El papel de los europeos en la NBA

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el periodista deportivo Fernando Clementin el 9 marzo, 2019
Óscar Dorado · 9 marzo, 2019
La mejor liga de baloncesto del mundo cada vez tiene más presencia de jugadores europeos. En el siguiente artículo, te contamos cómo se ha llevado a cabo este arribo de jugadores procedentes del viejo continente.

No hay duda de que la NBA es la mejor liga de baloncesto a nivel mundial. Desde sus inicios, esta competencia americana ha estado compuesta por jugadores nacionales. Sin embargo, con el paso de los años, cada vez más europeos han acompañado a las máximas figuras del baloncesto. Por ello, en este artículo vamos a repasar cuál es el papel de los europeos en la NBA.

Durante una época, la diferencia entre el baloncesto FIBA y el americano era abismal, por lo que la posibilidad de dar el salto era más bien una utopía. No obstante, la historia ha demostrado que esta transición fue llevada a cabo de manera progresiva.

La década de los 80 fue la época en la que más clubes americanos empezaron a impulsar la búsqueda de talento europeo para sus franquicias. A partir de entonces, el viejo continente comenzaba a estar repleto de ojeadores. De hecho, Georgi Gluchkov y Fernando Martín abrieron el camino para jugadores como Dirk Nowitzki, Tony Parker o Pau Gasol.

Europeos en la NBA: principales referentes

Georgi Glouchkov, el primer europeo de la historia en la NBA

De nacionalidad yugoslava, Georgi Gluchkov fue el primer europeo de la historia en aterrizar en la NBA. Sucedió en 1985, y fue a cargo de los Phoenix Suns. Por desgracia, el jugador de 25 años de edad no pudo debutar con victoria, a pesar de que dejó su sello con 7 puntos y 7 rebotes ante Atlanta Hawks.

Este jugador, que se desempeñaba en el puesto de pívot, fue uno de los más dominadores del baloncesto europeo; promediaba 23 puntos y 19 rebotes en la liga búlgara antes de hacer las maletas hacía la NBA.

Estas cifras le abrieron las puertas a realizar el sueño americano y lograr una hazaña única para el baloncesto yugoslavo. Pasar a la NBA se consideraba llegar a otra galaxia a nivel deportivo.

Entre los europeos en la NBA, Georgi Glouchkov fue el primero.
Imagen: Diario AS.

Aunque la realidad es que la historia del primer europeo que pasó a codearse con las estrellas americanas comenzó la temporada de forma prometedora, su rendimiento fue decayendo. La trayectoria de Georgi Glouchkov en la NBA terminó al final de esa misma temporada, para regresar de vuelta al baloncesto FIBA.

Fernando Martín, el primer español de la historia en la NBA

A pesar de que en este caso el rendimiento tampoco fue el más esperado, Fernando Martín fue el primer jugador español de la historia en jugar en la NBA, precisamente para los Portland Blazers.

El pívot de 2,05 de altura tuvo el privilegio de abrir la puerta de la NBA a jugadores españoles como Pau y Marc Gasol, Rudy Fernández o José Calderón. Más concretamente, el español debutó ante los Seattle Supersonics el 31 de octubre de 1986.

Fernando Martín, uno de los europeos en la NBA cuya carrera se vio frustrada antes de tiempo.
Imagen: El Español.

El jugador madrileño ex del Estudiantes y Real Madrid llegó a la NBA en el año 1986. Lamentablemente, Fernando Martín falleció en un accidente de tráfico a la edad de 27 años. En ese momento, se trató de una muerte que conmovió a toda su generación.

Petrovic y Divac, los primeros referentes europeos en la NBA

Cuando los Portland Trait Blazers decidieron apostar por Drazen Petrovic en 1989, se decidieron por un jugador de 25 años de edad que era el más destacado del baloncesto europeo. Por el contrario, los inicios del escolta yugoslavo no fueron sencillos en la liga más exigente del mundo. Sus primeros años estuvieron cargados de suplencias en el banquillo.

Drazen Petrovic, uno de los más destacados europeos en la NBA.

Afortunadamente, tras dos años en el ostracismo, Petrovic decidió abandonar Portland rumbo a New Jersey, donde el genio de Sibenik, Croacia, se enfundó la camiseta de los Nets, equipo en el que gozó por fin de minutos y en el que pudo demostrar todo su talento, hasta convertirse en la estrella y el referente del equipo.

De manera inexplicable, un accidente de tráfico el 7 de junio de 1993 acabó con la vida de unos de los jugadores más admirados de todos los tiempos.

Por otro lado, la historia del yugoslavo Vlade Divac es una de las de mayor éxito del baloncesto europeo. De hecho, el exjugador de Sacramento Kings es uno de los siete únicos jugadores en la historia de la NBA que ha conseguido al menos 13 mil puntos, 9 mil rebotes, 3 mil asistencias y 1 500 tapones. Un hito que comparte con otros jugadores como Kevin Garnett, Tim Duncan o Pau Gasol.

Vlade Divac supo destacarse en la NBA con la camiseta de los Lakers.
Imagen: piratasdelbasket.net

El papel de los europeos en la actualidad

Actualmente, los jugadores europeos son muy respetados en la NBA. De hecho, un total de 59 jugadores de este continente juegan en la NBA este año; esta cifra choca con la llegada del primer europeo de la historia en la NBA en 1985, Georgi Glouchkov.

Lo cierto es que el baloncesto FIBA cada vez está más profesionalizado y la diferencia entre el baloncesto europeo y americano es cada vez menor. De hecho, el caso del prometedor Luka Doncic es un ejemplo de cómo está cambiando el mundo del baloncesto.

Como has podido observar, el papel de los europeos en la NBA no ha sido un camino de rosas. Sin embargo, gracias al papel de jugadores internacionales como Toni Parker, Pau Gasol o Ricky Rubio, actualmente Europa cuenta con unos representantes excelentes del baloncesto europeo.

  • Price, J., & Wolfers, J. (2010). Racial discrimination among NBA referees. Quarterly Journal of Economics, 125(4), 1859–1887. https://doi.org/10.1162/qjec.2010.125.4.1859