Personalidad de los porteros de fútbol

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon
Aunque esto pase desapercibido a veces, la figura del portero en el fútbol tiene unas peculiaridades que los hace únicos respecto a sus compañeros. En este artículo, descubrimos la personalidad de los guardianes del arco.
 

La personalidad de los porteros de fútbol es una cualidad que los hace únicos dentro del equipo. Con frecuencia, los guardametas son relegados a un segundo plano y se presta más atención a los delanteros, los que marcan los goles. Sin embargo, los porteros son piezas claves de los equipos, y en muchas ocasiones son los salvadores de los partidos.

El carácter de los porteros se va forjando desde que comienzan a jugar al fútbol. Esta posición suele ser más estática, de manera que el jugador que despunta en la portería es poco probable que pase a ocupar otra posición.

Además, el grado de especificidad que requiere la portería es muy alto. No solo la personalidad de los porteros es diferente, sino que también poseen un entrenamiento técnico diferente y hasta reglas de juego especiales dentro del área. Ellos son los únicos jugadores que deben dominar tanto el juego de pies como de manos.

Por todo ello, los psicólogos deportivos se han centrado en estudiar más a fondo la personalidad de los porteros de fútbol. En este artículo, se hará una revisión de la literatura al respecto.

 

Los porteros sienten menos ansiedad

En un estudio publicado en la revista Theory and Practice of Physical Cuture se comparó a jugadores en varios rasgos de personalidad en función de su posición. Los porteros fueron los jugadores que más bajo puntuaron en ansiedad. Es decir, bajo situaciones de presión, les resulta más fácil mantener la calma y no dejarse llevar por el estrés.

Por otro lado, también obtuvieron las puntuaciones más altas en frustración y rigidez. Parece ser que los porteros son los jugadores más susceptibles a sentir frustración cuando las cosas no van bien. La rigidez se refiere a la resistencia al cambio, comprensible dada la poca flexibilidad que existe en su posición.

Marc-André Ter Stegen, FC Barcelona, Alemania

Se preocupan menos por los errores

Contrario a la creencia popular, los porteros piensan menos en los errores que sus compañeros de equipo. En una investigación realizada por la Universidad Húngara de Educación Física, se demostró que los porteros son capaces de rendir mejor en condiciones de presión.

De igual modo, son estos jugadores los que obtienen las puntuaciones más altas en dimensiones como afrontar las dificultades y mantener la concentración. Esto significa que, en partidos de alta presión o importancia, los porteros pueden mantener la atención dentro de lo que pasa en el terreno de juego. Esto resulta muy importante en situaciones en las que deben organizar a sus compañeros, como los saques de esquina o las faltas.

 

Tienen menos ego que los jugadores en otras posiciones

En esa misma investigación se descubrió que los porteros puntúan bajo en el factor ego. En el sentido opuesto, los delanteros fueron los que más alto puntuaron en esta característica.

Esto puede deberse a que dentro del mundo del fútbol se magnifica la figura de los delanteros goleadores, mientras que, en muchos casos, la figura de los porteros pasa más desapercibida. Además, también obtienen puntuaciones bajas en rivalidad hacia sus compañeros, por lo que no suelen ser figuras problemáticas que creen conflictos dentro del equipo.

La motivación de los porteros es diferente

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Almería, la motivación de los porteros se dirige más hacia la mejora de las propias capacidades (orientación a la tarea), en lugar de ser mejor que los demás (orientación al ego).

Los porteros se encuentran más motivados cuando las metas tienen que ver con la mejora y el cambio personal. En tanto, si la tarea se dirige a compararse con los compañeros, la motivación del portero será menor.

Oliver Kahn atajando para Bayern de Munich.

La personalidad de los porteros de fútbol es diferente

 

Como hemos analizado, los porteros poseen unas características especiales, tanto técnicas como psicológicas. Aunque muchas veces se da por sentado su figura, la verdad es que son piezas esenciales e insustituibles de cualquier equipo.

Hay que destacar que los resultados obtenidos en las investigaciones sirven para hacer afirmaciones generales respecto a la personalidad de los porteros, pero siempre existirán porteros que no cumplen este patrón de personalidad. Las excepciones siempre están presenten, ya que cada portero tiene su personalidad que lo hace único.

Por último, es interesante plantearse la siguiente pregunta: ¿los porteros encajan en su posición por su personalidad, o son las demandas de la posición las que modifican la personalidad del portero?

  • Castro-Sánchez, M., Zurita-Ortega, F., Ubago-Jiménez, J. L., Ramírez-Granizo, I. A., y Chacón-Cuberos, R. (2018). Motivational climate in youth football players. Behavioral Sciences, 8(9), 83.
  • Csáki, István & Zsolt, Szakály & Barbara, Fózer_Selmeci y Zoltán, Kiss & József, Bognár. (2017). Psychological and Anthropometric Characteristics of a Hungarian Elite Football Academy’s Players. Physical Culture and Sport. 73. 26. 10.1515/pcssr-2017-0002.
  • Koryagina, J. V., y Blinov, V. A. (2013). Psychophysiological characteristics of football players of various playing positions. Defenders, 427(33), 21.La