¿Cómo ha mejorado la seguridad en la Fórmula 1?

Pilar · 30 octubre, 2018
La Fórmula Uno es el deporte de motor por excelencia, pese a vivir sumergido en una crisis de competitividad y dudas de factor económico, sigue manteniendo cierta esencia pero mejorando constantemente en materia de seguridad

En la actualidad, la seguridad es la mayor prioridad en la Fórmula 1 y año tras año se toman medidas para evitar en la medida de lo posible los accidentes y sus consecuencias. Esto no siempre ha sido así, ya que la conciencia de seguridad no ha estado presente en la Fórmula 1 desde sus inicios. Poco a poco se fueron tomando medidas al mismo tiempo que se reducían drásticamente el número de víctimas, y a pesar de que la Fórmula 1 es un deporte de riesgo y siempre va a existir cierto peligro.

A continuación, vamos a repasar la evolución de la seguridad en la Fórmula 1. Desde los años 50, cuando los pilotos se mostraban reticentes al uso del casco y fumaban en los boxes, hasta la actualidad, época en la que para muchos las medidas de seguridad están acabando con el espectáculo.

Ausencia de seguridad en los comienzos de la Fórmula 1

Si hoy viéramos cualquier carrera de la década de los 50 nos parecería una auténtica locura. Los pilotos se subían a los monoplazas con ropa de calle, ya que hasta 1960 no se obliga a que hagan uso de un mono. En las dos primeras temporadas de Fórmula 1 tampoco era obligatorio el uso de casco; fue en 1953 cuando se obligó a los pilotos a usarlo. Entonces se mostraron reticentes y acusaban de cobardes a los que decidían ponérselo.

Life 190.

En los años 60 se empieza a tomar consciencia en lo que respecta a los monoplazas y sus elementos de seguridad. Se obliga a instalar barras antivuelco para que en caso de accidente los pilotos tengan más probabilidades de sobrevivir.

Al mismo tiempo cambian los diseños de los monoplazas para evitar que los coches se prendan fuego tras un accidente y que los pilotos puedan entrar y salir del coche lo más rápido posible. Poco a poco se van tomando más medidas, muchas de ellas las reclaman los pilotos como consecuencia del gran número de muertes año tras año.

Años 70, se toma conciencia de la importancia de la seguridad

A partir de 1970, la FIA toma las riendas en cuestión de seguridad y empieza a tomar medidas verdaderamente importantes tanto para los pilotos como para monoplazas y circuitos. La primera gran medida es la instalación del cockpit, gracias a este elemento se garantiza la integridad del piloto en caso de accidente. También en la década de los 70 se obliga a los pilotos a vestir con ropa ignífuga, ya que un mono convencional no protege en caso de incendio.

En las décadas posteriores se siguen tomando medidas como la implantación del Safety Car -un elemento imprescindible en la Fórmula 1 de hoy en día- o la mayor exigencia en los test. Al mismo tiempo también se va exigiendo cada vez más a los circuitos. Si antes cualquier trazado era apto para albergar una carrera, ahora debe reunir una serie de características y tener protocolos en caso de accidentes. 

La siniestralidad en la Fórmula 1 baja drásticamente gracias a estas medidas. A pesar de que el riesgo cero nunca va a existir los deportes de motor, las cifras muestran que las medidas son eficaces. A continuación, una relación de los pilotos de Fórmula 1 fallecidos en cada década a lo largo de la historia de la competición:

  • 1950-1959: 15 fallecidos
  • 1960-1969: 11 fallecidos
  • 1970-1979: 10 fallecidos
  • 1980-1989: 4 fallecidos
  • 1990-1999: 2 fallecidos
  • 2000-2009: o fallecidos
  • 2010- actualidad: 1 fallecido
Gran Premio de Indianapolis 2005.

¿Qué será lo siguiente?

La seguridad es el pilar fundamental de la Fórmula 1. Es por ello que continuamente se implantan nuevas medidas y pruebas como los crashtest buscando reducir lo máximo posible las consecuencias de los accidentes. La última medida que ha tomado la FIA ha sido la instalación del halo, un elemento pensado en proteger la cabeza del piloto.

Probablemente el halo sea el primer paso hacia la instalación de cockpits cerrados, una idea que lleva años rondando por la Fórmula 1 y que seguro vemos en unos cuantos años. De este modo, los pilotos estarían totalmente protegidos al no quedar ninguna parte de su cuerpo al descubierto.

El halo, la novedad de cara a la temporada que llega.

Junto con esta medida llegarán muchas más, con las que se espera que la profesión de piloto sea cada vez menos arriesgada pero también que siga el espectáculo en pista, porque al fin y al cabo la Fórmula 1 sin un poco de riesgo no sería lo mismo.