¿Cuántos impuestos paga un futbolista?

Francisco María García·
06 Marzo, 2020
La retribución de los deportistas, y sobre todo de los futbolistas profesionales, es elevada y es normal que surjan dudas sobre el aspecto fiscal. Los impuestos que paga un futbolista pueden ser elevados. Te contamos más al respecto.
 

Cada vez son más los futbolistas que son investigados por Hacienda por la evasión de impuestos. Este tipo de noticias a menudo nos llevan a preguntarnos, ¿cuántos impuestos paga un futbolista?

De modo general, puede afirmarse que los jugadores profesionales tributan al marginal máximo, es decir, al 47 %. Dicho porcentaje corresponde al 85 % de los ingresos del deportista, mientras que el otro 15 % puede pagarse a través del Impuesto de las Sociedades. A continuación, te contamos más detalles sobre estas obligaciones que deben afrontar estos deportistas.

Los impuestos que paga un futbolista

Los futbolistas en España pueden redistribuir su carga fiscal y evitar así todo lo concerniente con la progresividad del IRPF. Además de ello, según la ley vigente el 85 % de los ingresos que tenga un deportista profesional —en este caso específico un futbolista— debe ser tributado por el IRPF. Dicha tributación es del 47 % máximo marginal.

Por otro lado, el 15 % restante de los ingresos se puede pagar a través de los Impuestos de Sociedades. En estos casos, el beneficio tributa al 28 % del impuesto.

Aunque puede parecer un impuesto muy alto en comparación con otros países, como por ejemplo Francia, en donde se cobra un impuesto de alrededor del 75 % a partir del millón de euros, España resulta atractiva para los jugadores. Esto es todavía más ventajoso para los extranjeros.

Con respecto al punto anterior, es muy importante destacar que existen diferencias en el momento de la tributación. Estas pueden darse por el dinero percibido o también por si el jugador es o no residente en el país.

 

Anteriormente, por la ley conocida como Beckham, el personal altamente calificado podía tributar un 24 %; aunque el máximo estaba fijado en un 52 %, los jugadores de fútbol profesionales pagaban el 24 %.

Futbolista negociando los convenios colectivos para su actividad.

La ley anterior fue modificada y si bien los antiguos fichajes que tengan contrato continúan apegados a la normativa anterior, los nuevos contratos pagarán al 24 % los primeros 600 000 euros de ganancia. Después del importe anterior, el jugador deberá cancelar de igual forma que los residentes españoles.

Diferencias de impuestos de acuerdo a la comunidad

Otro aspecto que se debe tomar en consideración, además de la residencia oficial del jugador, es el lugar de España en el cual se encuentra el deportista. En este sentido, un jugador que viva en Cataluña pagará más de 32 000 euros en impuesto que, por ejemplo, un jugador que viva en la Comunidad de Madrid.

Estas diferencias entre comunidades autónomas en España se deben a los llamados tramos autonómicos. Por ejemplo, el tramo autonómico en Cataluña asciende al 56 % del impuesto.

Otra ley vigente es una que data del año 1975, con la que España estableció ciertos lazos y convenios con diferentes países. Un ejemplo muy tangible es Brasil: si el portero Iker Casillas hubiese ganado 720 000 euros por el mundial, un 25 % de dicho monto debería quedarse en Brasil. La razón de ello radica en la ley en la que ambos países se comprometen a evitar la doble imposición.

 

Los impuestos y los derechos de imagen

Por otro lado, además de los ingresos brutos por el fichaje, muchos jugadores aprovechan los derechos de imagen para complementar sus finanzas. En este sentido, el futbolista contrata a una empresa a la cual le cede sus derechos para que esta explote al máximo la imagen del jugador, cobrando una importante suma por ello.

Hombre montando negocio en el deporte.

Se han establecido algunas reglas básicas al respecto, entre las que se destacan los derechos de imagen que están ligados al club y que, por supuesto, están íntimamente relacionados a su actividad laboral. La cuestión es que todo lo relacionado a los derechos de imagen resulta un poco más complicado a efectos fiscales.

Si el jugador sale dando una rueda de prensa con el emblema del equipo, se le considerará un rendimiento laboral, aún cuando lo cobre aparte. El objetivo de Hacienda es vigilar todas las actividades relacionadas con la imagen, inclusive cuando son familiares del futbolista quienes la gestionan.

Los impuestos que paga un futbolista pueden variar de acuerdo con la residencia oficial del jugador, inclusive internamente en España. En general, se puede afirmar que el 85 % de sus ingresos deben ser cancelados al marginal máximo del 47 %.

 

Solo los jugadores extranjeros podrán cancelar el 24 % de lo percibido por los primeros 600 000 euros; luego, se equiparán al resto de los jugadores. ¿Qué opinas sobre los impuestos que pagan los jugadores de fútbol y otros profesionales del deporte?

  • José Ramón Aparicio de Lázaro. El régimen tributario del fútbol en España. Extraído de: http://www.madrid.org/revistajuridica/attachments/article/137/El%20regimen%20tributario%20del%20futbol%20en%20Espana.pdf
  • La fiscalidad de los deportistas de fútbol en el ámbito internacional. 2015. Extraído de: http://dspace.umh.es/bitstream/11000/2331/1/Garc%C3%ADa%20Pacheco%2C%20Irene.pdf