¿Qué es el compliance y cómo se aplica en entidades deportivas?

Francisco María García·
Con la puesta en marcha del compliance en entidades deportivas, el club, la federación o la entidad podrá regular el cumplimiento de todas las normas que le afecten. ¿En qué consiste el compliance?
 

El compliance es el cumplimiento normativo que deben cumplir las personas jurídicas, como es el caso de controles para entornos operativos, deportivos, etc. Este concepto viene a reforzar aspectos como la cultura corporativa, la responsabilidad social, la organización y la transparencia, entre otros.

Se trata, además, de un concepto que no es ajeno a las entidades deportivas, por lo que las mismas pueden sacarle un mayor provecho que vaya más allá de un documento jurídico. El objetivo sería lograr un sistema más efectivo de control externo e interno, así como también la adopción de un sistema de prevención.

¿En qué consiste el compliance?

Como hemos visto, el compliance es una fórmula jurídica cuyo objetivo principal es el cumplimiento normativo. Este tipo de fórmula jurídica, además, supone una exención de responsabilidad penal para el ámbito deportivo.

Las entidades deportivas tales como federaciones, clubes, asociaciones, ligas y comités olímpicos, entre otros, son responsables por la comisión de delitos. Pero también es cierto que pueden quedar eximidos de dicha responsabilidad si se ha adoptado las medidas pertinentes de control, vigilancia y prevención para reducir las consecuencias de dichos delitos.

 

Para que las entidades puedan quedar eximidas, es necesario que el órgano de administración de cada una haya adoptado una serie de medidas, entre las que se destaca la vigilancia, el control y la prevención de delitos. Otra opción por la que pueden quedar exentas es si el autor del delito esquivó los modelos de prevención y de organización de forma fraudulenta.

Claves para las entidades deportivas

Si bien cada entidad deportiva deberá estructurar el compliance de acuerdo a cada caso en específico, también es cierto que hay ciertos parámetros o claves generales que pueden ser adaptadas. En general, esta fórmula jurídica tiene por objetivo la prevención y detección precoz ante determinados delitos.

Las sociedades anónimas deportivas están conformadas por accionistas.

Para ello, la entidad deportiva deberá desarrollar sistema de evaluación de riesgos. Dicho sistema deberá ser capaz de detectar ciertas señales envueltas en comportamientos o conductas que puedan de una u otra forma terminar en la realización de un delito. Este sistema de evaluación de riesgos es clave para la prevención y detección precoz de dichas conductas.

La elaboración de un programa de compliance

 

Por otra parte, es imprescindible que la entidad haga un ‘programa de compliance‘, el cual deberá contener de forma detallada todos los procedimientos y protocolos que se deben seguir para la vigilancia, prevención y cumplimento de la normativa correspondiente. Se han de especificar aspectos como la voluntad de la persona jurídica, entre otros.

Asimismo, es fundamental la creación de medios de formación y comunicación. Estos deben llegar de forma oportuna a todos los niveles del personal que presta servicios en la entidad deportiva. En este sentido, también se debe abrir un canal ético, en el cual informar sobre las consecuencias por incumplimientos al organismo.

También es necesario hacer un sistema de verificación del modelo establecido. Ello permitirá tener una lectura mucho más certera sobre los protocolos y resultados del programa de compliance. Igualmente, es muy útil para hacer modificaciones o para reflejar los diferentes cambios que se hagan en la organización.

El compliance y las entidades deportivas

Los diferentes sistemas de compliance deben ser aplicados a todas las entidades deportivas, por tratarse de personas jurídicas. En primer lugar, estos sistemas son vitales para reducir y en algunos casos eximir a las organizaciones por determinados delitos. En segundo lugar, vienen a reforzar y controlar las estructuras organizacionales de la entidad.

Los juegos reducidos en fútbol presentan varios beneficios.

Este tipo de sistema debe verse como algo positivo para las organizaciones, ya que es un elemento que facilitará de diferentes maneras configurar de forma más efectiva la marca de la entidad. Además, es una forma de organizar mejor toda la estructura y evaluar los resultados a través de auditorías.

En conclusión, el compliance es una fórmula jurídica cuyo objetivo principal es el de eximir a la organización por la comisión de algunos delitos. Por otro lado, este sistema favorece toda la estructura empresarial y viene a reforzar la cultura corporativa a través de una organización más eficiente.

Los medios de información, las evaluaciones de riesgos y la posterior auditoría de los resultados son claves en este sentido. Es decir, es un sistema con el que la entidad sale ganando desde diferentes puntos de vista.

  • José Luis Pérez Triviño. Compliance y deporte. Universitat Pompeu Fabra. Extraído de: https://iuspuniendiblog.files.wordpress.com/2017/05/compliance-y-deporte.pdf
  • Gaudia. 2019. El compliance en entidades deportivas. Extraído de: https://www.gaudia.com.es/wp-content/uploads/2019/01/compliance-entidades-deportivas.pdf