El agente intermediario en el fútbol

Francisco María García · 22 noviembre, 2019
A menudo escuchamos en los medios de comunicación diferentes noticias sobre futbolistas y la acción del agente intermediario. ¿Cuáles son sus funciones?

No hay dudas de que el universo futbolístico actual está repleto de celebridades dentro y fuera del campo de juego. Pero por otra parte, hay muchos actores fundamentales para el desarrollo exitoso de este deporte que siguen en una posición de casi anonimato, como por ejemplo el agente intermediario.

Uno de los papeles fundamentales en el deporte rey suele ser el de agente intermediario, al que antiguamente se lo llamaba simplemente ‘agente’. A continuación nos proponemos conocer más sobre sus tareas y su relevancia en el contexto actual.

Por lo general, cuando se menciona esta figura del ámbito deportivo, se la relaciona inmediatamente con cuestiones vinculadas a la explotación económica de la actividad o de la imagen de los jugadores. Y tras el escándalo generado por los numerosos casos de fraude en estos tipos de contratos, su trabajo ha cobrado cierta imagen negativa.

No obstante, es mínimamente injusto desmerecer una profesión por la mala intención de una minoría de representantes. Además, la actuación de los agentes va más allá de encontrar oportunidades para entidades deportivas o empresas. Llevada a cabo con honestidad, suele ayudar a los deportistas a alcanzar el éxito y una mejor calidad de vida con su trabajo.

Pensando en todo ello, veremos un poco más sobre las funciones de un agente intermediario en el fútbol. Comenzaremos por aclarar quién es este personaje clave en la dinámica del deporte más popular del mundo y cómo se integra en la nueva normativa.

¿Qué es y qué hace un agente intermediario en el fútbol?

Los agentes intermediarios en el fútbol son los actores responsables de coordinar, dentro del ámbito deportivo, los pases o transferencias de sus protagonistas entre diferentes clubes. Es decir, son los intermediarios en las negociaciones entre las entidades deportivas y los deportistas.

Jugadores profesionales de fútbol disputando una final internacional.

Desde una perspectiva muy amplia, su trabajo consiste fundamentalmente en identificar y negociar los horizontes de crecimiento y oportunidades de futuro para los deportistas profesionales. Esta figura se desempeña no solo en el universo futbolístico, sino que también es esencial en casi todos los deportes, inclusive para los deportistas de élite.

No obstante, es en el fútbol donde este actor viene ganando un papel cada vez más central en las dinámicas administrativas y financieras. Para tener una idea, según los datos de la FIFA, hay más de 5.200 profesionales debidamente registrados como agentes intermediarios en el fútbol. En el béisbol, por ejemplo, esta cifra supera por poco los 300 registros.

Entre otras funciones, este cargo implica negociar los contratos de vínculo laboral del jugador con un club. Asimismo, también se ocupan de los posibles acuerdos de patrocinio y de utilización de los derechos de la imagen de los deportistas en acciones publicitarias con diferentes empresas y marcas.

¿Existe una regulación específica para los agentes?

Aún no podemos hablar de una legislación específica a nivel nacional sobre el desempeño de los agentes en el fútbol. No obstante, las principales federaciones e instituciones deportivas internacionales ya han aprobado o están trabajando para incluirlos en sus reglamentos. Se trata de homologar y regular la acción de estos profesionales.

La MLBP (Grandes Ligas de Béisbol Profesional) y la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) son pioneras en esta materia. En sus reglamentos ya es posible encontrar las normativas y los comportamientos éticos; se trata de orientar de forma legal la figura del agente intermediario en el ámbito deportivo.

Si hablamos del Reglamento de la FIFA, su texto nos ayuda a entender el rol de estos profesionales, definiendo el agente intermediario en el fútbol como:

“Una persona física o jurídica que, a cambio de una remuneración o gratuitamente, actúa como representante de jugadores y clubes con miras a negociar un contrato de trabajo o como representante de clubes en negociaciones con miras a celebrar un contrato de traspaso”.

Principio de legalidad en el fútbol: dinero pisado con botines.

Sin embargo, debemos destacar que dicho reglamento no regula el acceso a esta actividad, sino que se dedica a controlarla para garantizar un ejercicio legal y ético de la profesión. Además, prevé que el vínculo laboral del intermediario debe ser celebrado mediante un contrato, ya sea con un deportista o con una entidad o asociación deportiva.

¿Cómo convertirse en un agente intermediario en el fútbol?

Para trabajar como agente intermediario en el fútbol español, aún no es necesario contar con un título específico, ya sea una persona física o jurídica. No obstante, también es verdad que los profesionales más exitosos en esta actividad invierten constantemente para capacitarse en conocimientos referentes al ámbito deportivo, jurídico y administrativo.

Además, está creciendo la oferta de cursos para la formación de agentes intermediarios. Estos programas se enfocan precisamente en la transmisión de estas competencias esenciales; se busca el éxito en un ámbito tan competitivo como el deporte, y sobre todo el fútbol.

  • FIFA. Reglamento sobre relaciones con intermediarios. Extraído de: https://resources.fifa.com/image/upload/reglamento-sobre-las-relaciones-con-intermediarios-2367764.pdf?cloudid=j1uulj0atk3vs7dow2kc
  • Federación Española de Fútbol. Reglamento de intermediarios RFEF. Extraído de: https://cdn1.sefutbol.com/sites/default/files/pdf/Reglamento-Intermediarios-web.PDF