Todo lo que necesitas para correr por la montaña

Fernando Clementin · 20 junio, 2018
Cuando hacemos running cada superficie tiene sus peculiaridades y debemos tenerlas en cuenta, correr por la montaña implica desniveles, terreno no pedaltado y temperaturas más extremas

Los amantes de la naturaleza y el ejercicio físico pueden combinar estas dos pasiones en un solo deporte: el running en la montaña. No obstante, como tantos otros deportes, este tiene sus requisitos básicos. ¿Sabes exactamente qué necesitas para correr por la montaña?

Con el paso del tiempo, así como también pasó en otros deportes, el material para el pedestrismo ha evolucionado muchísimo. Esto incluye especialmente al running de montaña, que añade incluso más dificultades externas a la mera exigencia física.

Por eso, con el fin de mitigar incomodidades, dolores y dificultades, se han ido fabricando materiales cada vez más livianos, protectores y útiles. Si eres experimentado en este tema, puede que ya los conozcas y los uses; para los más nuevos, la siguiente lista de cosas que necesitas para correr por la montaña puede ser de mucha ayuda.

¿Qué necesitas para correr por la montaña?

Los corredores de la montaña deben contar con ciertos instrumentos específicos para poder enfocarse de manera exclusiva en su propia superación y de nada más. Estos son los elementos que no pueden faltar:

1. Zapatillas

Por supuesto, el ‘arma’ principal de todo runner. Existen muchísimos modelos en el mercado que varían en cuanto a dureza, liviandad y forma. No obstante, hay una característica transversal a todos ellos: la comodidad no puede escasear.

Si bien se trata de una elección muy personal, lo mejor es optar por un calzado no muy pesado, pero resistente. Además, tienen que contar con un agarre óptimo; lo último que queremos es una caída que nos impida continuar, sobre todo durante las pendientes.

2. Indumentaria

Al igual que las zapatillas, la ropa del corredor de montaña tiene ciertos requerimientos específicos para la actividad. A grandes rasgos, se busca ropa que proteja del viento y la lluvia, ya que las condiciones naturales no siempre son las mejores. 

Para la parte inferior, suelen ser más útiles las prendas ajustadas, como las mallas. Estas permiten una mejor movilidad y no quedan enganchadas en las muchas irregularidades que encontrarás en el camino.

En épocas de frío, considera llevar gorras y cuellos, así como también camisetas térmicas. Las medias largas también son grandes aliadas de los corredores de montaña.

3. Mochila

Llevar una mochila o no dependerá de las distancias que recorras y del tiempo que pases en un lugar. No obstante, siempre que tengas la posibilidad de llevar una liviana y práctica, será lo más aconsejable.

Un rasgo primordial de una mochila que necesitas para correr en la montaña es la capacidad de almacenar cosas útiles. Esto es: cantimplora, gafas, ropa extra, una chaqueta para lluvias, elementos de primeros auxilios y alguna fruta.

Muchos incorporan también un calzado de repuesto. Es una precaución muy sabia para evitar sorpresas inesperadas, sobre todo si estrenas zapatillas nuevas. Puedes optar por llevar otras para superficies diferentes; así estarás listo para afrontar el terreno que te toque.

Procura llevar solo lo esencial, ya que las cuesta arriba pueden volverse complicadas con muchos kilos en la espalda. Por otro lado, esto será muy desgastante para tus músculos y podría ocasionarte lesiones.

4. Elementos de ubicación

El clásico mapa no puede faltar en tu mochila; tampoco la vieja y querida brújula. Sin embargo, si cuentas con un dispositivo con GPS, llevarlo es una gran idea: puedes instalar en ellos aplicaciones que te permitirán registrar tu progreso.

Es muy importante que te mantengas ubicado en todo momento para no salirte de la ruta trazada. Correr por el camino equivocado podría significarte varias horas de retraso; peor aún, podrías meterte en zonas peligrosas.

5. Complementos

Aquí incluiremos elementos sumamente prácticos, pero que dependerán de los gustos de cada corredor. En primer lugar, es una excelente recomendación la de usar polainas para corredores. Estas evitarán el ingreso de piedras y tierra en tu calzado, lo que te resultará de gran ayuda.

Por otro lado, es mejor que uses gorras y gafas para proteger tu rostro y tus ojos del sol. Recuerda que deberás mantener la mirada en el piso para evitar caídas; si tienes el sol de frente, las probabilidades de sufrir una caída aumentan.

Consejos para salir a correr.

Consejos finales para correr en la montaña

Un error común de muchos corredores de asfalto es saltar a la montaña sin tomar las precauciones adecuadas. Se debe tener presente que las condiciones aquí varían mucho; además, la superficie sumamente irregular propicia lesiones en los pies si no se cuenta con la técnica adecuada.

Finalmente, al igual que en cualquier actividad física, procura avanzar de a poco. El progreso paulatino mediante la aceptación de nuestras capacidades y límites es tanto o más importante que todos los accesorios que necesitas para correr por la montaña.

Una vez que tengas todo esto, estarás listo para experimentar este deportes y aprovechar sus enormes beneficios. Recuerda, como consejo final, avisar de tu ruta a alguien y llevar un móvil, en caso de que decidas salir a ejercitarte por tu cuenta.