Stirling Moss, el campeón sin corona

Pilar Gimeno Landa·
13 Diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo al
13 Diciembre, 2018
No necesariamente se necesitan campeonatos y logros para quedar en los añares de un deporte. Es lo que ocurre con Stirling Moss, un piloto inglés que nunca pudo coronar sus grandes campañas.
 

Los palmarés de los deportistas no son justos y, en muchos casos, no reflejan la realidad de lo que han sido para su deporte. Esto es algo que ocurre en todas las disciplinas. Como la Fórmula 1 no iba a ser menos, los palmarés de muchos pilotos no reflejan sus actuaciones en pista. Un perjudicado de esta situación es Stirling Moss.

El mejor piloto no siempre es aquel que cuenta con más victorias, podios o campeonatos del mundo. Hay otros aspectos que no se tienen en cuenta y que son fundamentales en la carrera de los pilotos.

Algunos de ellos son la competitividad de sus monoplazas, los accidentes o el equipo en el que pilotaban. No todas las victorias valen lo mismo, porque no tienen el mismo mérito ni cuesta lo mismo ganarlas.

A continuación, recordamos la trayectoria del inglés Stirling Moss. Muchos lo apodaron «el campeón sin corona» porque, a pesar de su talento, nunca se coronó como campeón del mundo. Te narramos la trayectoria de este piloto inglés; juzga tú mismo si mereció un título mundial.

Siete años luchando por el campeonato del mundo

A pesar de que Stirling Moss siempre fue un piloto competitivo, nunca logró hacerse con el campeonato del mundo. Durante siete años consecutivos, tuvo muchas posibilidades de ser campeón del mundo. Por uno u otro motivo, nunca llegó a serlo y por ello es apodado «el campeón sin corona».

 
  • Temporada 1955: Stirling Moss pilotó durante esta temporada para el equipo Mercedes. A pesar de cosechar buenos resultados durante todo el año, en las últimas carreras Fangio se mostró muy superior y se coronó campeón. Moss no sabía por aquel entonces que esta historia se iba a repetir seis años más.
  • Temporada 1956: En este certamen, ocurrió lo  mismo que el año anterior. La única diferencia era que esta vez Moss pilotaba para Masserati.
  • Temporada 1957: Fangio se llevó su tercer título mundial consecutivo, por lo que Moss vio como su sueño tenía que esperar un año más.
  • Temporada 1958: Fue la vez en la que más cerca estuvo de ser campeón del mundo. Al final de la temporada, quedó subcampeón por solo un punto de diferencia con Hawthorn.
  • Temporada 1959: El gran número de abandonos y la descalificación del Gran Premio de Francia fueron determinantes para que Moss se tuviera que conformar al final del año con una tercera posición.
  • Temporada 1960: Quitando la victoria que obtuvo en el Gran Premio de Mónaco, su temporada estuvo a un nivel más bajo que las anteriores. De todos modos, gracias a su regularidad fue una vez más tercero en el mundial.
  • Temporada 1961: Antes de retirarse de la Fórmula 1, intentó una vez más alzarse con el campeonato del mundo. Obtuvo dos victorias y, al final de temporada, fue una vez más tercero.
Stirling Moss estuvo cerca de lograr un campeonato en muchas ocasiones, pero nunca pudo.
Imagen: Marca.
 

Stirling Moss no es el único campeón sin corona

A pesar de que Stirling Moss es el campeón sin corona más conocido de la Fórmula 1, no es el único. A lo largo de la historia de este deporte, ha habido otros pilotos que, a pesar de haber luchado por el campeonato del mundo, nunca lo han obtenido.

Para los aficionados y expertos de la Fórmula 1, estos pilotos merecerían un título mundial:

  • Gilles Villeneuve: El mejor resultado de este piloto canadiense fue un subcampeonato del mundo en el año 1979. Además, obtuvo seis victorias a lo largo de los seis años que compitió. Su palmarés no es muy amplio, pero su espectacular conducción mereció un campeonato del mundo. Es imposible saber si habría acabado siendo campeón del mundo si no hubiera sufrido un mortal accidente durante la sesión de clasificación de Bélgica de 1982.
Stirling Moss y varios otros nunca pudieron alzarse con el máximo laurel del automovilismo mundial.
Imagen: Youtube.
 
  • Rubens Barrichello: Fue el eterno escudero de Michael Schumacher durante su etapa en Ferrari. Esto hizo que su mejor momento deportivo lo pasara como segundo piloto. Más tarde, fichó por BrawnGP, que resultó ser, para sorpresa de todos, el coche más competitivo de la parrilla. A pesar de estar luchando por las victorias en la mayoría de las carreras, finalmente fue Jenson Button el que se hizo con el campeonato del mundo.
  • Jacky Ickx: A pesar de este piloto belga compitió en la Fórmula 1 durante 14 años, en los que obtuvo 8 victorias y 25 podios, nunca fue campeón del mundo. Ickx pilotó para 9 equipos y sus mejores resultados los obtuvo con Ferrari. Durante las temporadas 1969 y 1970, estuvo muy cerca de obtener el campeonato del mundo, pero finalmente tuvo que conformarse con ser segundo. A día de hoy, ningún otro piloto belga ha superado sus resultados.

Como podemos ver, no siempre es justo basar un análisis acerca de un piloto únicamente en sus títulos. Las circunstancias influyen y mucho, por lo que Stirling Moss y varios otros nunca pudieron alzarse con el máximo laurel del automovilismo mundial.