¿Cómo jugaban los Bulls de Jordan?

Alvaro · 13 enero, 2019
A continuación, exponemos todos los detalles relacionados al cómo jugaban los Bulls de Michael Jordan, un equipo que pasó a la historia del baloncesto.

Sin duda alguna, los Bulls de Michael Jordan deber ser considerados como uno de los mejores equipos de baloncesto de todos los tiempos, junto con los Celtics de Bill Russell y los Lakers de ‘Magic’ Johnson.

Los constantes cambios de jugadores, entrenados y estilo de juego, sumado a las continuas idas y venidas del que ha sido considerado como mejor jugador de todos los tiempos -Michael Jordan- dificultan catalogar un solo equipo como ‘los Bulls de Jordan’. No obstante, hay bastante consenso en que se trata del equipo que realizó la temporada más completa de la NBA: los Bulls del 96

Los componentes del equipo

Seis meses después de pronunciar su famoso: I’m back (‘estoy de vuelta’, en español), Jordan se unía al equipo dirigido por Phil Jackson, el cual se basaba en una sencilla fórmula: un retornado, el escudero que se mantuvo esperando el regreso en la sombra, la llegada de un refuerzo proveniente de los Balcanes y un jugador dispuesto a hacer el trabajo sucio.

Toni Kukoc, el jugador croata de baloncesto.

El regreso de Michael Jordan y el niño prodigio

Ciertamente, el regreso de Jordan se había producido la temporada anterior, cuando el mítico jugador número 23 estaba ya camino a cumplir 33 años de edad.

Cabe destacar que el retiro que duró año y medio no había hecho mella en su talento: 55 puntos a los Knicks en su quinto partido.

Sus 17 partidos de liga regular, más 10 de playoffs (antes de ser eliminados por los Magic de O’Neal y Hardaway) simplemente fueron el entrante de un verano movido, tanto dentro como fuera de la cancha.

Toni “el Magic blanco” Kukoc había aterrizado en los Bulls coincidiendo con el adiós de Jordan, quizá haciéndose demasiado de rogar. El equipo de Chicago contaba con sus derechos desde 1990, lo que provocó que no fuera muy aceptado por el resto de los jugadores; sin embargo, el croata resultaría decisivo en la segunda mitad de la ‘era Jordan’.

El refuerzo de Rodman y Harper

Dennis “El gusano” Rodman venía de ganar dos anillos con los ‘Bad boys’ de Detroit . El center era más conocido por sus escándalos y excentricidades fuera de la cancha que por su labor dentro de ella. Solo las habilidades del maestro zen pudieron reclutarlo para la causa, ocupando el puesto que había dejado otro mítico jugador como Horace Grant.

Dennis Rodman, el jugador apodado como ''El gusano''.

El otro refuerzo que resultaría capital fue el de Ron Harper, un jugador que promedió 20 puntos por noche en equipos como Clippers o Cavaliers, pero que a su llegada a los Bulls sabía cual era su lugar:

“Cuando llegué a los Bulls estaban Pippen , Kukoc y volvía Jordan. ¿Qué se suponía que tenía que hacer? ¿Tirar yo a canasta? Hubiese sido un imbécil? “.

Apodado por Andrés Montes “Albañilería, fontanería, electricidad…. 24 horas a su servicio, Harper asociados” supo hacer ese trabajo que jugadores como Pippen, Jordan, Kerr o Kukoc no estaban tan dispuestos a hacer. Y lo hizo de maravilla en las antípodas de “El gusano”.

La máquina perfecta

Aquel quinteto de los Bulls que muchos somos capaces de recitar de memoria -a pesar de no haberlos visto nunca en directo- (Harper, Jordan, Pippen, Rodman, Longley) junto con la inestimable aportación de su banquillo – Kukoc, Kerr, Wenington…- fueron una máquina de triturar equipos y acapararon toda la atención mediática durante esa temporada.

Un jugador gana partidos

De nuevo con el 23 a su espalda, Michael Jordan disputó cada uno de los 82 encuentros que componen la temporada regular, promediando 38 minutos por noche.

Jordan obtuvo por tercera vez el galardón de máximo anotador con 30,4 puntos por noche, se coronó con los tres MVP de la temporada (All-Star, temporada y playoffs) por primera vez en la historia. También fue tercero en robos (para los que piensen que su labor solo se limitaba al ataque) y fue el faro que condujo a los Bulls hacia el mejor balance que se había visto hasta la llegada de los Golden State Warriors de Stephen Curry; con la diferencia de que también obtuvieron el anillo de campeón (para entonces aún era el cuarto).

Michael Jordan, el jugador de baloncesto con el número 23.

Un equipo gana campeonatos

No solo Jordan estuvo a su mejor nivel durante esta temporada; la mayoría de sus compañeros obtuvieron los mejores números de sus carreras:

  • Rodman fue el máximo rebotado con 14,9 capturas por noche.
  • Kukoc fue nombrado mejor 6º hombre.
  • Kerr obtuvo un acierto del 51,5% desde el triple.
  • Phil Jackson fue galardonado con el premio al mejor entrenador.
  • Krause fue nombrado como el ejecutivo del año.

Este equipo, con la misma base, se alzó con dos anillos más para completar los seis ganó Michael Jordan y se coronó como una dinastía, solo al alcance de los más grandes.