La legislación de las federaciones deportivas

Francisco María García · 29 noviembre, 2019
Las federaciones deportivas son entidades de carácter asociativo. La legislación de federaciones deportivas es el marco normativo para la gestión, el reglamento interno y las acciones que se van a desarrollar.

La legislación de federaciones deportivas española se recoge en el Real Decreto 1252/1999 sobre Federaciones Deportivas Españolas y Registro de Asociaciones Deportivas. Su contenido mantiene el espíritu de lo estipulado en 1991 y en la Ley del Deporte de 1990. ¡Conócela en este artículo!

En la práctica, la figura de las federaciones es bastante compleja desde el punto de vista legal. La dualidad entre su carácter privado y sus atribuciones públicas es, quizás, el principal problema. Por eso suelen discutirse determinados aspectos y competencias, como por ejemplo la forma en la que se manejan los fondos.

Régimen jurídico de las federaciones deportivas

En principio, cada federación es una entidad asociativa privada, como se establece en la legislación de federaciones deportivas. Estas instituciones no tienen fines de lucro, pero sí patrimonio propio e independiente, así como personalidad jurídica.

A su vez, ejercen una función pública, ya que son colaboradoras de la administración pública española. Tienen también utilidad en el espectro de lo público y se les reconocen beneficios propios para ese tipo de entidades. Por todo ello, son una de las prioridades en cuanto a presupuesto nacional.

La complejidad se incrementa cuando analizamos la constitución de las federaciones. Las federaciones nacionales están integradas por federaciones autonómicas, clubes, deportistas, profesionales del deporte y ligas profesionales. Todo esto define la esencia  jurídica de estas entidades.

Solo una federación por deporte

A nivel nacional, solo puede existir una sola federación deportiva por cada una de las disciplinas. La única excepción a la regla tiene que ver con aquellas polideportivas que integran a deportistas con condiciones especiales.

Las federaciones deportivas también nuclean a las personas con discapacidades.

En España, existen las siguientes federaciones polideportivas: minusválidos físicos, psíquicos, sensoriales para invidentes, paralíticos cerebrales y para sordos. En lo sucesivo, podrá crearse otra siguiendo los estándares internacionales en la materia, con previa autorización de la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes.

Cabe destacar que esta legislación no es contraria a lo establecido en la Ley 10/1990 del Deporte. Lo desactualizado de esta normativa suele ser un aspecto criticado por juristas, directivos y hasta deportistas. No obstante, es la que se encuentra aún vigente hasta nuestros tiempos.

Creación de las federaciones deportivas nacionales

Cuando se constata la necesidad de una nueva federación, se debe reunir un grupo de elementos que justifiquen su creación. En principio, una nueva entidad de este tipo solo debe ser creada si existe una federación internacional. Esta última deberá ser reconocida por el Comité Olímpico.

Las federaciones se constituyen cuando existen jugadores, competiciones nacionales y un interés deportivo nacional e internacional de su disciplina. Según la ley, se requiere un número importante de interesados y distribuidos por todo el país.

Las nuevas federaciones deben contar con el reconocimiento la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes. La viabilidad económica es otro aspecto que se estudia antes de la institucionalización.

Documentos para instituir una federación deportiva

Cuando se crea una nueva federación, los promotores constitutivos presentan una documentación contemplada en la ley. La constitución de una carta fundacional y documentación de clubes asociados son dos de los requisitos principales. En el último caso, nos referimos a clubes inscritos en los registros deportivos correspondientes.

También se debe presentar un proyecto de estatuto que contemple los procesos para la integración de entidades públicas y privadas, e incluso usuarios, que las conformen. Nos referimos aquí a clubes, federaciones autonómicas, deportistas, profesionales, entre otros.

Lo que le da legalidad a la entidad es el Acuerdo de la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes. Esta norma autoriza la constitución de cualquier federación en el país.

Con ello, se certifica el cumplimiento de los requerimientos y documentos exigidos para la creación de las federaciones. Añadido a esto, se debe contar también con la inscripción en el registro de dicha institución rectora.

Mujeres practicando voleibol.

Revocación y extinción de las federaciones deportivas

Igual que se pueden constituir nuevas federaciones, también se puede extinguir una existente. En principio, esto ocurre cuando las condiciones que motivaron su creación ya no existen. La Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes también podría decidir el incumplimiento de sus objetivos; para estos casos, se contempla un proceso de revocación.

El proceso puede ser iniciado por la asamblea de la federación. Las autoridades de dicha entidad serán escuchadas, y la decisión final recaerá siempre en la Comisión Directiva. Las revocaciones se realizan siguiendo el Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

En síntesis, la legislación de federaciones deportivas deja muy claros los asuntos referentes a estas instituciones deportivas, como bien hemos podido apreciar. Claro que existen debates sobre su funcionamiento interno y manejo de fondos. No obstante, el instrumento jurídico es de utilidad para manejar cualquier tipo de controversia.

  • Juanma Murúa. 2018. GUÍA PARA LA CREACIÓN Y GESTIÓN DE ENTIDADES DEPORTIVAS FEDERACIONES. Escuela Vasca del Deporte (Gobierno Vasco). Extraído de: http://www.euskadi.eus/contenidos/noticia/gidak_juanma/es_def/adjuntos/Guia%20Federaciones.pdf
  • Ley 10/1990 del Deporte. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1990-25037