La FIFA, en la cúspide del fútbol mundial

Francisco María García·
Los reglamentos y las normas de la FIFA son aplicables en el mundo entero. El organismo mundial regidor del fútbol se fue constituyendo poco a poco y de forma profesionalizada.
 

Por su dimensión, la FIFA (Fédération Internationale de Football Association) es, posiblemente, la asociación deportiva más famosa del mundo. Concretamente, se trata de la principal institución que regula la práctica del fútbol a nivel internacional, agrupando las federaciones o asociaciones nacionales de todo el mundo.

En la actualidad, su función más reconocida es la organización de los grandes eventos internacionales, como la Copa del Mundo de Fútbol; también de otros campeonatos mundiales en sus diferentes categorías y modalidades. Igualmente, es responsable de organizar junto al Comité Olímpico Internacional (COI) los Juegos Olímpicos en lo que respecta a este deporte.

La dimensión de este organismo se ha expandido tanto y tan rápidamente que es difícil pensar en el fútbol profesional distanciado de los reglamentos y normativas de la FIFA. No obstante, la historia del fútbol empieza muchos años antes de la creación de esta entidad, aunque su constitución haya sido uno de los aspectos claves para la profesionalización de este deporte.

Los orígenes del fútbol  

Los orígenes del fútbol están repletos de mística e imprecisiones, y hasta hoy se desconoce realmente cuándo ha nacido lo que se convertiría en el deporte de mayor popularidad y proyección en todo el mundo. ¿En qué momento comenzó todo?

 

Por un lado, sí se sabe que existieron numerosos juegos con pelotas en diversas civilizaciones antiguas. Incluso hay registros de que este tipo de actividad se realizaba tanto en las culturas antiguas de la cuenca del Mediterráneo como en los pueblos tradicionales de América.

El Maracaná es uno de los más históricos estadios de fútbol del mundo.
Imagen: Sitio oficial de la FIFA.

No obstante, el registro más fidedigno encontrado hasta los días de hoy data de la Antigua Grecia, alrededor del año 400 a.C. El deporte conocido como episkyros utilizaba un balón de cuero y era practicado por equipos de 12 a 14 jugadores.

La evidencia de este nuevo deporte era tan consistente que llevó a la propia FIFA a reconocerlo como una de las formas más antiguas del fútbol. Poco después, tendría una nueva versión en la Antigua Roma, el harpastum.

Sin embargo, fue a finales de la Edad Media y en las islas británicas donde nacieron los juegos que se orientaban por los entonces llamados códigos del fútbol. Poco a poco, estos códigos se fueron unificando; a mediados del siglo XVII se empezaron a celebrar las primeras unificaciones del fútbol, que solo concluirían durante el siglo XIX.

 

Estos códigos dieron origen no solo al fútbol moderno, sino también al rugby y al fútbol americano. Pero, específicamente en el fútbol, observamos dos modificaciones claves: la prohibición de manipular el balón con las manos y la prohibición del contacto físico brusco para recuperar el balón de los rivales.

De las primeras asociaciones a la creación de la FIFA 

De forma casi simultánea a la adaptación de las primeras reglas de juego, se creó en 1871 la primera asociación del fútbol en Inglaterra, conocida como FA (The Football Association).

Muchos años después, esta institución sigue siendo el principal órgano regulador en el país inglés. Entre los años de 1871 y 1872 se celebraría la primera Copa de Inglaterra, un evento que marcó el inicio de los grandes torneos futbolísticos en el mundo.

No fueron necesarios muchos años para que el fútbol traspasara las fronteras del Reino Unido y ganara popularidad con increíble rapidez en Europa y América. Sin embargo, su consolidación internacional vendría a principios del siglo XX.

Debido a este enorme crecimiento, se hizo necesario crear un organismo para regular el deporte a nivel internacional y seguir fomentando su evolución.

Mundial de fútbol.

La constitución definitiva

De esta forma, en mayo de 1904 se fundó la FIFA en París con el apoyo inicial de solo siete países europeos: Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Holanda, Suecia y Suiza. Un par de años más tarde se sumaron Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte y, a partir de 1909, la FIFA comenzó a expandirse a otros continentes.

Actualmente, la FIFA engloba a cerca de 211 asociaciones y federaciones nacionales de fútbol, entre las cuales se encuentra la RFEF (Real Federación Española de Fútbol).

Por último, a nivel continental los países están organizados en seis confederaciones. Son estas: CONMEBOL (América del Sur), CONCACAF (América del Norte y Central), Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA), Confederación Asiática de Fútbol (AFC), Confederación Africana de Fútbol (CAF) y Confederación de Fútbol de Oceanía (OFC).

  • Web oficial de la FIFA. Extraído de: https://es.fifa.com/
  • FIFA. Reglas del juego. 2015-2016. Extraído de: https://img.fifa.com/image/upload/fzqgbeaxkffqqfgo83k3.pdf