Las supersticiones de los pilotos

Pilar · 7 noviembre, 2018
El mundo del motor es muy competitivo y a menudo solitario, por lo que los pilotos recurren a cuestiones menos tangibles para reforzar su confianza y atraer a la suerte; conoce las supersticiones más curiosas

Repasamos las supersticiones de los pilotos más conocidos. Desde un simple gesto hasta una serie de rituales, pasando por las manías más extravagantes. No deja de resultar sorprendente en que en pleno siglo XIX, en el que cientos de ingenieros se encargan de que todo funcione a la perfección, los pilotos se sigan encomendándose y confiando en todas estas manías.

Los deportistas tienen habitualmente una serie de supersticiones o manías que repiten a lo largo de su carrera deportiva. Ya sea para huir del mal fario o para atraer a la buena suerte, las supersticiones son de todo tipo. 

Los pilotos no iban a quedarse atrás y podemos decir que son de los deportistas más supersticiosos. Quizá sea debido a que su arriesgada profesión les lleve a jugarse la vida cada fin de semana y por ello tengan que encomendarse a algo más allá de la razón.

Jorge Lorenzo

El campeón de MotoGP cambia el color de su casco en función de los resultados en las últimas carreras. Varía los detalles en rojo o dorado para que la suerte le acompañe en el próximo circuito.

Otra de sus manías es ver algún fragmento de la saga de Rocky Balboa. En él encuentra la motivación necesaria para vencer a sus rivales.

Fernando Alonso

El piloto asturiano es uno de los más maniáticos del paddock. Sus manías han ido creciendo hasta convertirse en una serie de rituales de obligado cumplimiento.

Colocarse primero la bota derecha  o llevar siempre una baraja de cartas en el equipaje son solo alguna de ellas. También es muy maniático con los números, sobre todo con los de las habitaciones de los hoteles. Aunque no sea una superstición al uso, el español es un fanático de la cultura tradicional japonesa.

Fernando Alonso y Flavio Briatore, amistad, piloto, historia de la Fórmula Uno.

En alguna entrevista Alonso también ha comentado que si gana una carrera, al año siguiente cuando llega al circuito intenta repetir la misma rutina que el año anterior. Por el contrario si ha ido mal, en la siguiente carrera intenta evitar a los mecánicos que saludó antes de subirse al coche. 

Michael Schumacher

El Kaiser es otro de los pilotos al que le acompañan las supersticiones. No podía subirse al coche si no era con un colgante de oro en forma de corneta. Fue un regalo que le hicieron su mujer e hijos y desde entonces no se separó de él.

Durante su etapa en Ferrari, en una carrera olvidó el colgante y un mecánico tuvo que ir hasta el hotel a buscarlo. Sin él Michael no podía competir. Esto demuestra lo importante que es para él este amuleto.

David Coulthard

A lo largo de su carrera deportiva, David Coulthard siempre competía con los mismos calzoncillos azules. Eran su amuleto y no podía competir si nos los llevaba puestos.

En una carrera el piloto sufrió un fuerte accidente y tuvo que ser atendido de urgencia. Los médicos para atenderse lo más rápido posible le cortaron la ropa, por lo que lo calzoncillos quedaron rotos. Desde entonces viajan en su maleta, con tréboles de cuatro hojas y estampas religiosas. 

Valentino Rossi

Lo de Valentino Rossi pasa de superstición y es más bien una serie de rituales que han ido aumentando año tras año. Siempre en el mismo orden y momentos antes de la carrera el italiano se humedece los ojos y se coloca los tapones de los oídos. Más tarde toca su pendiente, se acerca a la moto y se agacha a su lado.

Cuando ya se ha subido a la moto y recorre el pitlane se pone de pie sobre ella y se coloca la ropa interior. Una vez en la parrilla de salida vuelve a agacharse al lado de la moto.

Robert Kubica

Lo que empezó como una manía del piloto pudo acabar siendo un milagro. El piloto polaco siempre competía con una estampa del papa Juan Pablo II en el interior de su monoplaza.

Robert Kubica.

Tras el fuerte accidente que sufrió en el Gran Premio de Canadá que casi llegó a costarle la vida el vaticano investigó el posible milagro que había obrado el papa para salvar la vida del piloto.

Marc Márquez

El piloto español, al igual que David Coulthard es un maniático de la ropa interior. En alguna entrevista ha relatado que durante los entrenamientos siempre utiliza calzoncillos azules. Para el día de carrera tienen que ser si o si de color rojo.

Las mejores carreras de Marc Márquez.

El propio Márquez ha llegado a decir que le daría algo si no los tuviera. Sus calzoncillos es lo primero que mete en la maleta. No nos queremos imaginar lo que pasaría si los olvidase.