¿Cómo afrontar las sanciones de un club deportivo?

Francisco María García · 11 noviembre, 2019
Escuchamos en los medios de comunicación que se ha impuesto algún tipo de sanción a un futbolista, pero desde su propio club. Realmente, estas entidades tienen potestad disciplinaria y los deportistas pueden oponerse a ella.

Por lo general, es bastante común escuchar noticias e incluso discusiones polémicas sobre las sanciones impuestas a los clubes o a los deportistas por los comités deportivos. No obstante, aún se habla relativamente poco sobre las sanciones de un club deportivo hacia sus deportistas asociados, y sobre cómo es posible afrontarlas o impugnarlas judicialmente.

Pensando en ello, a continuación analizaremos la potestad disciplinaria atribuida a las asociaciones deportivas en España; también veremos el proceso de impugnación al cual pueden recurrir los deportistas que reciben sanciones de un club deportivo.

La Ley del Deporte y la potestad disciplinaria de los clubes 

En la actualidad, el principal texto de la legislación deportiva española es la Ley del Deporte del 15 de Octubre de 1990 (Ley 10/1990). Su creación tiene por objetivo, como expresa su artículo I, “la ordenación del deporte, de acuerdo con las competencias que corresponden a la Administración del Estado”.

Además de determinar qué tipos de asociaciones deportivas pueden registrarse en la Península Ibérica y prever sus naturalezas jurídicas, dicha ley también regula la potestad disciplinaria atribuida a los clubes deportivos. Pero, después de todo, ¿qué es la potestad disciplinaria?

De forma resumida, podemos decir que la potestad disciplinaria es la facultad de sancionar, o si preferimos un término más “duro”, de castigar a un individuo por el incumplimiento o la infracción de las normas disciplinarias previstas en una asociación u otra organización.

Dentro del ámbito deportivo, la potestad disciplinaria es la competencia atribuida a algunos órganos que componen la estructura del deporte en el ámbito público y privado.

También se trata de sancionar las omisiones o infracciones a las reglas del juego aprobadas y publicadas en los reglamentos estatales o federativos, que orientan la práctica profesional de diferentes modalidades deportivas, en especial durante competiciones y eventos.

El handball es uno de los deportes indoor más practicados.

Potestad disciplinaria atribuida a los clubes deportivos

La mencionada Ley del Deporte en España prevé que los clubes deportivos están autorizados a ejercer la potestad disciplinaria sobre sus asociados o socios. Esto aplica a deportistas profesionales o amateurs, entrenadores, miembros del cuerpo técnico, administrativo o directivo.

Esa ley solo posee aplicación práctica en este aspecto concreto en las comunidades de Ceuta y Melilla, cuyos reglamentos autonómicos se adaptarán a las determinaciones de la ley estatal. En las demás CCAA, es necesario ajustarse a la propia legislación autonómica para comprender las condiciones y los límites de las sanciones de un club deportivo.

Asimismo, debemos resaltar que un 80 % de las legislaciones autonómicas existentes intentan adaptarse al modelo normativo estatal, en un esfuerzo de unificación de la legislación deportiva española, al menos en lo que se refiere al ejercicio de la potestad disciplinaria por parte de los clubes deportivos.

Impugnación de las sanciones de un club deportivo

Como vemos, cada comunidad autónoma española tiene la autonomía para aprobar sus propias ordenanzas y leyes sobre el deporte y la cultura. Es posible que haya algunas diferencias en las condiciones y los pasos que se han de seguir durante el proceso de impugnación de sanciones en el ámbito deportivo, según el ayuntamiento o la CCAA donde se lleve a cabo.

Para proporcionar una explicación más detallada, tomaremos como referencia la Comunidad de Madrid. La Ley de la Comunidad Autónoma de Madrid, en la cual se regula el deporte y la cultura física en el territorio madrileño, determina que:

«las resoluciones o acuerdos adoptados en materia disciplinaria por las entidades definidas en el artículo 3, y no susceptibles de recurso interno según los estatutos de las mismas, podrán ser recurridas en primera o segunda instancia ante la Comisión Jurídica del Deporte de la Comunidad de Madrid».

Asimismo, para solicitar la impugnación de las sanciones de un club deportivo en Madrid, se necesita considerar diversas variables. Antes de nada, y dejando a un lado las posibilidades interpretativas sobre un acto, es fundamental analizar cuál es el alcance de cada normativa. En este caso, se limitaría a la Comunidad de Madrid.

Cada club deportivo posee normas de higiene que se deben respetar.

Ámbito de aplicación de las sanciones

También respecto al alcance, se debe considerar que el ámbito de aplicación de cada normativa. Por lo general, cuando hablamos de la impugnación de sanciones deportivas, el ámbito suele limitarse a la potestad reglamentaria deportiva prevista en el reglamento autonómico o federativo.

En este ámbito se expresan de forma clara y objetiva las reglas del juego y la conducta ética esperada de un deportista y de los demás profesionales involucrados en el deporte.

Además, y para finalizar, es importante considerar que se suele excluir la aplicación de las normas administrativas sobre las relaciones internas del socio con el club, considerando que poseen un carácter jurídico privado.

  • Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/1990/BOE-A-1990-25037-consolidado.pdf
  • Ley 15/1994, de 28 de diciembre, del Deporte de la Comunidad de Madrid. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/1995/BOE-A-1995-8733-consolidado.pdf