5 momentos históricos del Gran Premio de Mónaco

Pilar Gimeno Landa · 22 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el periodista deportivo Fernando Clementin el 20 julio, 2019
El circuito de Monte Carlo es un aliciente indispensable para que la temporada de la Fórmula 1 esté completa. Conoce las grandes historias que alberga este lugar único en el mundo.

El Gran Premio de Mónaco ha sido testigo de muchos de los grandes momentos históricos de la Fórmula 1. Año tras año, es una de las citas más esperadas del calendario, ya que el circuito monegasco no se puede comparar con ningún otro.

A todo aficionado de la Fórmula 1 le habrá venido ya a la cabeza algún momento histórico del circuito de Mónaco. Ocurre que esta fecha es especial no solo por el entorno lujoso y surrealista del circuito, sino también por la cantidad de situaciones históricas que se han dado allí.

Gran Premio de Mónaco: momentos que quedaron en la historia

En la siguiente enumeración nos proponemos rememorar aquellos instantes que han contribuido a que esta carrera sea algo más que eso. Por las siguientes causas y muchas más, este circuito se ha convertido en una leyenda; por algo será que todo piloto sueña con ganar esta carrera.

1. Gran Pemio de Mónaco de 1984: empieza la leyenda de Senna

En cierta forma, se puede decir que la leyenda de Ayrton Senna comenzó en el Gran Premio de Mónaco. Allá por el año 1984, Senna era piloto del modesto equipo Toleman y partía desde la parte final de la parrilla.

La carrera transcurrió bajo un diluvio espectacular, que Senna aprovechó para remontar posiciones. Cuando el brasileño iba en segundo lugar y se disponía a disputarle el liderazgo al francés Alain Prost, la prueba fue suspendida.

Nunca sabremos si Senna hubiera acabado la carrera en primera posición, por delante del veterano Prost, que llevaba el mejor coche de la parrilla. De todos modos, fue una actuación épica del brasileño.

El Gran Premio de Mónaco fue testigo de una de las primeras demostraciones de Ayrton Senna.
Imagen: Diario Las Américas.

En las siguientes temporadas, Senna se hizo dueño y señor del circuito de Mónaco. En la actualidad nadie ha superado las seis victorias que el brasileño tiene en este recinto.

2. Ascari acaba en el mar en 1955

En el Gran Premio de Mónaco del año 1955 tuvo lugar uno de los accidentes más espectaculares que se recuerdan. El desafortunado piloto protagonista fue el italiano Alberto Ascari.

En una época en la que la seguridad no era precisamente la prioridad, el piloto italiano chocó contra las vallas en la curva anterior al túnel y acabó en el mar. Afortunadamente pudo salir del coche, que quedó hundido bajo el mar.

Milagrosamente, Ascari se salvó de morir ahogado. No obstante, el destino quiso que cuatro días más tarde perdiera la vida en unos entrenamientos privados.

3. Polémica con Schumacher

La sesión de clasificación del Gran Premio de Mónaco de 2006 podría calificarse como polémica. Fernando Alonso se había proclamado campeón del mundo la anterior temporada, y en 2006 seguía dominando y luchando con Schumacher.

Michael Schumacher sabía que la pole del Gran Premio de Mónaco valía media victoria, por lo que tenía que impedir a toda costa que Alonso se hiciera con ella. Cuando vio que el asturiano llegaba marcando los mejores tiempos, se chocó intencionadamente para provocar bandera amarilla.

Schumacher, tantas veces polémico, también ha sido protagonista de este gran premio.

Finalmente, el piloto alemán fue sancionado por impactar deliberadamente contra las protecciones. Alonso salió desde la pole y Schumacher lo hizo desde la última posición. El español ganó la carrera y Schumacher remontó hasta la quinta posición.

4. Gran Premio de Mónaco de 1992: duelo entre Senna y Mansell

En esta edición tuvo lugar uno de los mayores duelos que se recuerdan. Los pilotos protagonistas fueron Senna, con el McLaren, y Mansell, con el Williams. Por carreras y pilotos como estos, el Gran Premio de Mónaco es una de las carreras más esperadas.

En 1992 Prost se tomó un año sabático y Mansell estaba dominando la temporada. Después de cinco victorias consecutivas, Mansell venía dispuesto a hacerse con el triunfo en Mónaco, pero no sabía que Senna iba a luchar también por la victoria.

En la salida, Senna se colocó en la segunda posición pisándole los talones a Mansell. Tras unas vueltas de infarto, en las que los dos pilotos demostraron por qué están entre los mejores del mundo, Senna acabó ganando.

En este vídeo podéis ver un resumen de esta carrera. Una imagen vale más que mil palabras: es impresionante ver a los dos pilotos luchando en la pista monegasca.

5. Seis líderes en 1982

Por lo general, el Gran Premio de Mónaco tiene fama de aburrido por la ausencia de adelantamientos. Habitualmente el piloto que hace la pole tiene media carrera ganada. También es verdad que las estadísticas están para romperse, y eso fue lo que ocurrió en el año 1982.

El de Monte Carlo es un escenario de lujo para la F1.

En las últimas vueltas, prácticamente todos los pilotos abandonaban por diferentes problemas mecánicos. Es por ello que la carrera estuvo liderada por seis pilotos diferentes.

Pocas carreras se recuerdan con tantos abandonos. Merece la pena echarle un vistazo a la clasificación de la carrera para hacerse una idea de la cantidad de abandonos que tuvieron lugar.

En definitiva, está demostrado que el GP de Mónaco es historia pura dentro de la máxima categoría del deporte motor. Con sus bellos paisajes y su circuito tan trabado, es el escenario perfecto para que grandes historias tengan lugar en él.

  • Gran Premio de Mónaco. Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Premio_de_M%C3%B3naco
  • Llurba, L. 2016. El origen del mayor campeonato de la historia. Red Bull. https://www.redbull.com/es-es/historia-origen-formula-uno-campeonato-mundial
  • GP Mónaco F1 2019. Marca. https://www.marca.com/motor/formula1/gp-monaco.html