FC Barcelona: símbolo y esencia de Cataluña

Fernando Clementin · 11 noviembre, 2018
El FC Barcelona es a día de hoy uno de los grandes de Europa sin discusión, pero no siempre fue así, de hecho la última década ha sido la etapa de mayor esplendor del club

El FC Barcelona, hoy uno de los gigantes del fútbol mundial, es una institución con raíces que se funden con la historia misma de esta región de España. Fundado en 1899, llegó a ser “Més que un club”, como reza su lema en catalán. Repasamos la peculiar historia de un club que desde siempre se ha diferenciado del resto.

Los inicios del FC Barcelona se remontan al final del siglo XIX, cuando un suizo que se mudó a Cataluña decidió fundar una nueva institución deportiva. Se llamaba Hans Gamper, pero pasaría a la historia como Joan Gamper. Tenía apenas 22 años, y era un gran amante del deporte, conformó un equipo que estaba integrado por seis extranjeros y seis nacionales.

Pese a estar imposibilitado para ser presidente del club por su corta edad, Gamper estuvo siempre ligado a las decisiones fuertes de la entidad. Incluso hay quienes dicen que llegó a poner dinero de su bolsillo en épocas de vacas flacas.

Justamente el dinero fue el motivo de su trágico final. Gamper se suicidó en 1930, motivado por la profunda crisis económica que vivía el mundo. Él y su club no fueron una excepción y la situación le condujo a quitarse la vida. Todo el barcelonismo lo lamentó y sigue siendo recordado como el verdadero creador del gigante blaugrana que hoy conocemos.

Estadio del FC Barcelona.
El actual estadio del FC barcelona con el lema de “Més que un club”.

Primeros años de gloria y profunda crisis

En 1922, el FC Barcelona estrenó su primer estadio, Camp de Les Corts, con capacidad para treinta mil personas. En él consiguió sus primeros títulos: cuatro Copas de España y la primera Liga, en 1929.

Sin embargo, el club comenzó a adquirir un carácter social muy fuerte por aquel entonces. Los sentimientos independistas catalanes se integraban perfectamente con la ideología de la entidad, que se fortalecía en muchos deportes. Una vez, en 1925, el estadio fue clausurado por el gobierno de Primo de Rivera durante seis meses debido al abucheo a la Marcha Real en la previa a un encuentro.

La década de los 30 fue quizás la más dura de su historia. Tras la muerte de Gamper, la situación empeoró. En la temporada 1933-34, el Barcelona hubiera descendido de no ser por la ampliación de cupos de la primera división.

En cuanto a lo social, la Guerra civil española golpeó fuertemente al FC Barcelona, al encontrarse en tierras catalanas “rebeldes”. Su propio presidente,  Josep Sunyol, que era político de Cataluña, fue asesinado por el régimen de Franco.

En 1938, durante los bombardeos a Barcelona, la sede del club fue destruida casi por completo. De 12 000 socios en el inicio de la década, el Barça la finalizaba con poco más de 2 000.

El resurgimiento

La década de los años 40 fue un periodo de “reconstrucción”. El régimen franquista se encargó de elegir las autoridades hasta 1953. Asimismo, se castellanizaron los estatutos y se eliminó por nueve años las franjas rojas y amarillas del escudo.

Sin embargo, en 1950 todo mejoraría. Además del espíritu catalán tan marcado, algo que caracteriza al FC Barcelona es la importancia que han tenido los extranjeros en su historia. Tras Gamper, quien llegó para enamorar a los aficionados fue el húngaro Ladislao Kubala Quien volvería a influir en el club.

De su mano, el F.C. Barcelona consiguió tres Ligas en esa década, a las que se sumaron más de 15 títulos contemporáneos. Debido al aumento de socios, se construyó un nuevo campo: el mítico “Camp Nou”, con capacidad para 93 000 personas. Fue inaugurado en 1957.

En la vereda de enfrente, Alfredo Di Stéfano, quien estuvo a punto de fichar por el Barça, llevaba al Real Madrid a conseguir cinco Copas de Europa consecutivas. La “saeta rubia” no llegó al club catalán por falta de confianza de la directiva y la ruptura de un acuerdo en cederse al jugador en temporadas alternas. De haber fichado finalmente por el club blaugrana pudo cambiar la historia de ambos equipos.

En los sesenta nuevamente se complicaría todo. Apenas cuatro fueron los títulos que logró el club en esos diez años. La rivalidad con el Madrid -y con toda España- se acrecentaba cada vez más, a medida que el club “merengue” sumaba copas a sus vitrinas.

Historia moderna del FC Barcelona

Desde 1970 en adelante, la trayectoria del Barça es algo más conocida. En 1974, el recién llegado Johan Cruyff brillaba en el club y lo llevaba a sus años de esplendor junto al entrenador Rinus Michels.

En los ochenta, bajo la presidencia de José Luis Nuñez, el club amplió su estadio, incorporó nuevos complejos polideportivos y contrató estrellas de la talla de Diego Maradona, Gary Lineker o Bernd Schuster.

Sin embargo, tan solo pudo hacerse con una Liga y tres Copas del Rey. Además, perdió la final de la Copa de Europa de 1986, ante Steaua de Bucarest.

“Al fútbol siempre debe jugarse de manera atractiva, debes jugar de manera ofensiva, debe ser un espectáculo”
-Johan Cruyff-

Johan Cruyff volvió al FC Barcelona en 1988, ahora como entrenador. Fue ahí cuando sembró un estilo de juego que perdura hasta hoy: el mismo que practicaba la legendaria “Naranja mecánica” de 1974. En 1992, ganó la primera copa continental del club, con un tal Josep Guardiola como miembro destacado del equipo.

La era Guardiola

Si bien el FC Barcelona siempre fue considerado un grande de Europa, en 2008, cuando ‘Pep’ Guardiola tomó las riendas del primer equipo, fue cuando dio el gran salto. Con estrellas como Lionel Messi, Carles Puyol, Andrés Iniesta o Xavi Hernández como referentes, el Barça ha conseguido en la última década lo que muy pocos han logrado en años.

Leo Messi es uno de los mejores jugadores de la historia y de los que mejores goles ha marcado.

Tres UEFA Champions League, tres Mundiales de Clubes, seis Ligas y cinco Copas del Rey se han sumado a su palmarés en este tiempo. Si bien Guardiola estuvo en el banquillo hasta 2012, ‘Tito’ Vilanova, ‘Tata’ Martino, Luis Enrique y Ernesto Valverde se las han arreglado para aumentar los 14 títulos que dejó “Pep” en el Barça.

Además de esas conquistas, este equipo ha jugado un fútbol tan brillante que muchos aseguran que se trata del mejor equipo de la historia del fútbol. Una conjunción de entrenador y jugadores en su mejor momento, en el lugar indicado.

Después de una historia tan cruda, de tanta lucha y reveses a la sombra de los triunfos merengues, el Barça ha recuperado el lugar que merecía. En lo deportivo, con equipos, récords y consagraciones históricas, y desde lo institucional, siendo un referente del fútbol actual. No se equivocan: definitivamente es más que un club.