¿Qué diferencias hay entre la Fórmula 1 actual y la de hace diez años?

Pilar · 26 julio, 2018
Vemos como ha cambiado la máxima competición del motro en los últimos tres años, con avances impresionantes a nivel estético y de seguridad

La Fórmula 1 es sinónimo de innovación, por lo que su cambio es constante. Los equipos buscan cambios y mejoras año tras año para lograr llegar a lo más alto del podio. Al mismo tiempo, la FIA presenta cada temporada novedades en lo que se refiere al desarrollo de las carreras. Es por ello que si echamos la vista atrás en poco se parece una carrera que tuvo lugar hace una década con una que podamos ver esta temporada.

Para muchos, Los españoles más importantes en la Fórmula 1la Fórmula 1 ha empeorado en la última década -solo hay que ver como la audiencia ha caído en picado- como consecuencia de los cambios en la normativa. En cambio, para otros es cada vez más segura e innovadora. Lejos de entrar en debates, a continuación analizamos los cambios que ha experimentado la Fórmula 1 en la última década y que cada uno saque su conclusión.

 

Sistemas de recuperación de energía

En un intento por ser menos contaminante y más eficiente, la FIA ha ido obligando a los equipos a instalar diferentes sistemas de recuperación de energía. Es por ello que en los últimos años ha habido una tendencia hacia la disminución de las prestaciones del motor y el aumento de estos sistemas:

  • KERS: está compuesto por una batería que se carga durante las frenadas y que aporta a los monoplazas una potencia extra de 70CV durante unos segundos que pueden elegir libremente desde el volante. Se usa en la Fórmula 1 desde la temporada 2009.
  • ERS: se podría decir que este sistema de recuperación de energía está basado en la idea del KERS pero su funcionamiento es mucho más complejo y potente. El ERS está formado por dos componentes, el MGU-K y el MGU-H. El primero de ellos funciona de forma idéntica al KERS con la diferencia de que aporta 120CV. El segundo componente transforma los gases -energía térmica- que desprende el motor en energía eléctrica y se encuentra conectado al turbo.

Si hace una década toda la potencia de los monoplazas tenía como origen al motor, estos sistemas de recuperación tienen cada vez más peso dentro de los coches y seguramente así seguirá siendo en los próximos años. Aunque es difícil, la Fórmula 1 también parece estar concienciada con el medio ambiente. 

Cambios en los neumáticos

En la última década lo relativo a los neumáticos también ha cambiado radicalmente. Nuevos tipos, más o menos cambios permitidos y diferentes suministradores han ido variando en un intento por aumentar el espectáculo en pista y abrir el abanico de estrategias. En las temporadas 2008, 2009 y 2010 Bridgestone fue el único suministrador y desde el año 2011 hasta la actualidad lo hace Pirelli. Los cambios que se producen son los siguientes:

  • Temporada 2009: después de 21 años vuelven los neumáticos lisos, ya que la FIA levantó la prohibición de su uso.
  • Temporada 2012: se eleimina la prohibición que impedía a los equipos usar solamente tres juegos de neumáticos durante los libres. Esta medida tan solo había logrado aminorar la actividad en pista.
  • Temporada 2016: Pirelli crea un nuevo compuesto llamado ultrasoft -ultrablando- específico para los circuitos urbanos.
  • Temporada 2018: Pirelli añade dos nuevos compuestos, el hiperblando y el hiperduro. Además, la FIA aumenta el número máximo de neumáticos durante la carrera, pasando de 5 a 7.
El halo, la novedad de cara a la temporada que llega.

Mayor seguridad

Cada temporada se implementan nuevas medidas de seguridad para reducir en la medida de los posible el riesgo siempre existente en los deportes de motor.En la última década se han ido tomando nuevas medidas que progresivamente han ido contribuyendo a la seguridad en pista y que analizamos a continuación:

  • Temporada 2011: se endurecen las medidas de seguridad en torno al casco y la visera para que sea más resistente ante posibles accidentes. En esta misma temporada se obliga a los equipos a instalar sujecciones en las llantas para que no salgan despedidas tras un choque y dañen a otros pilotos, comisarios o aficionados.
  • Temporada 2016: se eleva la parte superior del cockpit. De este modo los laterales de la cabeza de los pilotos quedan tapados y en caso de impacto la protección es mayor.
  • Temporada 2018: tras varios años de pruebas, al fin la FIA decide obligar a los equipos a instalar el halo en sus monoplazas. Con esta medida de seguridad se busca proteger la cabeza del piloto y complementar la protección del casco. Al mismo tiempo se busca evitar accidentes como el de Felipe Massa en Hungría.

Como se puede ver, la mayoría de las medidas de seguridad que se han tomado en las últimas décadas están orientadas a la protección de la cabeza del piloto, ya que esta es la parte más expuesta. Es probable que en próximas décadas esta tendencia siga y se acabe por instalar los cockpits cerrados.