Categorías de juveniles en el fútbol español

Francisco María García·
09 Noviembre, 2019
En todo el mundo el interés por el fútbol lleva a los niños y niñas a entrar en las diferentes categorías de juveniles y en lo que se llama el deporte base. ¿Cuáles son esas categorías y cómo se forman?
 

El fútbol es el deporte más popular de todo el mundo. También es un negocio muy lucrativo que mueve increíbles cantidades de dinero. Son muchos los niños y las niñas que desde pequeños no solo muestran interés por el balompié, sino que expresan claramente el deseo de convertirse en jugadores profesionales. Todos ellos empiezan desde las categorías de juveniles.

La edad es el criterio que se aplica para categorizar estos estamentos. Esta segmentación arranca desde los tres años y abarca hasta que los atletas alcanzan la mayoría de edad. En España y en muchos países, los clubes profesionales deben tener equipos en lo que también se conoce como fútbol base o canteras.

Las canteras no solo tienen el objetivo de formar nuevos jugadores, sino de ofrecer a los niños, niñas y adolescentes opciones de ocio y de deporte. Esto es igualmente importante para inculcar valores positivos como la disciplina y el respeto en las nuevas generaciones de ciudadanos.

Las categorías ‘sub’

Las diferentes categorías de juveniles en el fútbol también se les conoce como ‘sub’. Este término va acompañado por la edad límite que deben tener quienes forman parte de cada una de ellas. Esta es una categorización que no solo se aplica a este deporte, sino también a otras disciplinas como el balonmano o baloncesto.

Cuando divertirse es lo primero

Sin dejar de lado el respeto y el compromiso que todo jugador tiene que guardar para con el deporte que practica, las categorías con niños más pequeños se enfocan más en el juego y el elemento lúdico. Esto no implica que a las posibles estrellas del fútbol no se les enseñen los fundamentos básicos.

 
Niños participan en torneo de escuelas deportivas de fútbol.

Aunque muchas instituciones prefieren empezar a reclutar jugadores con al menos siete años cumplidos, algunos equipos tienen categorías con niños por debajo de esta edad. A estos primeros estamentos se les conoce como qerubines (cuatro y cinco años) y pre-benjamines (seis y siete años).

En estas divisiones, todos los integrantes de la plantilla de un equipo deben disputar minutos en cada partido. También se puede dar el caso de que los entrenadores estén dentro del campo durante las competiciones, ayudando y enseñando a los pequeños. Son partidos que se disputan en campos reducidos de fútbol 8.

Categorías ‘preinfantiles’

Benjamines (ocho y nueve años) y alevines (10 y 11 años), son las siguientes categorías en orden ascendente. Aquí las competiciones ya empiezan a estar bajo la tutela federativa. A los jugadores se les enseña de manera sistemática aspectos básicos como los pases, el control del balón y los disparos. También empiezan a conocer los conceptos de atacar y defender.

En estas categorías, cada futbolista tiene conciencia de cuál es la función que le toca cumplir dentro del campo. Las competiciones ya no solo serán contra equipos del mismo distrito o ciudad, sino contra combinados de la misma provincia.

 

Categorías de juveniles: el ‘salto’ al fútbol 11

Cuando los jóvenes alcanzan los 12 años de edad, deben enfrentar cambios significativos. El primero de ellos es que pasan al fútbol 11. En esta instancia, ya cada jugador compite conscientemente. Lo hace no solo contra otros equipos, sino también contra sus propios compañeros para hacerse de un lugar dentro del plantel titular.

Los entrenadores ya no solo trabajarán los principios básicos del juego; la enseñanza y el repaso de tácticas y estrategias es otro aspecto que se desarrolla con asiduidad. Del mismo modo, sin que se pierda el espíritu de sana competencia, ganar empieza a ser un objetivo importante.

Infantil (12-13), cadete (14-15) y juvenil (16, 17 y 18 años) son las siguientes categorías. En esta última, los entrenadores dedican tiempo para explicar en detalle los diferentes sistemas de juego. Cuando un jugador se destaca en este nivel, dar el salto al fútbol profesional es una posibilidad real.

Los mundiales de fútbol femenino reflejan el crecimiento del deporte en todos estos años.

De juveniles en el fútbol a las grandes ligas

Aunque los casos de jugadores que brillan desde las categorías de juveniles y son fichados por equipos profesionales son cada vez más frecuentes, a la mayoría le toca continuar con un difícil recorrido para cumplir su objetivo. Se trata de una travesía que eventualmente empieza en competiciones regionales o en la Tercera División.

 

El paso a la Segunda División ya es trascendental. La categoría de plata del fútbol español puede servir como el trampolín definitivo para la profesionalización. Quienes destacan aquí deben empezar una nueva vida, dedicada por completo al que muchos llaman ‘el deporte más bonito del mundo’.

  • Francisco Orts Delgado. Recomendaciones del fútbol base. Fundación Deportiva Municipal Valencia. Extraído de: https://www.yulava.es/js/libraries/ckeditor/kcfinder/upload/files/recomendacionesFDM.pdf
  • RFEF. 2015. Metodología de trabajo y escuela de fútbol. Extraído de: http://www.peloteros.es/files/Descarga/Metodologia-de-Trabajo-Escuela-de-futbol-RFEF-1-4/PONENCIA.ESCUELA.RFEF.1.pdf