Ley de protección de datos en el ámbito deportivo

Francisco María García · 16 septiembre, 2019
Clubes deportivos, federaciones y demás organizaciones relacionadas al deporte deberán cumplir la nueva Ley de Protección de datos. Esto es complejo en la práctica, puesto a que en este sector se intercambia mucha información sensible sobre los deportistas.

El 25 de mayo del año 2018 entró en vigencia la Ley de protección de datos 679/2016 (RGPD). Pasado el tiempo de adaptación, todas las empresas, sociedades e incluso particulares deben asegurar la protección de la información manejada. Para aquellos que lo ignoran, la normativa también afecta el ámbito deportivo.

Una nueva gestión de datos

Si algo abunda a nivel administrativo en el deporte es el manejo de datos. Solo imaginemos el trabajo de los reclutadores de futuros talentos o las transferencias en las ligas de fútbol europeas. Ahora todo ese tráfico de información debe utilizarse con cuidado, porque es un derecho de las personas mantener protegidos sus datos.

No solo nos referimos a los datos básicos de una persona. Existe esa información especial que en los medios de comunicación podría manejarse de forma inescrupulosa. Entre otros aspectos, está la raza, proveniencia, orientación sexual, opiniones o un simple parte médico.

A partir de la RGPD, estos datos deben ser protegidos y solo podrán ser divulgados bajo el consentimiento de las personas afectadas. La responsabilidad jurídica recae en clubes, federaciones y demás sociedades que hacen vida deportiva. La Ley de protección de datos defiende a socios, empleados, profesionales del deporte y, por supuesto, a deportistas.

Procesamiento de datos personales

La cantidad de datos que maneja por ejemplo un club deportivo es inmensa. Las nóminas son amplias, incluyendo desde jugadores a fisioterapeutas, pasando por menores de edad en las canteras. Añadido a esto, en los estadios y sedes existen cámaras de vigilancia que captan datos.

El procesamiento de toda esta información debe realizarse de forma legal. Para ello, lo correcto es realizar la firma de un contrato bajo el cual el afectado permita el manejo de esta información. El mismo se hará en beneficio de un interés común y legitimo entre las partes.

Además, los clubes y demás sociedades deberán llevar un registro de sus actividades para el procesamiento de información. Así se controlan los datos, su uso y los receptores de los mismos.

Los valores del deporte son una buena oportunidad para transmitirlos a los niños.

Ley de protección de datos: medidas de seguridad

Las entidades deportivas tendrán que mantener mecanismos para el resguardo de la información. Uno de ellos es por ejemplo, la política de seguridad, que implica mantener un registro de todo el procesamiento de datos. También se debe velar por brindar el contacto de la persona encargada de la protección.

Lo correcto es la creación de una oficina para la protección de toda la base de datos y de mecanismos de resguardo tecnológico. En caso de presentar alguna fuga o intento de violación, los clubes deportivos están obligados a notificar a la autoridad pertinente. Esta es la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Aquellas entidades que utilizan a terceros para el procesamiento de la información deberán tomar medidas de protección. La mejor opción en este caso, es realizar acuerdos de procesamiento de datos.

Algunas particularidades de la nueva normativa

A continuación, veremos algunos detalles destacados de la Ley de protección de datos:

  • Cesiones de información: existe un intercambio constante de información natural en el mundo deportivo. Algunas sesiones se mantienen de forma natural, como los llamados a seleccionados, sanciones deportivas, entre otras.
  • Información sobre salud y dopaje: esta es un área en la que los clubes y demás entidades deberán tener mucho cuidado. Ciertamente, las normativas deportivas exigen la notificación de este tipo de situaciones a equipos y federaciones. No obstante, ahora el afectado siempre deberá ser informado de los datos que se comparten.
  • Publicidad y uso de la imagen: los deportistas suelen ser figuras públicas y cobran por el uso de su imagen con fines publicitarios. No obstante, los clubes también han reservado parte de los derechos de imagen para impulsar determinadas campañas. De ahora en adelante y con la nueva ley, todo esto deberá ser autorizado expresamente por el deportista.
La Ley de protección de datos tiene como fin resguardar la seguridad de los deportistas.

Ley de protección de datos: los menores de edad

Finalmente, la Ley de protección de datos es también aplicable a los niños, niñas y adolescentes. Las federaciones y entidades que manejen datos de menores de edad tendrán que designar un Delegado de Protección de Datos.

La edad mínima para consentir el uso de datos personales propios ha sido fijada en 14 años de edad. Todas las personas que cumplan con este requisito podrán decidir por sí mismas el manejo de sus informaciones. Los padres y representantes serán quienes podrán dar autorización en el caso de los deportistas menores a este límite.

  • Agencia Española de Protección de Datos. Extraído de: https://www.aepd.es/
  • Asociación de Federaciones Deportivas de Biskaia. Guía para minimizar el impacto de la Ley de Protección de Datos en clubes deportivos. Extraído de: https://www.febici.eus/publico/upload/docs/documentacion/guia-recomendaciones-lopd-clubes.pdf