Nueve consejos para iniciar en el surf

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 28 febrero, 2019
Francisco María García · 28 febrero, 2019
Aunque parece sencillo practicar surf, al principio pueden darse diferentes inconvenientes que compliquen esta actividad. Lo más importante es la progresión, así como tener ciertas pautas que respetar.

Sin dudas, surfear es una actividad apasionante y divertida. Estos nueve consejos para iniciar en el surf te ayudarán a disfrutar de esta hermosa y adictiva aventura. Además, mejorarás el equilibrio, la resistencia y la coordinación.

Esta disciplina mejora la condición física y mental de quien la ejecuta. La adrenalina aumenta y también las endorfinas; se hace adictiva por lo placentero que es tomar una ola y mantenerse en pie. Para los mayores, el surf es una actividad que da sentido a la vida.

9 recomendaciones para iniciar en el surf

La primera sugerencia tiene que ver con la elección de la mejor tabla. Las más grandes facilitan la remada y la puesta en pie, y además tienen mayor flotabilidad. Con ellas, se pueden coger olas más planas con un riesgo mínimo.

Quizás inicialmente el usuario deberá cargar la tabla en la cabeza o pedir ayuda a un amigo hasta adentrarse en el mar. Cuando se logra la pericia, la tabla se lleva a un costado, como un surfista profesional.

Una buena escuela es parte de las decisiones a tomar. El aprendizaje con bases firmes permitirá conocer las nociones fundamentales y recibir los mejores consejos para iniciar en el surf.

De este modo, será más fácil aprender a cargar la tabla, ponerse de pie en ella y coger las mejores olas. Asimismo, el entrenamiento fuera del agua es recomendable para quienes se inician en este deporte.

El traje y la resistencia física

En escenarios donde la práctica del surf está reservada al otoño y al invierno, conviene tomar previsiones para enfrentar el frío. El traje de neopreno nos resguardará de las bajas temperaturas y también de posibles arañazos y golpes en zonas rocosas. Es una vestimenta muy ajustada, complicada para poner y quitar, pero muy protectora.

Por otro lado, conviene tener una buena forma física para enfrentar el reto de nadar hasta el lugar donde conseguiremos las mejores olas. Se trata de una tarea para la que conviene estar preparado. El esfuerzo de remar, flotar y luego pararse para coger una ola es intenso.

La alimentación del surfista, otro aspecto muy importante para este deporte.

Así como la paciencia es indispensable para iniciar en el surf, aprovechar las oportunidades también. La mayor parte del tiempo de un surfista se invierte en remar y flotar, a la espera de las mejores series de olas. Luego, viene la misión de tomar la ola, enfrentarla y dominarla para deslizarse sobre ella y alcanzar la meta.

Ya en el mar…

Cuando estamos en el mar, la perspectiva de la ola cambia. Ya no son las pequeñas que se ven desde la orilla; algunas son tan grandes que pueden revolcarte. Este es uno de los momentos para tomar decisiones: hundirse en ella, rodearla o simplemente dejar que te arrastre.

Algunos instructores recomiendan a los principiantes iniciar con la espuma, una vez que la fuerza de la ola ha disminuido. Es la mejor manera de practicar cómo pararse en la tabla y mantenerse en esa posición un poco más de tiempo.

Ya en la ola, es importante dominar la tabla, mantener la dirección y el equilibrio. Si no es posible controlarla, es importante avisar a las otras personas para que estén alertas y evitar accidentes.

Incidencias

Si el surfista se cae de la tabla, es importante cubrir la cabeza con los brazos para evitar golpes con la propia tabla o con el fondo. Cuando la ola arrastra la tabla, también se lleva al surfista que va conectado a ella por una amarradera en su pie.

Suele pasar que, cuando la ola la suelta, la tabla se devuelve hacia nosotros y puede golpearnos. Por este motivo y otros también ligados a la seguridad personal, es importante estar siempre atentos.

En el camino habrá revolcones, que disminuirán con el tiempo una vez que la práctica y el dominio se impongan. Lo importante es no ponerse nerviosos ni luchar contra las olas; hay que esperar a que pasen y luego intentar salir. Si hay heridas sangrantes, también debe mantenerse la calma; la ayuda llegará pronto.

Practicar surf, una disciplina que demanda de mucha práctica.

La teoría y la práctica

La teoría indica que un surfista debe acostarse boca abajo en la tabla con los brazos al pecho y la cabeza arriba. Uno de los pies debe ubicarse en el espacio donde debe quedar la rodilla y el otro entre los brazos. La idea es facilitar el salto que lo llevará a pararse en la tabla con las piernas flexionadas y el torso recto.

No obstante, en la práctica todo esto no es tan sencillo. Llegar a pararse durante varios segundos en la tabla es un verdadero triunfo para los principiantes. Lo importante es ir poco a poco.

Estos consejos para iniciar en el surf se resumen en tres aspectos básicos: constancia, disciplina y trabajo decidido. Los surfistas lo saben e insisten en lograr el máximo placer de deslizarse sobre la ola, una experiencia indescriptible.

  • Namarea. SURF Y BODYBOARD: TUS PRIMEROS PASOS. Recuperado de: http://namarea.com/surfsteps.pdf