Dieta mediterránea para perder peso

Pilar · 10 octubre, 2018
Descubre los secretos de la dieta mediterránea que te ayudarán a perder peso.

Si te quieres deshacer de esos kilitos de más, optar por la dieta mediterránea es una buena opción. Por sus características es una forma totalmente natural, variada y saludable de perder peso. Olvídate de productos sustitutivos de comidas y deja de saltarte comidas. La dieta mediterránea típica de países como España, Italia o Grecia tiene todo lo que necesitas para volver a tu peso ideal.

Sigue leyendo y te contamos en qué consiste este tipo de alimentación y cuales son los alimentos básicos que no pueden faltar. Además, te explicamos cuales son los secretos que hacen de la cocina mediterránea una de las más saludables alrededor del mundo.

¿En qué consiste la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es una de las más saludables alrededor del mundo por lo que es especialmente recomendable para aquellas personas que desean perder peso. Esto es debido principalmente a dos motivos:

  • Variedad de alimentos. Este tipo de alimentación, a diferencia de otros no está caracterizado por un alimento concreto sino que hay una gran variedad. Lo que todos ellos tienen en común son las grasas saludables y el estar frescos. Los países mediterráneos cuentan con costa y un clima propicio para la plantación de frutas y hortalizas. El resultado de todo ello son carnes y pescados frescos y un amplio abanico de verduras y hortalizas recolectadas a pocos kilómetros.
Ensalada de pescado.

  • Cocinado saludable. Además de alimentarse con productos saludables y frescos en los países mediterráneos se cocina de forma que apenas se añaden calorías al plato. Las carnes y los pescados se suelen cocinar a la plancha o al horno y las verduras hervidas por lo que conservan todos sus nutrientes sin apenas sumar calorías. Además, las ensaladas son un plato estrella e imprescindible en el día a día de cualquier persona que siga esta alimentación.

Alimentos fundamentales de la dieta mediterránea

Ya hemos comentado que la dieta mediterránea cuenta con una gran variedad de alimentos de todos los grupos nutricionales. A continuación te explicamos cuales son los más destacados y populares y por lo tanto los que no pueden faltar en tu planning semanal si quieres perder peso.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es el principal aporte de grasa de la dieta mediterránea. Es una grasa saludable que se utilizado tanto en frío como en caliente. Ya sea para aliñar ensaladas, verduras o para cocinar es un alimento que no puede faltar en tu cocina.

Cereales

Los cereales son consumidos diariamente en los países mediterráneos. La forma más habitual de tomarlos es a través del pan y la pasta. Lo más recomendable es optar por las versiones integrales de estos productos. Al contener el grano entero tienen más propiedades y una mayor proporción de fibra.

Fruta y verdura de temporada

Las frutas y verduras de temporada son la base de la alimentación en cualquier país mediterráneo. Una dieta equilibrada y saludable debe contener estos nutrientes al menos 5 veces cada día. Quizá te parezca una cifra elevada pero alcanzarla es muy sencillo. Basta con almorzar y merendar fruta, comer verdura una vez al día y cenar una ensalada.

Frutos secos

Los frutos secos son los grandes olvidados de la alimentación. En el caso de esta dieta están muy presentes e incorporados en una gran variedad de platos. Los más comunes son las almendras, las nueces o las avellanas. Se toman como snack saludable, en la ensalada o mezclados con yogur. Son el complemento perfecto para recargar la energía al tiempo que te cuidas.

Lácteos

Se pueden tomar a través del yogur, la leche o el amplio surtido de quesos que están presentes en cualquier país mediterráneo. Son perfectos para consumir a cualquier hora del día. Lo único que tendrás que tener en cuenta es optar por aquellos productos con menos proporción de grasa. 

El yogur mejora la flora intestinal.

Carnes y pescados

Es imposible elegir un producto concreto porque el abanico de productos es muy amplio. Las carnes más consumidas son el pollo, el pavo o el cerdo. Respecto a los pescados hay infinidad pero destacamos el salmón, la sardina y la merluza. Recuerda cocinarlos a la plancha y elegir los cortes más magros.

Disfruta de los alimentos de la cocina mediterránea al mismo tiempo que pierdes peso. Es una auténtica gozada comer estos platos tan sabrosos y variados al mismo tiempo que alcanzas tu objetivo de llegar al peso ideal.