Niki Lauda, una leyenda de F1

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 11 junio, 2019
Niki Lauda fue un gran piloto de Fórmula 1. Logró ser campeón en tres oportunidades y, tras sufrir quemaduras de gravedad en su cuerpo y casi perder la vida, regresó a las pistas y siguió conquistando carreras.

Recientemente, la triste noticia de la muerte del expiloto Niki Lauda estremeció al mundo del automovilismo. En el siguiente artículo te contaremos todo sobre este tricampeón de Fórmula 1, el accidente que casi le cuesta la vida en Alemania y cómo influyó en la carrera de muchos corredores famosos.

Niki Lauda, tres veces campeón

Andreas Nikolaus Lauda, más conocido como Niki Lauda, nació en el seno de una familia adinerada de Viena, Austria, en 1949. En contra de la voluntad de sus padres, no siguió la tradición de los negocios y decidió ser piloto de carreras en 1968. Incluso debió pedir un préstamo para poder continuar con su pasión por los coches.

En 1971 hizo su debut en la Fórmula 1, pero sus inicios no fueron muy exitosos. Todo cambió cuando, en 1974, el propio Enzo Ferrari lo fichó para su escudería.

Así fue como consiguió subirse al podio en el segundo puesto del Gran Premio de Argentina. Posteriormente, alcanzó seis pole positions consecutivas… parecía que este austríaco iba a ser grande, y así fue.

En 1975 se consagró campeón de F1 por primera vez, luego de un comienzo poco alentador. Niki Lauda mejoró en las siguientes carreras y venció en cuatro de los cinco grandes premios de la temporada. En la última carrera, en Estados Unidos, pudo levantar el trofeo.

Si bien al siguiente año comenzó ganando cuatro carreras de seis, no pudo conseguir el bicampeonato. No obstante, esa temporada quedó marcada en la historia de los fanáticos del automovilismo: un grave accidente que tuvo a Niki como protagonista casi le cuesta la vida.

Al incendiarse su coche, el piloto sufrió quemaduras de consideración. El austríaco estuvo internado en estado crítico y al borde de la muerte, pero se recuperó de las heridas —las cicatrices lo acompañaron toda la vida— y volvió a las pistas solo seis semanas más tarde.

El año 1977 le traería su segundo campeonato, en lo que sería una difícil temporada por la relación cada vez más tirante con su equipo Ferrari. Sin embargo, su regularidad le permitió alzar el trofeo.

Niki Lauda será recordado por siempre por sus hazañas en la F1.
Imagen: BBC.

Para la siguiente temporada, Niki Lauda pasó al equipo Brabham, en el que estuvo dos años sin ningún éxito destacable, más allá del uso de un coche monoplaza que no le sirvió para concretar buenas performances.

Lauda se retiró —en ese momento se decía que para siempre— en 1979, pero regresó en 1982 como piloto de McLaren. Con esta escudería ganó su tercer título, en 1984. Se retiró de forma definitiva en 1985.

El accidente que casi le cuesta la vida

Cuando se habla de Niki Lauda es imposible no pensar en ese accidente que por poco termina de la peor manera. Todo sucedió en el Gran Premio de Alemania disputado el 1 de agosto de 1976.

La carrera en el circuito de Nordschleife comenzó con lluvia. Antes de la curva Bergwerk, el coche de Lauda colisionó y se prendió fuego. Tres pilotos —Guy Edwars, Arturo Merzario y Harald Ertl— ayudaron a Niki a salir del vehículo, completamente envuelto en llamas.

Fue llevado de inmediato a la sala de urgencias y permaneció internado y al borde de la muerte varios días. Incluso un sacerdote le administró la extremaunción.

Sin embargo, como un fénix que renace, Lauda salió del hospital tras varias cirugías y se animó a regresar a las pistas seis semanas después, en el Gran Premio de Italia, en Monza.

De ese terrible accidente le quedaron marcas en el rostro que lo acompañarían toda su vida. A partir de ese momento se lo vio con una gorra roja, la cual le permitía esconder las cicatrices; no salía en ninguna fotografía sin ella. Posteriormente, y también como consecuencia de las quemaduras, debió ser operado de un párpado en 1983.

La rivalidad con James Hunt y el apoyo a otros pilotos

Probablemente muchos hayan conocido a Niki Lauda tras la película Rush, protagonizada por Daniel Bruhl —en el papel del austríaco— y por Chris Hemsworth —como James Hunt—.

Declaraciones más polémicas de la Fórmula 1.

Si bien en la historia se habla del accidente de Alemania, todo gira en torno a la rivalidad entre estos dos pilotos, sobre todo durante la temporada 1976 —la misma de aquella trágica tarde— que finalmente fue conseguida por el inglés, por solo un punto de diferencia.

Hunt pertenecía al equipo McLaren y Lauda, a Ferrari. El austríaco le llevaba 30 puntos de ventaja gracias a varios podios, pero como se ‘ausentó’ varias fechas luego del accidente, al regresar a las pistas Hunt se acercó al marcador. En Japón, el piloto de Ferrari se retiró en la tercera vuelta y le dejó el camino libre al de McLaren para consagrarse.

Merece la pena destacar que, tras el retiro, Niki Lauda fue asesor de la escudería Ferrari y recomendó la contratación de Michael Schumacher. Luego se convirtió en asesor de la escudería Mercedes, donde tuvo mucho que ver en los éxitos de Lewis Hamilton. Finalmente, falleció a los 70 años en Zúrich, luego de ser internado en varias ocasiones.

  • Lauda, E. N. (2014). Lauda rechnet mit der modernen Formel 1 ab. Die Welt.