Pádel, ¿un deporte no apto para todos los bolsillos?

Pilar Gimeno Landa · 11 mayo, 2019
Se suele pensar que el pádel es un deporte caro pero, ¿esto es realmente cierto? Te presentamos un análisis de los costes que conlleva la práctica de este deporte.

El pádel es un deporte que, en muchos casos, se asocia a la gente adinerada. A pesar de que en los últimos años el número de personas que practica este deporte ha crecido notablemente, son muchos los que piensan que no se pueden permitir practicarlo. En este artículo, nos hemos propuesto calcular cuánto dinero cuesta iniciarse en este deporte.

Raqueta de pádel, el elemento protagonista

Como no podía ser de otra manera, comenzamos por la raqueta. Como probablemente sepas, se trata de una raqueta específica para practicar este deporte. Posee unas características muy concretas, y por ello debes comprarla solamente para tomar clases y jugar partidos de pádel.

Si has echado un vistazo en cualquier tienda de deportes, seguro que has encontrado un amplio rango de precios. Es probable también que la mayoría de los modelos tuvieran un precio bastante desorbitado.

Ya habrá tiempo para comprar una pala de alta calidad. De momento, tan solo vas a iniciarte en este deporte, así que debes buscar una pala que se ajuste a tus necesidades.

Por no más de 30 euros puedes encontrar una pala de marca, de calidad y que resistirá todas las horas de entrenamiento y los partidos. En general, tienes que tener en cuenta estos aspectos:

  • Ligera: estás empezado, así que tu cuerpo no está acostumbrado a utilizar palas demasiado pesadas. Una pala ligera es la mejor opción para empezar e ir acostumbrando el brazo a los diferentes movimientos.
  • Forma redondeada: son mucho más fáciles de manejar y las más apropiadas para aquellas personas que recién comienzan.
El pádel es un gran ejercicio de cardio para adelgazar el abdomen.

Ropa necesaria para jugar al pádel

Si realizas deporte de forma habitual, no deberás comprar ropa específica para practica pádel. Basta con cualquier prenda que utilices para ir al gimnasio. Desde luego, esta debe ser cómoda y transpirable; recuerda que se trata de un deporte que exige mucho movimiento y, por lo tanto, es inevitable sudar.

Los leggins, los pantalones cortos y las camisetas técnicas son la ropa más utilizada. De todos modos, si eres un fanático de la ropa deportiva, puedes encontrar prendas estéticas y cómodas a partes iguales. El precio dependerá de la marca y la calidad de cada prenda.

Respecto del calzado, existen modelos específicos para practicar pádel, pero no son de uso imprescindible, sobre todo si juegas con poca frecuencia. Basta con unas zapatillas de deporte de calidad y con las que te sientas cómodo. Es imprescindible tener el pie bien sujeto; en tanto, la suela debe ser estriada para evitar resbalones.

De todos modos, si te interesa comprar unas zapatillas específicas, puedes encontrar modelos de calidad por menos de 50 euros. 

¿Cuánto cuesta alquilar una pista?

Hasta hace unos años, las pistas de pádel eran más bien escasas. Pocos gimnasios contaban con ellas y los precios de reserva eran notablemente elevados. En cambio, actualmente existe una gran variedad de centros donde poder practicar este deporte, lo que ha provocado que los precios desciendan considerablemente.

Es complicado dar una cifra porque entran en juego muchas variables: la ciudad en la que juegues, la calidad y tamaño de las pistas o el nivel de las instalaciones. El precio de reserva también suele variar dependiendo de la hora o el día de la semana.

De todos modos, si lo único que buscas es una reserva para jugar con tus amigos, puedes encontrar pistas por 30 euros a la hora. Dividido entre cuatro personas, no está nada mal.

Con respecto a las clases, por lo general no superan los 20 euros la hora. La mejor opción es buscar un grupo de entrenamiento, para que el precio sea más asequible.

El golpe de globo en el padel

Conclusión

Después de conocer todos estos datos, seguro que ya no vuelves a decir que practicar pádel es algo caro. Si lo comparamos con una cuota de gimnasio o estar en un equipo de fútbol, el precio es muy razonable. Nuestro consejo es que comiences con calma y utilizando material asequible.

Con el paso del tiempo, si el deporte te gusta, lo vas conociendo y lo practicas con más frecuencia, siempre podrás cambiar el material por otro de mayor calidad. 

  • Sánchez-Alcaraz Martínez, B. J. (2013). Historia del pádel. Materiales Para La Historia Del Deporte.