Trucos para empezar a correr por el campo

Francisco María García 22 junio, 2018
Para quienes buscan un nuevo desafío para ejercitarse una buena opción es correr en el campo y disfrutar de la naturaleza mientras te ejercitas; correr por senderos o terrenos montañosos no es tan simple como puede parecer

Para muchos de nosotros, correr en la ciudad suele ser muy funcional para mantener la buena forma y relajarnos después de la jornada laboral. No obstante, las calles y el asfalto pueden volverse aburridos después de algún tiempo.

Correr por terrenos irregulares tiene cierta dificultad, y antes de comenzar es necesario estar bien preparados para que esta nueva actividad resulte segura y placentera.

¿Correr en el campo o en la ciudad

En la actualidad, podemos considerar como privilegiado a quien tiene tiempo de sobra. Pero si no mantenemos una rutina saludable, con ejercicios para nuestro cuerpo y nuestra mente, nuestra salud acaba siendo perjudicada.

Para nuestro día a día, la práctica de running urbano puede ser la solución perfecta para mantener un peso saludable y descargar nuestra mente de las tensiones diarias que todos tenemos.

Sin embargo, es importante variar nuestro entorno para desconectarnos un poco del ritmo frenético de las grandes ciudades; se trata de sentirnos algo más cerca de esta sensación de paz que nos trasmite el contacto con la naturaleza.

Por todo ello, correr en el campo es un ejercicio simple y económico para incorporar en nuestra rutina. Además de alcanzar una mejor preparación y resistencia física, podrás estimular tu mente para afrontar el día a día. Todo ello en un ambiente positivo, que invita a reflexionar y renovar nuestra energía.

¿Cualquier persona puede hacer trail running?

En principio, cualquier persona puede empezar a correr en el campo, siempre considerando su estado de salud y respetando los límites de su cuerpo. Para ponerlo en marcha, es fundamental consultar a tu médico de confianza antes de iniciarte en una nueva actividad física.

Hay que recordar que los impactos positivos del trail running dependen también del comprometimiento de cada persona. Para desconectar y aprovechar la naturaleza, lo mejor es olvidar nuestras tensiones mientras corremos; evitaremos mirar el teléfono móvil durante el ejercicio y nos concentraremos en disfrutar de la belleza del entorno.

Consejos para empezar a correr en el campo

Respetar tu tiempo de adaptación y reconocer el terreno

Todo ejercicio requiere un tiempo de adaptación, y cada persona tiene su propia dinámica en este proceso. Aún cuando ya estamos acostumbrados al running urbano, los senderos del campo proponen desafíos distintos. Por ello, el ritmo y la intensidad de la carrera siempre deben ser aumentados de forma lenta y gradual.

A principio, lo mejor es realizar caminatas para reconocer la región y habituarse con sus condiciones específicas (suelo, temperatura, humedad, etc.). Todos estos aspectos serán determinantes a la hora de correr, por ello, lo recomendable es no hacerlo en un terreno desconocido.

Después de adaptarnos a los senderos naturales, ya podremos aumentar progresivamente nuestra marcha con seguridad y constancia. Pero mejor sobre terreno conocido, entre otras cosas para evitar lesiones.

Reforzar tu hidratación

Cuando nos ejercitamos, nuestro cuerpo libera un gran volumen de líquidos y minerales a través de la transpiración. Ello puede provocar una sensación de debilidad y un descenso de la presión arterial, perjudicando nuestro rendimiento y nuestra salud.

Tips para beber más agua durante el día.

La mejor manera de evitar los síntomas negativos de una deshidratación es la ingesta de suficiente líquido. Además de beber mucha agua, podemos llevar jugos naturales o bebidas isotónicas que ayuden a reponer líquidos y electrolitos. Otra alternativa es consumir frutas ricas en agua al finalizar el ejercicio, como sandía, melón, naranja, limón, etc.

También es interesante evitar el consumo de bebidas alcohólicas en la noche anterior a la corrida. El alcohol inhibe la producción de la hormona anti diurética y favorece la pérdida de líquidos.

Adoptar una alimentación equilibrada

Una alimentación más natural y equilibrada es fundamental para la gestión de un peso saludable y la prevención de numerosas enfermedades. Pero también es un aspecto clave para obtener el máximo rendimiento en nuestras actividades físicas e intelectuales.

Cuidado con el frío y con el calor

Muchas veces, al salir de la ciudad, percibimos que las condiciones climáticas pueden acentuarse. En verano, el calor en el campo puede resultar agobiante y la exposición directa a los rayos solares es extremadamente peligrosa. Por ello, no debemos olvidarnos el protector solar y una protección para nuestra cabeza y los ojos.

Por otro lado, en invierno el frío suele hacerse sentir con más intensidad en los senderos naturales. Recuerda abrigarte adecuadamente para no sufrir con las bajas temperaturas. Además, tu alimentación puede incorporar un nivel más alto de proteínas magras y grasas buenas; ello te ayudará a tener más energía para el running.

Te puede gustar