Ideas para coordinar un centro de fitness

24 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Rubén Guzmán
A todos nos gusta hacer ejercicio y mantenernos en forma, pero, ¿qué ocurre con las infraestructuras donde se llevan a cabo estas actividades? A continuación, analizaremos un modelo de centro muy especial al que muchas personas acuden diariamente: el gimnasio.

El centro de fitness o gimnasio, cuyo origen se remonta a la antigua Grecia, es el conjunto de habitáculos en los que realizamos ejercicio físico o prácticas deportivas. El fin puede ser mejorar la salud, el rendimiento deportivo, rehabilitarse de lesiones o simplemente relacionarse con otras personas. Aquí encontraras algunas ideas para coordinar tu propio centro de fitness.

Estructura y organigrama de un centro de fitness

Estas instalaciones están colmadas de maquinaria global o específica y cuentan con espacios abiertos y cerrados. Pueden ser de trabajo predominantemente cardiovascular, fuerza muscular, equipamiento menor, inestabilidad, piscinas o deportes específicos; una lista innumerable que con el tiempo ira evolucionando, dependiendo del nivel y las características del centro en cuestión.

Con respecto a la organización, normalmente, puede ser un negocio familiar o una cadena de gimnasios a nivel nacional, entre otros modelos. Como escalafones base, tenemos a los monitores, seguidos de entrenadores personales —si los hay—, coordinadores que gestionan las labores de los anteriores, administradores en planificación o economía y, por último, los dueños.

Ideas para coordinar un centro de fitness

¿Qué aspectos marcan la diferencia entre unos centros y otros? Principalmente, la calidad en el servicio, la adaptación al cliente y el ambiente saludable y amistoso. Como profesionales, debemos valorar todo lo que rodea el negocio para llevarlo a su máximo esplendor. Aquí tenemos algunos ejemplos de factores que considerar:

Contratar profesionales cualificados

Las leyes en deporte de muchos países están obligando a contratar a licenciados o graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con su correspondiente colegiación legal. De esta forma, os asegurareis de tener a personas que custodian a los clientes con una formación oficial de más de cuatro años.

Hay que recalcar que dichos licenciados deben tener experiencia en el sector fitness, ya que esta carrera universitaria engloba innumerables sectores deportivos y cada uno es diferente en cuanto a especialización.

Proporcionar al usuario recursos para valorar el centro y aportar posibles mejoras

Para que nuestro centro funcione, no solo necesitamos tener una gran clientela, sino también tener a los usuarios contentos y a gusto. Para conocer su opinión, es imprescindible testar qué opinan sobre nuestras instalaciones y equipamiento, entre otros puntos relevantes.

Los pros y contras del entrenamiento en el gimnasio deben analizarse antes de comenzar a asistir a uno.

Adaptarnos al cliente

Todo profesional debe tener ‘tacto’; es decir, el entrenador que grita a un usuario creyendo que está alentándolo a conseguir levantar una carga o el entrenador personal que no le brinda apoyo emocional a su cliente, no se está adaptando a él.

Siempre hay que volcarse totalmente al aprendizaje del usuario. Si no sentimos pasión por lo que hacemos, lo mejor es dedicarse a otra profesión.

Amables, pero a su vez estrictos

Debemos tener siempre una sonrisa en nuestro puesto de trabajo y dar calidez al practicante. Desde luego, si por desgracia tenemos usuarios con una conducta inadecuada, después de varios avisos, es mejor invitarlos a abandonar el centro. El ‘caos’ que pueden crear unas pocas personas hará que muchas otras se cambien a otro en el que no tengan que lidiar con ellos.

Crear eventos paralelos al centro de fitness

Una forma de afianzar el clima amistoso en nuestro espacio deportivo es crear eventos externos, como una cena, una fiesta o una competición deportiva donde se refleje el entrenamiento adquirido.

Atención a esta idea, ya que son iniciativas que os ayudaran a coordinar vuestro centro de fitness y a avanzar en la fidelización del cliente.

Promover cursos de formación para empleados

El conocimiento avanza día tras día, por lo que es menester invertir en las capacidades de los trabajadores para ofrecer un servicio de vanguardia. Debemos adaptarnos a los avances y a las innovaciones.

‘’Si cuidas de tus empleados, ellos cuidaran de tus clientes’’
–Richard Branson (creador de la exitosa cadena de gimnasios mundial Virgin Active)–

Aplicar un sistema informatizado

Hoy en día, todo se maneja a través de ordenadores; ya han quedado muy atrás ciertos métodos clásicos. Por ello, además de crear unas redes sociales con actividad constante y una pagina web profesional, hemos de dar la posibilidad de crear tablas de entrenamiento a través de la adquisición de un programa.

De esta forma, el usuario elige si entrenar por su cuenta, guiado con un monitor o tutelado por un entrenador personal.

‘Crea fama y échate a dormir’

El acto comunicativo del ‘boca a boca’ es de los más efectivos para vender nuestro negocio. Entonces, crea fama de ser un centro que no cuida sus instalaciones o clientes y muchas personas desistirán de ir.

En cambio, si consigues que tus usuarios pregonen la calidad de tu centro, vendrán a inscribirse muchos de sus conocidos. Cuidado: si no hay un mantenimiento de calidad en todos los aspectos del centro, decaerá, y muchos usuarios pasarán a entrenar en otro lugar.

La realización de sentadillas sin riesgo de lesión puede ser sencilla si se siguen unas pautas básicas.

La implicación lo es todo en un centro de fitness

En definitiva, todas las ideas que se proporcionan en este artículo, así como otras existentes, os pueden proporcionar una ayuda extra. Sin embargo, si no tenéis interés en tener un centro al máximo nivel y mantenerlo durante toda su etapa de funcionamiento, de nada sirve.

Siempre que nos impliquemos en algo, en un ideal o una empresa, se nos ocurrirán ideas fenomenales para mejorar la puntuación de nuestro emprendimiento. De este modo, lograremos sentirnos realizados y mejorar los beneficios económicos.

  • Jerónimo García Fernández y Francisco Pires Vega. Fidelización de usuarios mayores en centros de fitness: Gestión de clientes por programas de actividad física. Universidad de Sevilla. https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/16562/file_1.pdf?sequence%3D1&isAllowed=y
  • Boned, C.J.; Felipe, J.L.; Barranco, D.; Grimaldi-Puyana, M.; Crovetto, M. 2015. PERFIL PROFESIONAL DE LOS TRABAJADORES DE LOS CENTROS DE FITNESS EN ESPAÑA. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. https://www.redalyc.org/pdf/542/54239641001.pdf
  • Brasero Ferreira, Alba (2013). Mecanismos de coordinación y estructuras de organización en centros de fitness y wellness. Proyecto Fin de Carrera / Trabajo Fin de Grado, Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) (UPM). http://oa.upm.es/43358/