Características de la defensa 6 – 0 de balonmano

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 11 diciembre, 2018
Yamila Papa Pintor · 12 diciembre, 2018
Cada deporte tiene sus diferentes tácticas para defender y atacar. En gran parte, esto es lo que los vuelve tan únicos y emocionantes. Te presentamos una de las tácticas defensivas más usadas del balonmano.

Las tácticas de los deportes no solo deben ser aprendidas por los jugadores: todos podemos conocerlas y hasta analizarlas. ¡Incluso si solo miramos un partido en los Juegos Olímpicos o en un campeonato mundial! En este artículo, te contaremos sobre las principales características del sistema de defensa 6 – 0 del balonmano.

La defensa en el balonmano

Este deporte, llamado handball en inglés, es uno de los más vistosos a nivel mundial, debido a su ritmo, su adrenalina y, por supuesto, sus técnicas. El ataque y la defensa son las dos situaciones en las cuales los equipos, formados por seis jugadores de campo y un portero, deben poner en práctica lo que han trabajado durante el entrenamiento.

En el caso particular de la defensa en el balonmano, existen diferentes sistemas. Además del 6 – 0 (del que hablaremos más adelante) los equipos pueden armar sus estrategias con base en la capacidad de sus jugadores o al momento específico del partido. Por ejemplo, si están ganando, si está por terminar el juego, si pierden, etc.

Como se suele decir en este deporte, y en varios otros también, “el mejor ataque es una buena defensa”. Si el equipo se protege bien de la ofensiva del rival, puede robar el balón, contraatacar y convertir un tanto a su favor. En ese sentido, los tipos de defensa en el balonmano son:

Defensa 5-1

El jugador que queda adelantado (el 1 en la fórmula) es fundamental, ya que se mueve en todas direcciones y va variando la profundidad en el campo según actúen sus rivales.

Una vez que el balón es robado por cualquiera de sus compañeros (los otros 5), se lo pasan automáticamente al que queda libre para que contraataque, aprovechando que los contrincantes han quedado lejos de su propia portería.

El jugador adelantado, además, tiene la función de evitar que la pelota circule entre los contrarios y mantener la defensa “cerrada”.

Nikola Karabatić balonmano torneo EURO 2016 JJOO 2008 FC Barcelona

Defensa 4-2

Similar a la anterior, difiere en el hecho de que quedan dos jugadores adelantados, quienes se turnan para “molestar” al rival. Deben impedir que este penetre en el escudo formado por los cuatro compañeros más cercanos a la portería.

Lo malo de este sistema es que en el área a defender pueden quedar huecos o espacios libres por donde el rival accede sin problemas. En muchas ocasiones, una defensa 4-2 puede convertirse en 5-1 en la misma jugada.

Defensa 3-3

Se forman dos líneas defensivas de tres jugadores cada una. El objetivo es ejercer presión al equipo rival impidiendo que se acerque demasiado a la portería.

El problema reside en que, si por algún motivo se vulnera la primera defensa, la segunda puede quedar algo débil y con muchos espacios libres que permitan la penetración del balón en dirección al portero.

Defensa 3-2-1

Se trata de uno de los sistemas de defensa más complicados, ya que los jugadores forman tres líneas paralelas a la portería. Más cerca se ubican tres hombres, en el centro dos y uno queda más adelantado; se forma un triángulo imaginario.

Los equipos que eligen el sistema defensivo 3-2-1 deben estar muy bien entrenados y en buena forma física. Asimismo, han de conocer al máximo a sus compañeros y trabajar 100 % en equipo.

La defensa 6 – 0: la muralla infranqueable

Todos los sistemas defensivos tienen como misión principal no permitir que el rival convierta un tanto; en segundo lugar, se busca poder conseguir el balón para el contraataque. ¿Por qué, entonces, la defensa 6 – 0 es una de las más usadas en el balonmano?

Este esquema defensivo “cerrado” se desarrolla cuando los seis jugadores del equipo se colocan por delante de la línea de los seis metros para evitar que el equipo contrario lance el balón hacia la portería o, en caso de hacerlo, no tenga más alternativa que ejecutar el lanzamiento desde más lejos; es decir, lanzar desde la línea de los nueve metros.

Alberto Entrerríos espartano jugador balonmano España

Cómo funciona esta táctica

Por supuesto que esta defensa no es invencible, ya que siempre quedan huecos o espacios libres por donde el balón puede pasar. ¿Cómo evitarlo? Los movimientos de los jugadores defensivos son la clave.

La defensa 6 – 0 no significa seis hombres parados como estatuas o con armaduras al mejor estilo de los guardias del Palacio de Buckingham. Se pueden ir juntando o separando entre sí según cómo se muevan sus contrincantes; pueden ir más hacia el lateral derecho, más al centro, más a la esquina izquierda.

En estos casos, los jugadores se colocan en una sola línea y se van moviendo en bloques o paredes. El objetivo al defender de esta manera es que no haya zonas liberadas que vulneren la portería propia.

Por último, es bueno saber que la defensa 6 – 0 también admite otras variables y que se puede desarmar en el momento que se crea adecuado. Lo que no permite este sistema es la desconcentración: un movimiento en falso puede traer como consecuencia un gol en contra. ¡Por eso se entrena tanto antes de la competencia!

  • Gutierrez-Davila, M., Rojas, F. J., Ortega, M., Campos, J., & Parraga, J. (2011). Anticipatory strategies of team-handball goalkeepers. Journal of Sports Sciences29(12), 1321–1328. https://doi.org/10.1080/02640414.2011.591421
  • Fruchart, E., Pâques, P., & Mullet, E. (2010). Decision-making in basketball and handball games: A developmental perspective. Revue Europeenne de Psychologie Appliquee60(1), 27–34. https://doi.org/10.1016/j.erap.2009.10.003
  • Bilge, M. (2012). Game analysis of Olympic, World and European Championships in men’s handball. Journal of Human Kinetics35(1), 109–118. https://doi.org/10.2478/v10078-012-0084-7