Impacto económico del coronavirus en el mundo del deporte

Francisco María García·
Partidos suspendidos, competiciones paralizadas, ligas de fútbol con pérdidas millonarias. ¿Cuál será el impacto económico del coronavirus en el mundo del deporte? Aquí te contamos un poco más.
 

El impacto económico del coronavirus en el mundo del deporte, al igual que en otras áreas de la economía, es de proporciones muy grandes. Aunque todavía no es posible conocer con certeza su repercusión, sí es factible hacer proyecciones con base en los posibles escenarios y fechas de recuperación.

Lo cierto es que las ligas, torneos y competiciones de todo el mundo se encuentran en este momento paralizadas. El mundo del deporte se enfrenta a una crisis económica nunca antes vista. Lógicamente, la preocupación en los clubes de fútbol y otros deportes va creciendo. ¿Cómo finalizará todo esto?

La pandemia en el ámbito deportivo

Los torneos, las competencias y las ligas de todo el mundo se encuentran por ahora sin actividad. El coronavirus genera un profundo impacto en la economía y, en el caso del deporte, se trata de una situación sin precedentes. ¿Las consecuencias? Hasta el momento, nefastas, y las proyecciones son aún más desalentadoras.

Hay tres posibles escenarios: uno de ellos es que no se puedan terminar las ligas, competiciones o torneos, es decir, que queden cancelados. Otra posible opción es jugar, pero a puertas cerradas.

 

La última y menos probable solución, de acuerdo a la información que se maneja actualmente, es jugar con público. Aunque sea con menos personas de las que generalmente van a los estadios. En cualquiera de los casos, el impacto económico es muy fuerte.

La Fórmula 1 y el fútbol son dos de las disciplinas deportivas más afectadas. No obstante, la cancelación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 también constituye una de las pérdidas más importantes.

Una de las ventajas del fútbol es que se ha disputado aproximadamente el 75% de la temporada, por lo que es mucho más factible reprogramar los partidos restantes. Además de ello, las mayores ganancias del fútbol llegan a través de las transmisiones de televisión, por lo que esta sería una forma de seguir generando ingresos.

Cámara de televisión que transmite un partido de fútbol.

Los expertos consideran que, por supuesto, el peor escenario sería la cancelación de todos los partidos. Ello supondría una pérdida aproximada de 678 millones de euros; esa cifra no incluye aspectos tan importantes como, por ejemplo, los patrocinios.

El baloncesto, específicamente la NBA, podría perder alrededor de 450 millones de dólares solo en taquillaje si se llega a cancelar la temporada o si finalmente se decide jugar los partidos, pero a puertas cerradas. En cualquiera de los casos, el impacto económico del coronavirus en el mundo del deporte es sin precedentes.

 

El impacto económico del coronavirus en el deporte

Como mencionamos con anterioridad, la Fórmula 1 es otra de las disciplinas deportivas más golpeadas por la crisis del COVID19; ha perdido aproximadamente el 40 % del valor de sus acciones. Lo mismo ocurre con el aplazamiento de los Juegos Olímpicos.

De hecho, será muy complicado para Japón obtener una rentabilidad interesante por la realización de los juegos, ya que la inversión ha sido millonaria.

Por otra parte, el deporte en los Estados Unidos no es la excepción y genera una profunda preocupación. Se trata de un área que genera más de 129 000 millones de dólares cada año. Las pérdidas pueden ser devastadoras, si sigue la situación como hasta ahora.

Matt Ryan es uno de los mejores mariscales de la NFL.

En el mejor de los escenarios, suponiendo que se puedan realizar en lo que queda de año algunas competiciones deportivas, se estima que solo el 53 % de los eventos deportivos programados para el 2020 podrán ser ejecutados. Sin duda alguna, es un fuerte golpe a la economía del país más poderoso del mundo.

Es importante recordar que se tenía planificada para el 2020 la ejecución de más de 48 000 eventos deportivos. Todos esos espectáculos son sinónimo de más de 73 000 millones de dólares, pero debido a su abrupta interrupción y lo que se ha extendido la contingencia, van a generar una pérdida de más de 61 000 millones de dólares.

 

La afluencia de público

La situación se complica porque, además, ante una posible apertura y flexibilización del confinamiento, un alto porcentaje de personas admiten no sentirse cómodos asistiendo a los eventos deportivos como lo hacían antes de esta situación.

Por todas las razones mencionadas, el impacto económico del coronavirus en el mundo del deporte es algo que nunca se había visto, e incluso todavía no se puede medir. Al igual que otras áreas de la economía, las consecuencias son devastadoras, inclusive si se dan los escenarios más optimistas o positivos. Habrá miles de millones de dólares en pérdidas.

Lo que se espera, una vez que se normalice la situación, es un efecto rebote que genere un impulso significativo para el 2021 y 2022. Por el momento, la prioridad es frenar la tasa de contagiados y muertes para después enfocar los esfuerzos en las estrategias de recuperación.

  • Radio Televisión Española. Eventos cancelados por coronavirus. 2020. Extraído de: https://www.rtve.es/noticias/20200327/mapa-coronavirus-deporte/2010083.shtml
  • Yoko Wakatsuki, Isaac Yee, George Ramsay. Los juegos olímpicos podrían cancelarse. CNN en Español. Extraído de: https://cnnespanol.cnn.com/2020/04/28/los-juegos-olimpicos-podrian-cancelarse-incluso-en-2021-si-el-coronavirus-persiste-hasta-el-proximo-ano/