Derechos de retransmisión en el deporte

Francisco María García· 14 enero, 2020
En la actualidad, se estima que la negociación de los derechos de retransmisión en el deporte es la principal fuente de ingresos de la mayoría de las entidades deportivas en España y en el mundo. ¿Cómo es esto posible?

No es ningún secreto que la relación entre el deporte y los medios audiovisuales fue y sigue siendo extremadamente fructífera, principalmente cuando nos enfocamos en el universo del fútbol. Lo que ha empezado con transmisiones especiales durante la década del sesenta se ha convertido en una gran fuente de negocios, que se apoya sobre los derechos de retransmisión en el deporte para generar ganancias millonarias cada año.

La televisión y la era digital

Tras la popularización del acceso a los televisores, el deporte ha ido ganando cada vez más espacio entre todos los aficionados. Pero con la llegada de los años noventa,la explotación comercial de los derechos de retransmisión de competiciones y eventos deportivos alcanza otra dimensión.

Las grandes cadenas invierten fuerte en la creación de canales Premium, con programación dedicada exclusivamente al deporte, 24 horas por día.  Como no podía ser de otro modo, la revolución digital ha generado nuevos paradigmas para el segmento audiovisual.

Hoy por hoy, los derechos de imagen y retransmisión en el deporte también deben incorporar las plataformas digitales, como sitios web, aplicaciones interactivas, redes sociales, entre otros. Después de todo, el deporte como entretenimiento necesita adaptarse a su público para seguir vigente…

Todo ello ha generado y continuará generando nuevos retos y polémicas respecto a los aspectos legales sobre la explotación comercial de los derechos de retransmisión en el deporte. ¿Sobre qué terreno caminamos actualmente en esta materia?

Derechos de retransmisión  e imagen en el deporte

Cuando hablamos sobre la explotación comercial de las retransmisiones deportivas, el primer y más importante punto clave para considerar consiste en los derechos de imagen. A su vez, estos derechos deben ser evaluados y negociados en dos esferas o etapas diferentes.

Hombres mirando un partido de fútbol en la televisión.

En una primera instancia, tenemos los derechos de imagen de los deportistas, quienes participan de las competiciones y los eventos que serán retransmitidos. Por lo general, esta primera negociación ocurre entre los propios atletas —acompañados o no de sus representantes— y las entidades responsables por la organización del evento, torneo o competición.

No obstante, es cada vez más común laintervención de sociedades que gestionan los derechos de utilización de imagen de los deportistas.Este sistema ha empezado a estar en la mira de la Justicia, tras la constatación de diversos casos de fraude en los contratos firmados por sus representantes.

En una segunda instancia, la cesión de los derechos de imagen para las retransmisiones también debe ser pactada entre los clubes —u otra entidad responsable de organizar el evento— y las empresas encargadas de registrar y filmar el evento.

Derechos de imagen y su regulación en España

El derecho de imagen puede definirse, en términos sencillos, como un derecho reconocido a todas las personas y que les permiteresguardar la publicación, reproducción y explotación comercial de su propia imagen.

Entre otras cosas, el reconocimiento de dicho derecho evita los empleos inapropiados y difamatorios de los contenidos audiovisuales que contengan la imagen de un individuo.

Pasando al ámbito judicial strictu sensu, nos encontramos que el derecho a la imagen está previsto en el artículo 18.1 de la Constitución, cuyo texto determina que: “Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen”. Por ello, se considera legalmente como un derecho de la personalidad.

En consecuencia, la vulneración de los derechos de imagen de cualquier persona (lo que incluye a los deportistas, lógicamente) puedesignificar un motivo de Recurso de Amparo ante el Tribunal Constitucional, según lo previsto en el artículo 53.2 CE.

Además de la garantía constitucional, encontramos el desarrollo legal y la regulación específica referente al derecho de imagen en el texto de la Ley Orgánica 1/1982, de la Protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen.

Futbolista negociando los convenios colectivos para su actividad.

Derechos de autor y licencias de uso para retransmisión

Una vez acordada la cesión de derechos de imagen, finalmente se puede avanzar a la obtención de las licencias de uso de los contenidos audiovisuales, para posibilitar la explotación comercial de los derechos de retransmisión en el deporte.

En esta etapa, es fundamental llegar a un acuerdo sobre los derechos de autor y los llamados derechos conexos de las entidadesu organizaciones de radiodifusión.

Este acuerdo es el pilar que viene sosteniendo desde hace décadas los vínculos entre los medios de comunicación —en especial la televisión— y el deporte, que mueven cifras inmensas en la economía mundial a cada año.

En gran medida, los millones generados por las retransmisiones provienen de la explotación comercial de los derechos de propiedad intelectual vinculados a los contenidos audiovisuales. Por ejemplo, es el caso de las grabaciones de los eventos deportivos que se convierten en programación de los canales de televisión.

  • Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1982-11196
  • Gómez Castro, J.S. 2017. DERECHOS DE TRANSMISIÓN DE EVENTOS DEPORTIVOS: UN ANÁLISIS FRENTE A LA LIBRE COMPETENCIA. Universidad Pontificia de Bogotá. Extraído de: https://repository.javeriana.edu.co/bitstream/handle/10554/34227/GomezCastroJuanSebastian2017.pdf?sequence=1&isAllowed=y