligamentos, tendones y huesos del tobillo puede favorecer que aparezcan lesiones como fascitis plantar y espolones calcaneos.

El tratamiento de estos pacientes será, como ya se mencionó, el uso de calzado especial o plantillas amortiguadoras. El sobrepronador tendrá que acudir a un fisioterapeuta que le indique determinados ejercicios de fortalecimiento y le enseñe a corregir su pisada.

  • Qué es la sobrepronación – Causas y Tratamientos. [cited 2019 Mar 17]; Available from: https://www.terapiadefrio.com/blogs/terapia-de-frio-calor-tratamiento-natural-de-lesiones/sobrepronacion-casusas-tratamientos
  • Horwood AM, Chockalingam N. Defining excessive, over, or hyper-pronation: A quandary. Foot [Internet]. 2017 Jun [cited 2019 Mar 17];31:49–55. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28549281
  • Hintermann B, Nigg BM. Pronation in Runners. Sport Med [Internet]. 1998, Sep. [cited 2019 Mar 17];26(3):169–76. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9802173