¿Qué saco de dormir es el adecuado?

Adrián Pérez · 26 septiembre, 2018
Un buen saco de dormir puede ser la diferencia entre el disfrute y unas noches de pesadilla lejos de casa. Para ello, existen distintos tipos adaptados a cada necesidad, bolsillo, uso y frecuencia.

¿Estas listo? ¡Vayámonos de campamento! Una de las actividades recreativas familiares más esperadas son las acampadas. Es una ambiente en donde toda la familia puede disfrutar el momento. Así que si te gusta disfrutar de la montaña y de la naturaleza, debes contar con el saco de dormir adecuado para acampar. Esperamos poder ayudarte a escoger y que vayas lo mejor preparado en tu próxima salida.

¿Qué debes tomar en cuenta al acampar?

Un saco de dormir es uno de los elementos más necesarios para pasar noches fuera de casa y estar en contacto con la naturaleza con una experiencia maravillosa. No solo te brindarán la comodidad necesaria, sino también te protegerán de las bajas temperaturas.

Será importante que tomes en cuenta algunas consideraciones antes de elegir el saco de dormir. Entre ellas deberás visualizar:

  • Uso que le darás. Debido a las variantes en el tipo de campamentos, tales como camping, trekking, y montaña.
  • Tu presupuesto. Existen una gran variedad tomando en cuenta el material de fabricación, modelo u otros.
  • Frecuencia de uso. Nunca será igual el uso que recibe un saco de dormir si tus salidas son esporádicas, a las de una persona que habitualmente acampa a cielo abierto.
Elegir el saco de dormir adecuado.
El tamaño y lo práctico de guardar y transportar que sea son dos aspectos esenciales para un buen saco de dormir.

¿Por qué utilizar un saco de dormir?

La razón de utilizar un saco de dormir, es la protección contra las variaciones de temperatura que se dan en la naturaleza al caer la noche y en altitudes o lugares sumamente fríos, consiguiendo con este que tu cuerpo mantenga el calor corporal y puedas tener un sueño tranquilo.

Debes saber que el saco por sí solo no genera calor, este solo mantiene el calor generado por tu propio cuerpo. Así que la hermeticidad del mismo vendrá asociado al tipo de cierre o solapa y al material con que fue diseñado.

Características de tu saco de dormir

Te explicaremos las características para que en base al uso y frecuencia puedas escoger cual adquirir:

  • Saco para camping. Son perfectos para temperaturas entre 5ºC y 15ºC, ya que en su mayoría el forro de su parte interna es de franela, lo que da un efecto agradable. Este tipo de sacos es rectangular y no tienen capucha. Son de tamaño grande y peso superior oscila entre los 2 kg.
  • Para trekking. Cubren temperaturas entre -5ºC y 0ºC, su tamaño y peso son reducidos, ya que es utilizado en grandes altitudes y la persona debe optimizar al máximo y no llevar consigo mucho peso. Su forma es de tipo momia y enterizo, osea sin esquinas, por lo que se optimiza el calor generador por el cuerpo. Tienen capuchas ajustables para proteger.
  • De montaña. Cubre rangos de temperatura por debajo de -5ºC, y algunos hasta -40ºC o menos. Estos últimos son rellenos de plumas. Son de mayor  peso y volumen que los anteriores.

Con relación al material de relleno, los sacos de dormir los hay de fibra sintética y plumas, siendo los sintéticos de mejor mantenimiento, pero los de plumas más confortables porque aíslan mejor el frío. Sin embargo, en ambientes muy húmedos no protegen tanto ya que las plumas se afectan.

Clasificación de los sacos por forma

También encontraras diferentes formas de sacos y debes adquirirlo según tus necesidades y corpulencia. Por ejemplo, los hay:

  • Tipo momia. Es más ancho en la parte superior y más estrecho hacia los pies. Esta construcción es más eficiente en la retención de calor ya que queda poco espacio para el aire.
  • Tipo momia adaptado. Tienen una característica adicional en el área del pecho y rodillas son más espaciosos, permitiendo cierta movilidad.
  • Sacos rectos. Tal como su nombre lo indica, tienen un corte longitudinal sin curvas, y en uno de sus bordes rectos esta la cremallera, lo cual permite una apertura total del saco.
  • Recubrimiento por capa. Cada una de ellas maximiza la eficiencia térmica.
  • Relleno en forma de trapecio. Favorece la uniformidad en todo el saco.
Comprar un buen saco de dormir.

La disposición del relleno de los sacos es también notable, esto debido a que los de buena calidad tienen el relleno arreglado en forma de H o tabiques, de manera que este se mantenga uniforme, independientemente de la posición de traslado del mismo.

Recuerda que los adelantos tecnológicos no han dejado de lado este segmento. La variedad de sacos de dormir que puedes encontrar es muy variada, incluso con adaptaciones específicas, como los bolsillos internos, collarín y otros.

Así que no te prives de la experiencia de ir de campamento. Ya sabes que tomar en cuenta para escoger el más adecuado para ti. Por lo tanto, planifica tus vacaciones o escapada de fin de semana, y ve por tu saco para dormir.