¿Puedo practicar algún deporte durante el embarazo?

Adrián Pérez · 30 septiembre, 2018
Practicar deportes durante el embarazo es una excelente idea para mantenerte saludable y en forma. Claro está, no todos los deportes son aptos, pero hay muchos deportes que puedes realizar en esta nueva etapa de tu vida, los cuales te aportarán múltiples beneficios.

Si eres una persona que le gusta cuidarse físicamente y ahora estás embarazada, es posible que se te vengan a la mente estas preguntas:”¿Si estoy embarazada puedo practicar algún deporte? ¿Cuál podría ser el más adecuado? ¿Tendría algún efecto sobre mi bebé?”

La respuesta inmediata es que si se puede, siempre y cuando no se trate de un embarazo de riesgo. Así que no solo es posible sino también beneficioso. Por supuesto, tendrás que optar por uno apropiado a tu etapa y ser precavida al respecto.

La práctica de actividad física durante el embarazo

Practicar algún deporte siempre va a generar en ti una sensación de satisfacción y bienestar. De hecho, en la etapa del embarazo mejorará tu autoestima y seguridad emocional. Incluso, te puede llevar a tomar conciencia de darle mayor atención a tu cuerpo en esta nueva etapa de tu vida.

Obviamente, no podrás exigirle a tu cuerpo tanto como si no estuvieses embarazada, así que la moderación permitirá mantenerte en forma y disfrutar de la actividad.

Entre las actividades deportivas más aconsejadas durante el embarazo están: el yoga, la natación y la gimnasia suave. Estos tres resultan muy beneficiosos, debido a que al tonificar tu cuerpo y darle elasticidad a los músculos, te ayudarán en gran manera al momento del parto.

5 beneficios de ejercitarse durante el embarazo

Antes de iniciar una rutina, pide asesoramiento a tu médico de confianza y coméntale cual disciplina tienes pensada practicar. Aquí te recomendamos por lo menos 5 de ellas:

Yoga

Practicar yoga podría no parecerte un deporte, pero si lo inicias podría sorprenderte. Es recomendada porque mejora la flexibilidad sin exponerte a lesiones. Además, contribuye a tu equilibrio corporal y la circulación en tu cuerpo, algo muy necesario tomando en cuenta los cambios hormonales y físicos que experimenta tu cuerpo durante el embarazo. Mejora la flexibilidad, especialmente de la parte muscular, pero también de los tejidos de tu piel.

Caminar

Si caminas unos 20 o 30 minutos es bueno. Recuerda hacerlo en pista lisa o terrenos cómodos y planos.

Correr durante el embarazo.

Natación

Este deporte te ayudará a tonificar los músculos y contribuirá a mejorar tu sistema cardiovascular. A medida que tu embarazo avanza, te sentirás mas cómoda en el agua, debido a que el agua soporta el peso del bebé en tu vientre.

Bicicleta

Puedes practicar bicicleta fija o estacionaria. No te exijas demasiado y mantente bien hidratada.

Otros beneficios de ejercitar durante el embarazo

Además, podemos nombrar otros beneficios para ti:

  • Mejorará tu aspecto físico. Durante el embarazo tu bebé demanda energía y nutrientes que están en tu cuerpo. La actividad deportiva ayudará a restablecer lo que le estás aportando a tu bebé.
  • Ayuda a controlar tu peso, que en esta etapa preocupa tanto.
  • Por otra parte, aliviará los dolores que el embarazo trae consigo, tales como de espalda y piernas.
  • También ayuda en el buen desempeño de tu sistema intestinal.
  • Contribuye a reducir el estrés y regula el sueño.
  • Te ayudará a recuperar tu figura después del parto.

¿Qué precauciones debes tomar?

Es importante que mientras practicas una actividad deportiva, estés alerta a cualquier síntoma o situación que amerite suspender dicha actividad, como por ejemplo, sangrado, dificultad para respirar, mareos, palpitaciones, presión arterial descontrolada, descompensación, contracciones lejos del tiempo del parto, hemorragias, pérdida de líquido.

Además, toma en cuenta lo siguiente:

  • Evita posiciones que pudiesen causar presión a tu bebé.
  • Tus movimientos deben ser medidos y con calma.
  • Si realizas ejercicios en el suelo, al levantarte ten cuidado.
  • Evita los ambientes muy húmedos y también los calurosos.
  • Recuerda que es una etapa en tu vida en la que debes olvidar el nivel competitivo. La idea es que te sientas bien contigo misma y disfrutes el momento.
  • Ten en cuenta que cada caso es diferente. Así que en esta etapa del embarazo, no te compares con tus amigas en la misma condición.

¿En qué etapa del embarazo puedes ejercitarte?

Cada caso es diferente, pero se recomienda iniciar después del primer trimestre cuando ya han pasado un poco los síntomas, como las náuseas, entre otros. Es normal que te asalten muchas dudas en cuanto a practicar una actividad física durante el embarazo, y habrá quienes te induzcan a evitarla, incluso médicos.

Pero si logras un método moderado y no excedes la frecuencia, ten por seguro que alguna de las actividades deportivas ya planteadas te ayudarán en esta etapa.

Recuerda que ya no es solo tu salud la que está en juego, sino también la de tu futuro bebé.