Ventajas y desventajas de correr en las diferentes superficies

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 12 marzo, 2019
Oscar Dorado · 8 marzo, 2019
Correr en las distintas superficies trae consigo ventajas y desventajas. En el siguiente artículo, te ofrecemos todos los datos que debes tomar en consideración a la hora de escoger el mejor suelo para tus entrenamientos.

Correr es genial porque puedes hacerlo en cualquier lugar y en diversos momentos, sin la necesidad de emplear ningún tipo de equipamiento adicional. Sin embargo, no todas las superficies traen consigo los mismos beneficios. A continuación destacamos las ventajas y desventajas de correr en las diferentes superficies. ¡Toma nota!

La mayoría de los corredores simplemente se acomodan las zapatillas de deporte, salen por la puerta principal y comienzan a correr. No obstante, es necesario considerar que algunas superficies son más adecuadas que otras para algunos deportistas.

Más allá de esto, también es cierto que la elección de una superficie es tan subjetiva como la elección de un par de zapatillas; las preferencias varían de un corredor a otro.

Por ello, vamos a repasar los aspectos positivos y negativos de correr en las diferentes superficies. Como siempre, no olvides llevar a cabo un buen calentamiento, ya que esto permite que el cuerpo y los músculos se calienten para obtener el mejor rendimiento y, a su vez, evitar lesiones.

Ventajas y desventajas de correr en las diferentes superficies

1. Cinta de correr

La cinta de correr permite llevar a cabo tus entrenamientos en cualquier momento de manera eficaz, ya sea en casa o en el gimnasio. En cuanto a este tipo de superficie, proporciona los beneficios de la carrera, por lo que puede ser una alternativa interesante; sin embargo, no puede reemplazar por completo otras superficies, debido a los cambios biomecánicos que genera.

2. Pista sintética

Las pistas sintéticas se componen de diferentes capas superpuestas de resina de poliuretano, caucho y asfalto. Justamente por este motivo, aseguran el compromiso ideal entre las características de rigidez y elasticidad en comparación con otras superficies.

El lado negativo es que la repetición al realizar las vueltas en la pista sintética puede volverse aburrida y mentalmente difícil para el corredor. En cualquier caso, la pista sintética y el asfalto son las mejores superficies para trabajar en velocidad.

La pista sintética es una de las mejores superficies para correr.

3. Asfalto

El asfalto es una superficie rígida y estable, lo que permite un gran rendimiento en carrera para el trabajo de velocidad. A su vez, esto limita las torceduras o las caídas. Por esta razón, es una de las superficies más utilizadas por la mayoría de los deportistas para preparar los entrenamientos y las competiciones.

Sin embargo, el asfalto causa mayor impacto en las rodillas, los tobillos, la espalda, las caderas y, a veces, incluso en los pies. Esta es la causa por la que las personas con sobrepeso o quienes tienen problemas en las articulaciones deben optar por superficies como la hierba, ya que son más suaves para las articulaciones.

4. Hierba

El césped es una superficie suave que requiere un gasto de energía adicional. De hecho, provoca que los músculos posturales deban trabajar más para mantener la estabilidad del cuerpo en este espacio. Por lo tanto, es la superficie ideal para su fortalecimiento, especialmente para los músculos del pie.

Correr sobre el césped te permitirá ganar fuerza y ​​tono en las extremidades inferiores. De hecho, es la mejor superficie para evitar las lesiones.

5. Arena

Sin ninguna duda, la arena de la playa es una superficie que es excelente para la construcción muscular. Se debe a que nos promete la máxima eficiencia, además de ser un entorno que garantiza un plus de motivación. Como podrás imaginar, cuanto más seca esté la arena, más trabajarán los músculos.

Se trata de una superficie que te permite trabajar con una intensidad muscular significativa sin forzar las articulaciones. La arena obliga a trabajar los músculos responsables del equilibrio, como los estabilizadores de los tobillos.

Además de todo esto, si buscas una actividad que demande un mayor esfuerzo, te recomendamos correr con las piernas ligeramente sumergidas en el agua. ¡Seguro que no te arrepentirás!

Correr no es simplemente caminar cada vez más rápido, sino que requiere de ciertas técnicas.

6. Montaña

La irregularidad del terreno hace que cada uno de los pasos sea diferente. Así, cuando intentas evitar los obstáculos, el movimiento no es regular; por lo tanto, es menos eficiente, pero produce que gastes más calorías. De hecho, la mayoría de los corredores trabajan más su intensidad y resistencia cuando se ejercitan en plena naturaleza.

Como habrás podido observar, los corredores pueden aprovechar las consecuencias de correr en las diferentes superficies. Además de elegir apropiadamente, también es importante que optes por unas buenas zapatillas que te garanticen la amortiguación necesaria para evitar lesiones.

  • Ferris, D. P., Louie, M., & Farley, C. T. (1998). Running in the real world: Adjusting leg stiffness for different surfaces. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 265(1400), 989–994. https://doi.org/10.1098/rspb.1998.0388
  • McMahon, T. A., Biewener, A. A., Kerdok, A. E., Weyand, P. G., & Herr, H. M. (2015). Energetics and mechanics of human running on surfaces of different stiffnesses. Journal of Applied Physiology, 92(2), 469–478. https://doi.org/10.1152/japplphysiol.01164.2000
  • Pinnington, H. C., & Dawson, B. (2001). The energy cost of running on grass compared to soft dry beach sand. Journal of Science and Medicine in Sport, 4(4), 416–430. https://doi.org/10.1016/S1440-2440(01)80051-7